ABC ANTE RIESGO VOLCÀNICO

ABC ANTE RIESGO VOLCÀNICO

De Gobernación de Caldas,
el Martes, 29 de mayo de 2012 a la(s) 7:53 ·

ABC
ANTE RIESGO VOLCÀNICO

Qué
hacer antes, durante y después en los escenarios posibles de riesgo
relacionados con un evento del Volcán Nevado del Ruiz.

“Los
Organismos de Socorro y las Instituciones Técnicas del Sistema Nacional para la
Prevención y Atención de Desastres –SNPAD- están en alistamiento permanente
desde el momento en el que el Servicio Geológico determinó el cambio de
actividad a Naranja del Volcán Nevado del Ruiz, y este alistamiento continúa”,
precisó el director Nacional para la Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez.
Precisó el Funcionario que en el último boletín del Observatorio Vulcanológico
y Sismológico de Manizales se relacionó una señal sísmica, probablemente
asociada a emisión de ceniza, la cual no se ha comprobado. Ante esta nueva
situación el alistamiento se refuerza y se disponen las estrategias del Plan de
Contingencia ante un evento volcánico. Así mismo, el Director Nacional para la
Gestión del Riesgo reiteró que la comunidad tiene un papel fundamental ante
cualquiera de los escenarios posibles del riesgo volcánico, y que se resume en
tres sencillos pasos:

A.
PREPARARSE Tener definido un sitio seguro para evacuar, lejos de los cauces de
los ríos Definir las rutas de evacuación hacia los sitios seguros. Tener listo
un kit de emergencia con tapabocas, muda de ropa, agua, radio de pilas,
documentos de identificación, medicamentos usuales y alimentos enlatados. Estar
atentos a ruidos inusuales y al cambio del nivel de los ríos. Estar atentos a
las indicaciones que imparta el Sistema Nacional para la Prevención y Atención
de Desastres –SNPAD-. No ocupe las líneas telefónicas con llamadas que no sean
urgentes. Cubrir los almacenamientos de agua para evitar que sean contaminadas
por la emisión de cenizas. Tenga listos: tapa bocas anti polvos, agua para
mínimo 72 horas, plástico para cubrir electrodomésticos. Tenga provisiones de
alimento y agua limpia para su ganado. Asegúrese de conocer el Plan Local de
Emergencia.

B.
ACTUAR (Durante la emergencia) Ante flujo de lodos evacúe hacia un sitio seguro
lejos de los cauces de los ríos. Asegúrese de llevar con usted el kit de
emergencia. Ante emisión de cenizas cúbrase con un tapabocas humedecido con
agua o vinagre. Ante emisión de cenizas cierre ventanas y puertas y cubra la
parte inferior de las puertas que dan al exterior con toallas humedecidas en
agua. Ante emisión de cenizas refúgiese en un lugar cerrado mientras pasa el
evento. Ante emisión de cenizas proteja sus ojos con gafas protectoras y no use
lentes de contacto. Ante la emisión de cenizas, en lo posible, cubra su cabeza
y utilice ropa de manga larga y gruesa. No utilice cilindros de gas ni
vehículos. Ante la emisión de cenizas, cubra con un plástico electrodomésticos.
Ante flujo de lodos, tenga presente que estos pueden correr a lo largo de las
cuencas, destruir infraestructura y bloquear carreteras. No transite por las
vías mientras persista la alerta por las autoridades. Si escucha la activación
de los sistemas de alarma, evacúe en forma tranquila y siguiendo las rutas de
evacuación hacia los puntos de encuentro. Detenga el flujo del agua mientras
caen cenizas. Manténgase informado sobre el avance del evento.

C.
RECUPERARSE (Después de la Emergencia) Regrese a su vivienda cuando lo indiquen
las autoridades. Revise conexiones eléctricas, de gas y agua. Recupere la
normalidad y cotidianidad de su vida lo más pronto posible. Verifique el estado
de su vivienda. En caso de destrucción de su vivienda, diríjase a las
autoridades para ser ubicado en alojamientos temporales. Utilice una máscara
para realizar la limpieza de su casa. Inicie la limpieza del interior de su
vivienda cuando los equipos de trabajo público limpien los alrededores de su
casa. Asegure una buena ventilación antes de iniciar la limpieza. Remueva
cuidadosamente la ceniza del techo y canales de aguas barriéndolas y sin utilizar
agua. No consuma agua contaminada. Si es posible, fíltrela y desinféctela.
Permanezca atento a las instrucciones de las autoridades.

