Manteniendo el espíritu de su empresa

Independientemente de lo grande
que usted sea, es importante estar al frente del negocio.

Nuestro humor y tono también
ayudaron a atraer y conservar clientes. Trato de mantener la burocracia al
mínimo y recuerdo a mis equipos que los negocios, al igual que la vida, deben
ser divertidos.

A lo largo de los años hemos
puesto en marcha muchas compañías Virgin, impulsados por la frustración ante la
forma que se hacían las cosas en los sectores establecidos.

Sea en las aerolíneas, en los
teléfonos móviles o en los servicios financieros, nos hemos distinguido por
enfocarnos en las formas de mejorar la vida de las personas mediante un
servicio mejor, innovación y valor.

En ocasiones, un detalle pequeño,
como un sistema más transparente de precios o un personal más amigable, nos han
dado una ventaja.

Nuestro humor y tono también han
ayudado a atraer y conservar clientes. Trato de mantener la burocracia al
mínimo y recuerdo a mis equipos que los negocios, al igual que la vida, deben
ser divertidos.

Cuando se está empezando un
negocio pequeño y con un equipo entusiasta, es relativamente fácil mantener el
enfoque en los detalles y el servicio de alta calidad, con un toque ligero.

Pero, ¿cómo puede usted conservar
la pasión y la atención a los detalles después de que su empresa ya se ha
establecido, es exitosa y de mayor tamaño?

En columnas pasadas he mencionado
cómo hicimos crecer el negocio de música al dividirlo y crear unidades más
pequeñas para así mantener la vibra y el hambre.

Para cuando vendimos EMI, Virgin
Records estaba integrado por varias pequeñas marcas independientes, lo cual
alentaba una competición sana entre ellas para contratar a bandas nuevas.

Este enfoque no funcionaría con
algunas de nuestras otras compañías que requieren escala y tamaño para competir
contra rivales mucho más grandes.

Así que hemos tenido que adaptar
nuestros negocios para mantener el espíritu innovador de Virgin,
particularmente cuando hemos crecido a través de adquisiciones o expansión
internacional.

Virgin America es buen caso.

Esta nueva aerolínea en Estados
Unidos es famosa por sus aviones de alta tecnología, mercadotecnia fuera de lo
común y fabulosas tripulaciones.

Este verano celebrará su quinto
aniversario. Tenemos ya más de 2.500 miembros en nuestro personal y no hay
señales de que su crecimiento vaya a perder velocidad.

Debemos trabajar duro para
mantener el entusiasmo que caracterizó el desarrollo inicial. Para lograrlo,
David Cush, el CEO, se embarca en programas anuales de adiestramiento conocidos
como “Refresh”. El objetivo es mantener a nuestros equipos actualizados y
conectados, lo que impide que se tornen más complacientes con su éxito o se
conformen con el statu quo.

Recientemente, fui anfitrión de
una conferencia que incluyó a varias compañías del Reino Unido que tienen un
crecimiento rápido. Uno de los oradores fue Richard Reed, fundador de Innocent,

la elaboradora británica de refrescos embotellados y helados.

Richard fundó el negocio con dos
amigos, Adam Balon y Jon Wright, en 1998.

Desde entonces la empresa ha
crecido hasta alcanzar unos 200 millones de libras (aproximadamente 315
millones de dólares) anuales en ventas, y Coca-Cola ha entrado como un
accionista mayoritario. Aun así, los fundadores han logrado mantener ese
espíritu de innovación y diversión que caracterizó su inicio.

Es fascinante cómo se las
ingeniaron para mantener su fórmula mágica después de la gran inversión.

Trataré de resumir lo que
hicieron porque creo que hay muchas lecciones en su experiencia para los
emprendedores de todo el mundo.

En primer lugar, conozca su
misión. En Virgin esto consistía en sacudir los mercados establecidos y proveer
algo de gran valor y servicio. En el caso de Innocent era acerca de crear
excelentes jugos para ayudar a la gente a tener vidas más sanas y hacer esto de
una forma divertida.

En segundo lugar, asegurarse de
tener bien la estructura básica. Saber lo que se va a hacer. Muchas veces los
socios pueden proveer la oficina, la infraestructura o la materia prima. Al
crear relaciones robustas con tales abastecedores, estará libre para aumentar
sus operaciones sin tener que recurrir mucho a su capital.

En tercer lugar, ponga el equipo
correcto en la cima.

Es difícil hacer esto bien la
primera vez. Muchas empresas pequeñas no logran crecer porque no identifican a
los miembros del equipo que ya no pueden mantener el paso.

A veces es necesario separarse de
gerentes sénior que no pueden desarrollar el negocio, por doloroso que esto
pueda ser.

Finalmente, escuche a sus
clientes y actúe de acuerdo con ello. Yo siempre he preguntado a nuestro
personal cuáles son sus opiniones, y ahora reviso los canales de nuestras redes
sociales para saber cómo les va a nuestras empresas y marcas.

Deja una respuesta