Proteja sus equipos como tabletas y portátiles cuando viaje

Las redes Wi-Fi gratuitas a las que se conecta son un potencial peligro para su información.
Equipos como teléfonos inteligentes, tabletas y computadores portátiles corren muchos riesgos cuando salen de casa, debido a que constantemente se conectan a redes inalámbricas públicas o incluso privadas, donde puede haber delincuentes listos a ‘jackear’ las claves de correos electrónicos, redes sociales y hasta cuentas bancarias, si están guardadas en un archivo que no está protegido.
Aunque nunca le haya pasado una incómoda situación como esta, siempre hay una primera vez. Quienes viajan con frecuencia al extranjero suelen conectarse a la primera red libre que encuentran, bien sea en un restaurante, aeropuerto u hotel. Pues sepan que esos son los sitios más peligrosos, y aunque paguen una tarifa, su información está en constante riesgo, especialmente ahora que cualquier dispositivo tiene la posibilidad de almacenar enormes cantidades de información personal y laboral.
Pero hay buenas noticias, una situación como esta se puede evitar, así que lo primero que deben hacer es utilizar el sentido común y después, tener en cuenta las siguientes recomendaciones.
Evite conexiones a Internet que no piden contraseña. Hay ocasiones en las que los malos instalan una red para hacer caer a sus víctimas. En cuanto a conexiones de hoteles o restaurantes que exigen clave, hay dos tipos de seguridad: WEP (en inglés Wired Equivalent Privacy) y WPA (en inglés Wi-Fi Protected); la segunda es más eficiente. Sin embargo, el pago no garantiza la seguridad absoluta,ya que quienes están detrás de su información y claves son muy hábiles, así que sea cauteloso respecto a las páginas que visita, recuerde que no está en la seguridad de su casa.
Utilice claves complicadas, que tengan más de siete caracteres y que estos tengan símbolos, números y letras. Olvídese de utilizar su fecha de cumpleaños.

Apague la conexión a Internet cuando no la utilice, así el equipo no se enganchará a ninguna red y tampoco gastará tanta batería, lo que es un problema, pues no es fácil encontrar fuentes de energía cuando se viaja.

Borre o deshabilite las ‘cookies’, que sirven para llenar los espacios de las claves; claro, antes memorícelas o guárdelas en un lugar seguro.

Si va a compartir información bancaria, asegúrese de que la URL es segura.Esto se puede reconocer al principio de la barra de direcciones con las siglas ‘https’. Cuando las páginas pertenecen a este protocolo de seguridad, por lo general la barra de direcciones se torna de color verde.

Tenga mucho cuidado con las aplicaciones que descarga, siempre asegúrese de que provengan de un sitio fiable y que su desarrollador sea conocido. Para saber esa información, lea lo que han opinado las personas que ya las han descargado. Las tiendas virtuales ofrecen este tipo de comentarios a sus clientes.

Asegúrese de que el software está actualizado. Cuando el equipo le avisa que hay lista una nueva versión de algún programa o del sistema operativo, descárguela, no lo deje para después. Estas actualizaciones traen parches de seguridad que protegen al equipo de los más recientes riegos que circulan por la red. Claro, no utilice software pirata, pues es una invitación para que entren los intrusos.

Deja una respuesta