Elementos esenciales a poner a mano
antes de una lluvia de cenizas

Elementos
esenciales a poner a mano antes de una lluvia de cenizas

Una
caída de cenizas sustancial puede mantener enclaustradas a las personas por
horas y aún por días. Mantenga estos elementos en su casa, por si se produce una
lluvia de cenizas

·
Mascarillas contra polvos y protección de ojos (ver documento de máscaras recomendadas
por el IVHHN en
http://www.dur.ac.uk/claire.horwell/ivhhn/guidelines/masks/span_masks.html)

·
Suficiente agua potable para por lo menos 72 horas (un galón por persona por
día)

·
Suficientes alimentos no perecederos para por lo menos 72 horas para las familias
y animales domésticos

·
Material para envolver de plástico (para proteger los aparatos electrónicos)

·
Radio operada con baterías y baterías de refacción

·
Linternas o antorchas y baterías de refacción

·
Si hace frío, madera adicional para chimeneas y cocinas

·
Si hace frío, cobijas adicionales y ropa abrigada

·
Medicinas adicionales para la familia y las mascotas

·
Caja de primeros auxilios

·
Elementos para la limpieza (escobas, aspiradora y bolsas, filtros, palas, etc.)

·
Una pequeña cantidad de dinero en efectivo (las ATM pudiesen dejar de funcionar)

·
Considere que podría estar atrapado en su vehículo, por lo tanto tenga elementos
de emergencia para su vehículo también.

Acciones a realizar para la
preparación

Acciones
a realizar para la preparación

·
Cierre puertas y ventanas

·
Coloque toallas empapadas bajo las puertas que dan al exterior y otras fuentes
de filtración de cenizas. Asegure las ventanas con cinta adhesiva apropiada

·
Proteja los aparatos electrónicos sensibles y no los destape hasta que el ambiente
esté totalmente libre de cenizas

·
Desconecte tubos de drenaje, bajantes de los canales para evitar taponamientos,
pero dejando que corran las cenizas y el agua para vaciarlas canaletas en el
suelo

·
Si tiene un sistema de recolección de agua de lluvia para su abastecimiento de
agua, desconecte el tanque antes de la lluvia de cenizas

·
Si tiene bronquitis crónica, enfisema o asma, permanezca dentro de la casa y
evite exposiciones innecesarias

·
Asegure agua y alimento limpio para su ganado

·
Si tiene niños, conozca el plan de emergencias de la escuela y tenga juegos y
actividades infantiles para interiores.

¿Qué hacer cuando caen cenizas
volcánicas?

¿Qué
hacer cuando caen cenizas volcánicas?

· No
se asuste, permanezca tranquilo

·
Permanezca adentro de un edificio

·
Si usted está al aire libre, busque cobijo (por ejemplo, en un vehículo o edificio)

·
Use una máscara, pañuelo o trapo sobre su nariz y boca

·
Si se da la alarma antes de la caída de cenizas, abandone su trabajo y vaya a
su casa

·
Si usted está en el trabajo cuando comienza a caer ceniza, permanezca bajo
techo hasta que la ceniza se haya asentado

·
No ocupe las líneas telefónicas con llamadas que no sean urgentes

·
Escuche las emisoras locales de radio acerca de la erupción y planes de limpieza

·
No use lentes de contacto ya que usándolos podría estar expuesto a una abrasión
en la córnea

·
Si encuentra cenizas en el agua, déjela reposar y luego use el agua limpia. Si
hay mucha ceniza en los depósitos de agua, no use su lavarropas o lava vajillas.
El agua contaminada con cenizas generalmente tiene sabor desagradable, más que
riesgo a producir daños a la salud

·
Usted puede comer vegetales de su huerta, previamente lavados

¿Por qué se deben limpiar las
cenizas volcánicas?

¿Por
qué se deben limpiar las cenizas volcánicas?

