EE. UU. ordenó a Google entregar información de seguidor de WikiLeaks

El Gobierno obtuvo órdenes militares secretas, según informó
este lunes el ‘Wall Street Journal’.
Estas
órdenes obligaban a Google
y a un pequeño proveedor de Internet a entregar
información de cuentas de correo electrónico de Jacob Appelbaum, un voluntario
de la web de filtraciones.
La
petición estadounidense incluía direcciones de correo electrónico de personas
con las que Appelbaum se había contactado en los últimos dos años, pero no los
mensajes completos, según el diario, que citó documentos que había examinado.
El proveedor de
Internet Sonic dijo que luchó legalmente contra la orden del gobierno y perdió,
por lo que se vio obligado a entregar información,

dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Dane Jasper.
Appelbaum,
de 28 años, no ha sido acusado de ningún delito, según el diario. Por su parte Google, el principal buscador del
mundo, no quiso realizar comentarios al respecto
, dijo el ‘Wall
Street Journal’.
WikiLeaks enfureció al
Gobierno estadounidense el año pasado al hacer públicos decenas de miles de
archivos secretos y despachos diplomáticos de Estados Unidos que avergonzaron a
Washington, así como un vídeo clasificado de una polémica operación militar
estadounidense en Irak.
La
petición a Google, con fecha del 4 de enero del 2012, mandaba al gigante de las
búsquedas entregar las direcciones IP desde la cuales Appelbaum se registraba
en su cuenta de Gmail.com y el email y las direcciones IP de los usuarios con
quienes se había comunicado desde el primero de noviembre del 2009.

Aún no está claro si Google luchó contra la orden o entregó los documentos,
dijo el Journal.

Se
espera que la polémica orden judicial agregue combustible a un creciente debate
sobre una controvertida norma -la Ley de Privacidad en las Comunicaciones
Electrónicas-, que permite que el Gobierno estadounidense obtenga en secreto
información de correos electrónicos y teléfonos móviles sin una orden de
registro.
Este
año, la web de microblogs Twitter luchó contra una orden judicial similar para
que entregara detalles de las cuentas de varios seguidores de WikiLeaks, entre
ellos Appelbaum, como parte de una investigación penal iniciada por el
Departamento de Justicia sobre la gran filtración de documentos confidenciales
estadounidenses.
Appelbaum
es un desarrollador del Proyecto Tor, una organización sin fines de lucro que
proporciona herramientas gratuitas que ayudan a la gente a mantener su
anonimato online, dijo el ‘Wall Street Journal’.
Twitter no ha
entregado información de las cuentas de los seguidores de Wikileaks, dijo el
periódico, citando a personas familiarizadas con la investigación.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Si te gustan nuestras publicaciones regalanos un…

Deja una respuesta