Los jóvenes no saben buscar en Internet

Consejos para orientar la exploración de contenidos con fines
pedagógicos.

Solo
uno de cada mil estudiantes colombianos es capaz de localizar información
relevante en Internet y evaluar su utilidad en contextos no familiares, afirma
el Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa).

Estos
resultados, que se conocieron semanas atrás, preocupan a los expertos, pues la
habilidad para leer contenidos digitales es una competencia que toda persona
requiere en su desempeño social. Y eso requiere algo más que navegar y hacer
clic.

Los
jóvenes deben acceder a sitios confiables, comprender sus contenidos, evaluar
su pertinencia e integrarlos conceptualmente en un texto. En eso consistió la
prueba presentada por 1.500 estudiantes colombianos en el 2009 y en la cual
salieron ‘rajados’.

Queda
claro que no basta tener un computador en el colegio o en la casa, pues su
presencia no asegura el éxito en la comprensión de textos digitales. Hay que
enseñarles a los adolescentes a sacarle provecho cuando hacen tareas, lo que
implica usarlo en forma moderada y evaluar con ojo crítico la utilidad y
credibilidad de los contenidos. No puede perderse de vista que los mejores
lectores digitales son aquellos que se enfocan en las páginas útiles y
necesarias para su propósito.

Búsqueda
guiada

«Muchos
jóvenes no saben buscar contenidos en la web porque no les han explicado cómo
navegar y por dónde», afirma Santiago Amador, director de apropiación del
Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

Por
eso, dice, hay que indicarles las fuentes disponibles y cuáles son más útiles
en cada área. Los portales educativos e institucionales, por ejemplo, son
sitios confiables.

Los
profesores deben hacer este ejercicio previamente para saber qué arroja la
búsqueda de un trabajo que les piden a sus estudiantes.

Los
motores de búsqueda son una ayuda útil, pero no son una ‘varita mágica’, y la
primera página que aparece no siempre es la mejor, afirma Leonardo Prieto,
director del pregrado en Administración de Sistemas de Información de la
Universidad Externado de Colombia.

Y
aunque los jóvenes son muy hábiles en el manejo de las redes sociales -opina
Gerardo Tibaná, director de gestión de TIC de la Universidad del Rosario-, la
mayoría no aplica este dominio al ámbito académico. Por eso insiste en la
necesidad de animar a los adolescentes a usar las redes para compartir y opinar
sobre contenidos de actualidad que le aporten a su formación.

Un
docente, agrega, debe elaborar propuestas educativas que lleven a los alumnos a
buscar, seleccionar, analizar y organizar los contenidos de la web para
producir nuevo conocimiento.

Este
proceso se puede apoyar en casa ayudándolos a resaltar las cosas importantes
que encuentran en cada documento y a reflexionar sobre ellas. Así se reduce el
riesgo de que cometan plagio.

En
el documento ‘Uso educativo de Internet: una aproximación pedagógica’, que
aparece en el portal Colombia Aprende, los autores plantean la necesidad de que
el maestro motive a los jóvenes a comparar, clasificar, deducir y analizar diferentes
perspectivas a partir de las búsquedas hechas en Internet. Siga este mismo
consejo.

Consejos
Navegar con criterio

Delimitar la
búsqueda.

Elaborar un
listado de portales recomendados: institucionales, con la extensión .edu,
‘Google Scholar’ y bibliotecas. También los repositorios (que recogen
investigaciones y documentos científicos y académicos), como www.oclc.org
o http://bit.ly/pgmb5U.

Mirar los
comentarios que hay sobre esa publicación y su índice de consulta (número de
veces que ha sido leída y descargada).

Utilizar conectores
(y, +, o, -) o la palabra entre comillas para filtrar la búsqueda.

Usar metabuscadores,
pues traen las mejores páginas, como Biwe y Dogpile.

Motivar la
creación de blogs para que los estudiantes produzcan contenidos y los
compartan.

María
Consuelo Moncada, directora de la biblioteca de la Universidad Jorge Tadeo
Lozano, y Gerardo Tibaná, director de gestión de TIC para la academia de la U.
del Rosario.

Bases
de datos y cursos virtuales

Es
necesario que los jóvenes aprendan a compartir documentos, tengan la
posibilidad de acceder a bases de datos especializadas, a enciclopedias
virtuales y a cursos virtuales de libre acceso para que se familiaricen con la
búsqueda, dice Leonardo Prieto, director del programa de pregrado en
Administración de Sistemas de Información del Externado.

Deja una respuesta