Las
cenizas volcánicas son perjudiciales y se introducen por todos lados en la casa
y en la oficina, incluyendo el interior de los televisores, computadoras, cámaras
y otros equipos valiosos, en los que puede ocasionar daños irreparables. La
ceniza es diferente del polvo que diariamente encontramos en la casa: su estructura
cristalina es filosa y produce raspaduras, desgastando las superficies al limpiarlas
frotando o cepillando. Cuando el clima es húmedo los depósitos de cenizas están
aplacadas y el aire puede estar limpio, pero en los climas secos la ceniza
puede ser fácilmente agitada y transportada por el aire y el tráfico. En consecuencia
los niveles de polvo en suspensión se elevan y puede llegar a niveles
potencialmente dañinos a la salud. Las lluvias y el viento eliminan las cenizas,
y el pasto y otras plantas eventualmente las revuelven con la tierra, pero cuando
la lluvia de cenizas es espesa este proceso es lento y las cenizas deben limpiarse
y quitarse de las zonas habitadas. Además, el viento puede traer cenizas a
zonas previamente limpias, de manera que pueden presentarse cenizas en el medio
ambiente durante meses o aún años posteriores a una erupción.

¿Qué precauciones se deben tomar
antes de limpiar las cenizas?

¿Qué
precauciones se deben tomar antes de limpiar las cenizas?

Los
operadores de las tareas de limpieza siempre deben usar máscaras protectoras
(vea el documento de IVVHN «Máscaras recomendadas»). En medios donde
hay cenizas finas, deben usar antiparras o lentes correctivos en vez de lentes
de contacto para protegerse de una irritación ocular. Se deben rociar con agua
los depósitos de cenizas antes de utilizar las palas para quitarlas, cuidando de
que no se humedezcan demasiado cuando cubren los techos, ya que eso aumentaría
el peso de la carga y habría peligro de que colapsen los techos. El cepillado
en seco puede producir un alto nivel de exposición y debe ser evitado. Deben
extremarse las precauciones en escaleras y techos. Las cenizas hacen el piso
muy resbaloso, y como consecuencia muchas personas mueres al caer cuando están
limpiando cenizas de los techos. Tome precaución con respecto al sobrepeso al
subirse a una superficie de por si sobrecargada por las cenizas: pise con
cuidado. Es preferible limpiar los techos antes de que se acumulen más de
algunos centímetros de cenizas. Si es posible, utilice arneses.

Limpiando: afuera

Limpiando:
afuera

En
lo posible, limpie las cenizas de edificios, maquinaria, vehículos, tuberías,
depósitos de agua y sistemas de drenaje (por ejemplo, bocas de tormenta). El
mejor modo de evitar la introducción de cenizas en la maquinaria es cerrar,
encerrar o sellar el equipo hasta que las cenizas hayan sido removidas del medio
inmediato, aunque esto pueda resultar poco práctico en algunos casos. Coordine
tareas de limpieza con sus vecinos y en amplias tareas comunitarias. Después de
una lluvia de cenizas quite las cenizas de los techos a tiempo, para evitar que
se deba repetir la operación en las calles.

Hacer
· Colóquese una máscara adecuada antes de iniciar la tarea. Si no la tiene, use
un paño mojado. Se aconseja también usar protectores para sus ojos (antiparras),
durante la limpieza en climas secos · Humedezca las cenizas con un atomizador,
antes de intentar limpiarlas. Esto evitara que el viento las levante · Use
palas para retirar volúmenes de depósitos de cenizas espesos (de más de 1 cm más
o menos), escobas rígidas servirán para retirar cantidades menores · Coloque
las cenizas en bolsas de plástico reforzado, o en camiones si hay disponibles ·
Puesto que la mayoría de los techos no soportan más de 10 cm (4pulgadas) de
cenizas mojadas, mantenga los techos libres de acumulaciones espesas · La
ceniza volcánica es resbaladiza. Sea precavido al trepar escaleras o techos ·
Los sistemas de canaletas se obstruyen con facilidad, de manera que si están
colocados bajo su techo, barra las cenizas que encuentra allí · Pode pastos y
setos solamente después de una lluvia o rociado, y embólselo podado · Busque
consejo de las autoridades con respecto a la eliminación de las cenizas
volcánicas en su comunidad. En la mayoría de los casos, las cenizas deben
separarse de la basura normal, para ser llevada a algún lugar designado. Si las
mezcla se pueden dañar los vehículos de recolección de basura y tomar espacio
de los tiraderos comunes. · Humedezca las cenizas de lotes y calles para
reducir su volatilización, pero trate de usar poco agua; no empape las cenizas.
Usar agua en demasía puede agotar los depósitos públicos de reserva de agua.
Siga las instrucciones de las autoridades con relación al uso de agua durante lastareis
de limpieza · Quítese las ropas usadas afuera, antes de introducirse a un edificio.

