Tim Cook imprime su propio sello en Apple

Cuando asumió el mando
de Steve Jobs en agosto, Tim Cook prometió que Apple Inc. no cambiaría. Pero
pese a su bajo perfil, Cook ya ha imprimido su marca operacional en Apple en
maneras que sugieren que la compañía no será totalmente la misma que era cuando
la dirigía su intenso y tempestuoso cofundador.
En las últimas semanas,
Cook ha atendido asuntos administrativos que nunca le interesaron a Jobs, como
promociones y estructuras jerárquicas corporativas, según personas
familiarizadas con el asunto. El nuevo presidente ejecutivo, de 50 años,
también ha sido más comunicativo con los empleados que su predecesor, incluso
enviando correos electrónicos a toda la compañía y dirigiéndose a ellos como
«equipo», dijeron personas cercanas a la compañía.
Cook también ha mostrado
diferir en algunas cuestiones de filosofía corporativa. El nuevo presidente
ejecutivo recientemente anunció un programa benéfico que promete que Apple
corresponderá las donaciones de sus empleados a grupos sin fines de lucro por
hasta US$10.000 al año, comenzando en Estados Unidos. En contraste, Jobs dijo
en una ocasión el año pasado que él se oponía a la donación de dinero, según un
presente.
Tim
Cook, presidente ejecutivo de Apple.
Gran parte del gigante
tecnológico no ha cambiado y no se espera que lo haga. Cook, veterano de Apple
que asumió como director de operaciones en 2005 y dirigió la compañía durante
las múltiples licencias médicas de Jobs, no es un entusiasta de las
reorganizaciones, dijo una persona familiarizada con el asunto. También cree
firmemente en la cultura de Apple, que idolatra el desarrollo y diseño de
productos y predica un intenso secretismo.
Pero las medidas que
Cook ha tomado desde que asumió oficialmente como presidente ejecutivo dan
indicios de cómo pretende dirigir Apple en los años venideros, imponiendo más
disciplina en un lugar que durante años fue guiado por el instinto de Jobs.
Un portavoz de Apple no
quiso hacer comentarios y dijo que Cook no estaba disponible para una
entrevista.
Un as en materia de
cadena de suministros, versado en gráficos y pronósticos de ventas, Cook es un
gerente metódico, en contraste con Jobs, quien tenía poca paciencia para
asuntos administrativos, según amigos y colegas de ambos. Cook es accesible y
en el curso de los años ha sido asesor de ejecutivos que querían acercarse a
Jobs, dicen ex empleados de Apple.
Tras asumir las riendas
en agosto, Cook ha reestructurado la gran división de educación de Apple, que
se desviaba de la estructura organizacional general de la compañía, según una
persona cercana. Durante años, ese negocio había operado de manera cuasi
independiente. Cook dividió el negocio en una rama de ventas y otra de
marketing, e incorporó los grupos en sus respectivas divisiones de la compañía
general, explicó esta persona.
El cambio aumentó la
eficiencia de la estructura de Apple y aumentó las responsabilidades del
vicepresidente de marketing mundial de productos, Phil Schiller, y de John
Brandon, vicepresidente a cargo de canales de venta de Apple, quien durante
años ha trabajado codo a codo con Cook, aseguró esta persona. El director de
educación de Apple, John Couch, quien antes respondía a Cook, ahora lo hace a
Schiller.
A los pocos días de
asumir el mando, Cook también ascendió al vicepresidente Eddy Cue a jefe de
software y servicios de Internet de Apple, impulsando a uno de los ejecutivos
más notables de la compañía.
Ex ejecutivos y personas
allegadas a Apple dicen que también esperan que Cook sea más franco que Jobs
con los accionistas y clientes, tras mencionar la predisposición de Cook a lo
largo de los años de reunirse regularmente con inversionistas.
«Steve creía que
tenía todas las respuestas», dijo Toni Sacconaghi, analista de investigación
que cubre Apple para Sanford Bernstein & Co. «No estoy seguro de que
Tim crea que tiene las tiene todas».
Una de las áreas en las
que la gente espera que Cook se concentre es en decidir qué hacer con los
US$81.600 millones en efectivo y equivalentes a efectivo que acumula Apple.
Jobs se oponía a las recompras de acciones, según ex ejecutivos de Apple. En la
conferencia telefónica de ganancias del cuarto trimestre fiscal, Cook dijo que
no es «dogmático en materia de conservar efectivo o no».
Otra diferencia con
Jobs: Cook no es «un tipo de productos», dicen con frecuencia sus
colegas y amigos. Es un sentimiento del que el propio Jobs se hizo eco en una
biografía escrita por Walter Isaacson que salió publicada recientemente.
Personas cercanas a la
compañía cuestionan si Cook podrá prolongar la racha de éxitos de ventas que
han convertido a Apple en la mayor compañía tecnológica del mundo.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «//connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Si te gusta nuestra publicacion regalanos un…

Deja una respuesta