Microsoft acusa a Google de violar privacidad a usuarios en Explorer

La compañía también habló de la polémica con el buscador, que la
acusó de «competir con trampas».

La
pelea y el cruce de acusaciones entre Microsoft y Google parece no amainar. La
semana pasada, por un error reconocido y corregido, el antivirus Security
Essentials y Forefront de Microsoft determinó como un sitio no seguro a
Google.com, lo que terminó por bloquearle el acceso a miles de usuarios de
ambos productos al popular buscador.

Para Google esto no fue un error sino parte de una campaña sucia, en palabras
de Alberto Arébalos, director de comunicaciones de Google Latinoamérica.

Ante esto, Microsoft, a través de Víctor Aimi, director de comunicaciones de
Microsoft Latinoamérica, señaló que «Microsoft es una compañía cuya
principal estrategia de competencia es la innovación para garantizar la
seguridad y privacidad de nuestros clientes. Nuestra compañía no incurre en
prácticas desleales como estrategia de negocio. Nunca bloqueamos el acceso del
usuario a Google.com como se afirmó. Por el contrario, fuimos supremamente
diligentes en la solución del incidente y públicamente pedimos disculpas a
todos los involucrados por la confusión que se presentó».

En el mismo comunicado, Microsoft informó que «nuestro compromiso con la
seguridad es permanente. Google, por su parte, parece más preocupado por
supuestos ataques contra ellos que por lo que pueda afectar a sus clientes y ha
reaccionado agresivamente sobre procedimientos y prácticas comunes en la
industria antimalware, la cual constituye una piedra angular de la defensa
contra los delincuentes que acechan en la web».

Microsoft
y Apple contraatacan


A las pocas horas del caso del antivirus de Microsoft contra Google, el
buscador pasó de víctima a victimario, tras un estudio hecho en la
Universidad de Stanford que demostró que había creado un código para burlar la
privacidad de los usuarios
del navegador Safari, presente
en equipos de Apple como iMac, iPad, iPhone, entre otros, con la intención de
capturar el comportamiento de navegación de dichas personas en el marco de su
negocio de publicidad en línea.

Incluso, el mismo Congreso de los Estados Unidos invocó
una investigación a la Comisión Federal de Comercio
(FTC,
por sus siglas en inglés) sobre este caso, para entender los alcances de la
maniobra de Google en contra de los usuarios de Safari.

El último capítulo de esta novela va en una acusación en el mismo sentido, pero
ahora de Microsoft, que asegura que los usuarios de su navegador Internet
Explorer también fueron vulnerados en un sentido similar, a través de un
«código que engaña» a un sistema de protección del navegador para
aceder al perfil de uso de las personas, según se anota en un blog de la
compañía.

Microsoft
debe competir con mejores productos, no con trampas: Google

El antivirus de Microsoft detectó una amenaza y bloqueó el
buscador de Google.
Millones
de usuarios de Google, que trabajan en computadores con sistema operativo
Windows, vieron con sorpresa el pasado martes, como el buscador dejó de
funcionar. Al ingresar a esta herramienta, aparecía un aviso generado por el
antivirus Microsoft Security Essentials o por el de protección de identidad
Forefront, que alertaba que
www.google.com era una
dirección web que contenía malware -programa que tiene como objetivo
infiltrarse y dañar los computadores-.

Alberto Arébalos, Director de Comunicaciones y Asuntos Públicos para Google
América Latina, cuestionó duramente lo sucedido: «Nos encantaría que
Microsoft se decidiera a competir con nosotros con mejores productos, no con
trampa. A la gente hay que ofrecerle calidad, mayor oferta y ellos libremente
deben elegir que quieren usar. La pelea no se debe dar con demandas, intrigas o
financiando a grupos supuestamente independientes para atacar».

La explicación de Microsoft, empresa que el segundo martes de cada mes lanza
actualizaciones de seguridad, fue que se incluyó accidentalmente a Google como
fuente de código malicioso.

«Una de las aplicaciones de Google reportó un falso positivo. Esto sucede
porque una de ellas puede tener el mismo patrón o código binario que un virus
que se ha identificado en la base de datos. Eso fue lo que sucedió con el
buscador de Google, es algo que pasa con todos los fabricantes de antivirus y
en lo que se trabaja para tener menor margen de error», afirmó Roberto
Arbeláez, especialista en seguridad de Microsoft.

Así, cada vez que los usuarios intentaban ingresar al motor de búsquedas se
identificaba una amenaza asociada a Blackhole Exploit Kit, un programa
malicioso que es utilizado para crear botones, redes de robots informáticos que
disparan miles de solicitudes de ingreso a una página, saturarla e impedir el
acceso a esta -denegación de servicio-.

Microsoft, al recibir varias quejas de sus usuarios, a través de las líneas de
soporte y atención al cliente, se percató del error y realizó una actualización
para terminar con el incidente.

Además, en un comunicado enviado a Security News Daily, página web
especializada en seguridad informática, indicó que, «nos disculpamos por
la confusión que hayamos podido causar a nuestros clientes».

No es la primera que el antivirus de Microsoft bloquea o elimina un servicio de
Google. En septiembre del año pasado el navegador Chrome fue identificado como
un programa malicioso, siendo bloqueado en un número indeterminado de máquinas
y eliminado automáticamente en 3.000 equipos que trabajaban con el sistema
operativo Windows.

Las grandes empresas de tecnología libran una lucha legal, entre demanda por
violación de patentes y acusaciones de ataques. Además, la posición monopólica
de algunas empresas es custionada por expertos y usuarios de tecnología.

Windows con el 53 por ciento de cuota del mercado es el sistema operativo más
utilizado en el mundo. El buscador de Google es usado por el 83 por ciento de
los internautas, según datos de NetMarketShare, sitio especializado en
estadísticas del sector.

Deja una respuesta