No
hacer · No remoje las cenizas pues se formará una masa dura, haciendo la
limpieza más difícil. En los techos el exceso de agua aumentara el riesgo de
que colapsen · No empape las cenizas de jardines o veredas · o No lave las
cenizas dentro de las canaletas, drenajes o bocas de tormenta (puede dañar los
sistemas de tratamiento de aguas y obstruir las tuberías) · o No maneje a menos
que sea absolutamente necesario, pues se revuelven las cenizas al paso de los
vehículos. Más aún, las cenizas son dañinas para los vehículos

Limpiando: adentro

Limpiando:
adentro

En
general, las superficies deben ser aspiradas para quitar la mayor cantidad de
cenizas de alfombras, muebles, equipo de oficina, artefactos y otros objetos. Se
recomiendan las aspiradoras manuales equipadas con sistemas de alta eficiencia
para filtrar partículas. La dificultad de la intrusión de cenizas depende de
los sellos de ventanas y puertas, de los detalles de ventilación, y del cuidado
puesto en el control de introducción de cenizas dentro del edificio o casa en
los zapatos o en la ropa. También se debe evitar contaminación posterior cuando
se vacía, limpia y da mantenimiento a las aspiradoras. En climas cálidos, donde
las ventanas están permanentemente abiertas, o no existen, la limpieza de las
casas debe hacerse varias veces al día. La limpieza del interior debe hacerse
una vez que se han finalizado las tareas de limpieza exterior.

Hacer
· Limpie su casa cuando los equipos de trabajos públicos estén limpiando las
áreas cercanas a su casa, para que sea un trabajo coordinado · Colóquese una
máscara antes de iniciar la limpieza. Si no la tiene, use un paño empapado ·
Asegúrese una buena ventilación abriendo todas las ventanas y puertas antes de
iniciar la limpieza · Use solo una entrada al edificio mientras limpie, para
asegurarse que los ocupantes no traen cenizas a las partes limpias · Use un
método de limpieza para reducir el polvo, tal como agua y algún detergente
efectivo. Las técnicas de trapeado o aspirado deben usarse cuando sea posible.
Después de aspirarlas, las alfombras y tapicería pueden ser limpiadas con un
jabón detergente. Evite el exceso de tallado ya que las partículas filosas de
las cenizas pueden dañar la fibra de los tejidos. · El vidrio, el esmalte de
porcelana y las superficies de acrílico pueden sufrir rayones si se las talla con
fuerza. Use un paño o una esponja remojado en detergente y golpetee la
superficie en vez de frotarla · El acabado brilloso de la madera se opacará con
las arenillas finas. Aspírelos muebles y luego entíntelos con un paño húmedo.
Un paño lustra muebles como los que usan los ebanistas puede resultar útil ·
Las telas cubiertas de cenizas deben ser enjuagadas bajo el chorro de aguay
luego lavadas cuidadosamente, o pueden ser sacudidas en el exterior del
edificio para quitarles las cenizas · La ropa manchada requerirá más
detergente. Lave pequeñas cantidades de ropa, usando bastante agua, para que
cada pieza pueda moverse libremente dentro del recipiente. Cepille o sacuda
cada prenda antes de lavarla · Humedezca los depósitos gruesos de cenizas de
los pisos y colóquela en bolsas (evite barrer las cenizas secas) · Use
trapeadores remojados o trapos empapados para limpiar los pisos · Limpie su
computadora, televisor o radio usando la aspiradora o aire comprimido (vea la
guía de USGS sobre cómo cuidar aparatos electrónicos después de una lluvia de
cenizas. Disponible enhttp://volcanoes.usgs.gov/ash/build/index.html#elec).
Desconecte el control principal de la fuente de energía de la máquina antes de
llevar a cabo esta operación (· Durante varios meses después de la lluvia de
cenizas, los filtros deben reemplazarse a menudo. Los filtros del aire
acondicionado y del calefactor de ambientes necesitan atención cuidadosa.
Limpie los ventíleles del refrigerador. Limpie cualquier superficie que pueda
arrojar aire y recircular cenizas. Las ventilas de hornos y estufas deben
limpiarse minuciosamente. · Mantenga a sus niños en la casa y no les permita
jugar en lugares polvorientos · Mantenga sus mascotas adentro. Si un animalito
sale, cepíllelo antes de permitirle entrar nuevamente.

