Xerox se va de Colombia pero deja grata ‘impresión’

 La multinacional es otra de las
firmas que cambia en medio de la revolución tecnológica e Internet.

Xerox Corporation anunció este
jueves un acuerdo para vender su operación en Colombia al venezolano Delcop
Group, que también ofrece servicios de gestión de documentos y tiene como
clientes a unas 300 empresas en su país, Brasil, Perú, Ecuador, Nicaragua,
Argentina, Panamá y Uruguay.
Los detalles financieros del
acuerdo de Xerox con Delcop Group no fueron dados a conocer, pero trascendió
que éste asumirá las operaciones como distribuidor exclusivo de los productos y
servicios de las marcas de
Xerox. Sin embargo, el trato no incluyó la central de llamadas operada en
Bogotá por ACS, una filial suya.
“Xerox regularmente evalúa las condiciones de los mercados y realiza ajustes a
sus modelos de negocio según sea apropiado”, dijo Yehia Maaty, director general
de Xerox Latin America al referirse a la operación.
Por su parte, Ernesto de Luca,
director general de Delcop Group, dijo que la adquisición de los activos en
Colombia es un paso natural para la compañía que tiene como foco a América
Latina.
En el 2010, los ingresos
operacionales de Xerox de Colombia tuvieron una caída de 19,9 por ciento, a 59.856
millones de pesos, y pasó de una utilidad neta de 419 millones de pesos a una
pérdida de 8.103 millones de pesos.
Como parte de la relocalización
de su negocio mundial, Xerox Corporation también compró hace unos dos años a la
empresa de software ACS (Affiliated Computer Services), y se convirtió en la
primera compañía de soluciones para la gestión de documentos a nivel mundial.
Xerox ingresó de manera directa a
Colombia hace unos 50 años y por varios ejercicios llegó a derivar casi el
ciento por ciento de sus ingresos de la venta de fotocopiadoras, el servicio
técnico y los insumos para estos equipos, donde llegó a destacarse por su
‘plus’ (alto valor en equipos e insumos y servicio técnico, pero asimismo alta
calidad en servicio).
Sin embargo, en los últimos años,
como parte de los cambios tecnológicos, a los que su casa matriz respondió
rápidamente, esas líneas de negocios pasaron a representar solo alrededor del
10 por ciento de las ventas e inclusive se centró en la venta de repuestos y
mano de obra de algunos modelos de fotocopiadoras que tenía en el mercado.
CAMBIOS ESTRATÉGICOS
Cabe recordar también que en el
2003, como parte de un giro estratégico a nivel mundial, Xerox se enfocó en
soluciones de manejo de documentos.
A tal punto fue la transformación
en nuestro país que hasta la forma de vender a los clientes se archivó y se
optó por llegarles a través de distribución única (solo comercializan productos
Xerox) y multimarcas.
También llevó a que Xerox de
Colombia se convirtiera en la única compañía presente en toda la cadena de
procesamiento de documentos, con software, equipos para impresión, copiadoras,
fax y archivo, época en la cual se hacían llamar ‘The Document Company’.
La empresa quedó entonces con
cuatro líneas de negocios: equipos de oficina, equipos de producción, servicios
profesionales (manejo para empresas en distribución de documentos) y suministro
de insumos (papeles).
Paralelo a sus cambios, cerca de
un tercio de sus ingresos en Colombia se empezaron a originar en la venta de
equipos como impresoras, especialmente a color.
La meta de crecimiento estimada
para el 2008 en las ventas de Xerox de Colombia era mínimo de 10 por ciento,
pero subieron tan solo 2 por ciento, a 68.744 millones de pesos, comparadas
contra 2007.
Solo pudo recuperarlas en el
2009, cuando aumentaron 24,8 por ciento, a 74.732 millones de pesos. “Crecer
mínimo dos dígitos siempre está en nuestras cabezas”, afirmaba en 2007 el
entonces gerente general de la empresa, Francisco Rincón.
ÉPOCA DORADA
La gran historia de Xerox
Corporation comenzó en 1959, cuando bajo la razón social Haloid lanzó la
primera fotocopiadora que usaba métodos de serigrafía, pues el copiado húmedo
era entonces el más usado.
Se expandió sustancialmente en
los 60 y los socios que le apostaron a su fase de investigación y desarrollo de
las máquinas se convirtieron rápidamente en millonarios. Algunos analistas la
llaman hoy la Microsoft de la época, por su rápido crecimiento e innovación.
Incluso, al laboratorio de Xerox
en Palo Alto, California (EE. UU.) se le atribuye la creación de la interfaz
basada en ventanas (Windows) y el ratón de computador, inventos de los cuales
Xerox nunca obtuvo beneficios importantes.

Deja una respuesta