No
hacer · No use escobas con pelos laterales para limpiar pasillos y pisos porque
las partículas de polvo se regresan al aire · No limpie soplando con aire
comprimido o barrido en seco ya que las cenizas se transportan en el aire · No
use ventiladores o secadores eléctricos de ropa que puedan levantar cenizas al
aire

Vehículos

Vehículos

·
Si fuera posible, evite conducir, ya que las cenizas son dañinas para los
vehículos, los caminos pueden estar resbaladizos y el paso de los vehículos
levanta las cenizas al aire, lo cual causa poca visibilidad y puede ser dañino
irritante para los demás · Si es imprescindible conducir, hágalo despacio,
encienda las luces de su vehículo y limpiador de parabrisas. No use los
limpiaparabrisas si hay cenizas secas sobre él, pues puede rayar el vidrio. Si la
lluvia de cenizas fue espesa, sólo debe usarse el vehículo para una emergencia.
Use agua embotellada y un trapo para limpiar los parabrisas como se requiere, esto
puede ser cada escasa decena de metros · Cambie el aceite y los filtros de
aceite (cada 50-100 millas si el polvo fue espeso, cada 500-1000 millas si fue
liviano) · No conduzca sin filtro de aire. Si no lo puede cambiar, límpielo soplándole
aire de adentro hacia fuera. No lo cambie hasta notar una fuga de polvo en el
motor, ya que un filtro sucio es más efectivo que uno limpio · Limpieza de su
auto – limpie la ceniza del interior de su motor, cajuela/maletero y
receptáculo para la rueda auxiliar, lo mismo que el área desalientos. Cepillar
las cenizas del auto puede rayarlo · Lleve a un servicio de limpieza del
sistema de frenos cada 50-100 millas para las carreteras dificultosas, y
cada200-500 millas si los depósitos de polvo son densos · Haga limpiar el
alternador con aire comprimido si hubo alta acumulación de polvo, cada 500-1000
millas, o después de una alta exposición a cenizas · Limpie su vehículo,
incluyendo el motor, radiador y otras partes esenciales diariamente, si es
necesario, usando agua para enjuagar la ceniza · Lave el compartimiento del
motor con una manguera de jardín o un limpiador de vapor. Asegúrese de sellar
las entradas de aire y los componentes eléctricos antes de limpiar.

¿Qué es la ceniza volcánica?

¿Qué
es la ceniza volcánica?

Las
cenizas volcánicas están compuestas por fragmentos finos de roca volcánica (de
menos de 2 mm de diámetro). A menudo está muy caliente en las cercanías del
volcán, pero se enfría a medida que cae a distancias más lejanas. Se forma
durante las explosiones volcánicas, por avalanchas de piedra caliente que baja por
las laderas de los volcanes, o por las salpicaduras de la lava incandescente. Las
cenizas varían en apariencia, dependiendo del tipo de volcán y la forma de
erupción. Así, puede ir de un color gris claro a negro y puede variar en
tamaño, de ser uno pequeño, hasta polvo tan fino como el talco. Las cenizas suspendidas
bloquean el sol, reduciendo la visibilidad y causando a veces oscuridad completa
en pleno día. Las erupciones también pueden generar truenos y relámpagos debido
a la fricción entre las partículas finas suspendidas que se pueden localizar
sobre el volcán o acompañando grandes fumarolas mientras se mueven en la
dirección del viento.

Grandes
depósitos se pueden incorporar al suelo ya existente y convertirse en la futura
capa de tierra de una región volcánica. La fertilidad de los suelos alrededor
de muchos volcanes se debe a viejos depósitos de cenizas. El efecto benéfico del
vulcanismo sobrepasa, con el tiempo, los peligros de erupciones infrecuentes, de
manera que las áreas con fertilidad volcánica están a menudo densamente
pobladas.

Las
cenizas recientemente caídas pueden tener películas ácidas que causarían
irritación en los pulmones y en los ojos. Esta película ácida se pierde rápidamente
con la lluvia, y esto puede contaminar las fuentes de agua locales. La ceniza ácida
también puede dañar la vegetación, produciendo pérdida de cosechas.

En
la mayoría de las erupciones, las cenizas volcánicas causan relativamente pocos
problemas de salud, pero genera mucha ansiedad. La gente puede temer más los
efectos nocivos de las cenizas volcánicas, que el riesgo de morir en un evento
de magnitud como los flujos piro clásticos. Aun así, la lluvia de cenizas puede
afectar muy amplias áreas alrededor de los volcanes y puede causar gran
alteración a la vida normal.

Los
servicios médicos pueden prever un incremento en la cantidad de personas con
síntomas respiratorios y oculares durante y después de un evento de caída de
cenizas (ver lineamientos de IVVHN de consejos a la comunidad médica).

¿Cuáles son los efectos de las
cenizas sobre la salud?

¿Cuáles
son los efectos de las cenizas sobre la salud?

Los
efectos de las cenizas sobre la salud pueden ser divididos en varias categorías:
efectos respiratorios, síntomas oculares, irritación cutánea y efectos
indirectos:

Efectos
respiratorios

En
algunas erupciones, las partículas de cenizas pueden ser tan finas que al
respirar se introducen profundamente en los pulmones. Cuando la exposición es
alta, aún los individuos sanos experimentarán malestar en el pecho con aumento
de tos e irritación. Los síntomas comunes agudos (a corto plazo) incluyen:
Irritación nasal y descarga (flujo nasal) Irritación de garganta y ardor,
algunas veces acompañado con tos seca Las personas con malestares en el pecho
pre-existentes pueden desarrollar síntomas de bronquitis severa que persevera
durante varios días después de la exposición a las cenizas (por ejemplo, tos
seca, producción de flemas, jadeos y toses

La
respiración se torna dificultosa En raras circunstancias la exposición
prolongada a cenizas volcánicas puede derivar en problemas pulmonares serios.
Para que esto ocurra, la ceniza debe ser muy fina, contener cristales de sílice
(para que ocurra silicosis) y la gente debe haber estado expuesta a cenizas en
alta concentración durante muchos años. La exposición a cristales de sílice en
ceniza volcánica es típicamente corta (días o semanas) y los estudios sugieren
que los límites recomendados de exposición (parecidos en la mayoría de los
países) puedan excederse por períodos de tiempo por la población en general.

Las
personas que sufren asma u otro problema pulmonar tal como bronquitis o
enfisema y severos problemas cardíacos, están más en riesgo.

Las
cenizas finas irritan los conductos respiratorios y provocan que éstas se
contraigan, haciendo la respiración más dificultosa en las personas que ya tienen
problemas pulmonares. El polvo fino también hace que los recubrimientos que
tienen los conductos produzcan más secreciones, lo que a su vez hace que las
personas tosan y respiren más pesadamente. Los que padecen asma, especialmente
los niños que pudieran estar muy expuestos a las cenizas cuando juegan, pueden
sufrir de accesos de tos, opresión en el pecho y jadeos. Algunas personas que
nunca habían tenido asma, pueden experimentar síntomas asmáticos después de una
lluvia de cenizas, especialmente si salen al aire libre y hacen esfuerzos.

El
desarrollo de síntomas respiratorios a partir de la inhalación de cenizas
volcánicas depende de una cantidad de factores. Estos incluyen la concentración
de partículas en el aire, la proporción de partículas finas en las cenizas, la
frecuencia y duración de la exposición, la presencia de cristales de sílice y de
gases volcánicos o aerosoles mezclados con las cenizas, y las condiciones
meteorológicas. Las condiciones previas de salud y el uso de equipo de
protección respiratoria también influirán en los síntomas que se experimenten.

Síntomas
oculares

Irritaciones
en los ojos son efectos muy comunes, ya que trozos de arenisca pueden producir
dolorosas raspaduras en el frente del ojo (abrasión de córnea) y conjuntivitis.
Las personas que usan lentes de contacto deben estar especialmente informados
de este problema y quitarse sus lentes para prevenir que se produzca abrasión
de córnea.

Los
síntomas más comunes incluyen: Se siente como si hubiese objetos extraños
dentro del ojo Los ojos empiezan a doler, picar o sangrar Hay descarga pegajosa
o lagrimeo Abrasión de córnea o raspaduras Conjuntivitis aguda o inflamación
del saco conjuntivo que rodea el globo ocular debido a la presencia de cenizas,
lo que provoca enrojecimiento, ardor de ojos y foto sensibilidad.

Irritación
cutánea

Aunque
no es común, las cenizas volcánicas pueden producir irritación en la piel algunas
personas, especialmente si las cenizas son ácidas. Los síntomas incluyen:
Irritación y enrojecimiento de la piel Infecciones secundarias si las personas
se rascan

Efectos indirectos de la lluvia de
cenizas

Efectos
indirectos de la lluvia de cenizas

Así
como los efectos a corto y mediano plazo, también deben considerarse los
impactos indirectos ocasionados sobre la salud por las lluvias de cenizas. Estos
ocurren principalmente como consecuencias secundarias de la caída de cenizas,
como por ejemplo:

Efectos
sobre las calles. La reducción de la visibilidad ocasionada solamente por las
partículas suspendidas de cenizas puede causar accidentes, aunque este peligro
se combina con la capa de cenizas caídas sobre las calles. No sólo se cubren
los señalamientos, también las capas delgadas de cenizas secas húmedas son muy
resbalosas, reduciendo la tracción. Los depósitos espesos de cenizas pueden
impedir la circulación sobre las calles, interrumpiendo la llegada de productos
básicos a las comunidades.

Efectos
sobre la energía eléctrica. La caída de cenizas puede interrumpir la
electricidad y esto puede traer implicaciones sobre la salud debido a la falta de
calefacción u otra infraestructura que dependa de la electricidad. Las cenizas
húmedas son conductoras, por lo cual es esencial que se realicen procedimientos
con estricta precaución cuando se realicen tareas de limpieza del equipo de
suministro de energía eléctrica. Efectos en el abastecimiento de agua. Puede
ocurrir contaminación de las provisiones de agua o el bloqueo del equipo de
suministro. Los depósitos de agua al aire libre en instalaciones pequeñas como
tanques de agua domésticos en los techos son especialmente vulnerables a la
caída de cenizas, y aún pequeñas cantidades de ceniza pueden causar problemas
de potabilidad. Cuando el riesgo por toxicidad es bajo, el pH puede ser
reducido o inhibirse la cloración. Efectos sanitarios (desechos de aguas
servidas, etc.). La inhabilitación temporaria de los sistemas sanitarios
municipales puede incrementar el riesgo de enfermedades en las áreas afectadas.

Riesgo
de hundimiento de techos. 1) Los techos pueden hundirse debido al peso de las
cenizas, lastimando o matando a quienes se encuentre debajo. 2) Hay peligro de
que los techos se hundan durante las tareas de limpieza de las cenizas
acumuladas sobre ellos, debido a la suma del peso de la persona que realiza esa
tarea. 3) En algunas erupciones ha habido personas que caen de los techos
durante la limpieza de la acumulación de cenizas sobre ellos.

Otros
riesgos serios para la vida durante erupciones grandes incluyen inundaciones
(debido a lluvias fuertes ocasionadas por la acumulación de grandes nubes de
cenizas), y la formación de lahares o avalanchas de barro volcánico durante
lluvias fuertes, cuando grandes cantidades de cenizas en las laderas pueden ser
desplazadas, enterrando comunidades.

Si
las cenizas vienen recubiertas de ácido fluorhídrico, las cenizas pueden ser muy
tóxicas para los animales de pastoreo que comen las cenizas depositadas sobre el
pasto.

¿Qué puedes hacer para protegerte
contra las cenizas?

¿Qué
puedes hacer para protegerte contra las cenizas?

Limitar
la circulación con vehículos. Inmediatamente después de una lluvia de cenizas,
aún si es liviana, las condiciones para conducir, la visibilidad y la calidad
del aire pueden ser dramáticamente afectadas, especialmente por la re
suspensión

De
las cenizas debido al paso de vehículos. La lluvia produce un efecto repentino
pero temporario en el mejoramiento de la calidad del aire, hasta que las
cenizas vuelven a secarse. Recomendamos que, después de una caída de cenizas,
se abstenga de manejar y permanezcan dentro de lugares cerrados si es 6
posible. Si debe manejar, manténgase a una distancia amplia del vehículo de
adelante y maneje despacio.

Reducir
la ceniza de su casa. Mantenga todas las puertas y ventanas cerradas lo más
posible.

Agua
potable. Después de una caída liviana de cenizas es normalmente seguro beber
agua contaminada con cenizas, pero es mejor filtrar las partículas de cenizas
antes de tomarla. Aun así, las cenizas aumentan el requerimiento de cloro en
aguas desinfectadas colectadas de superficie, por lo tanto pueden ser
microbiológicamente inseguras para beber. Las cenizas normalmente hacen el agua
potable desagradable al gusto antes de presentar riesgos a la salud. La manera
más segura de asegurar su bienestar es almacenar agua antes del evento–
suficiente agua para por lo menos una semana (un galón por persona, por día).

Alimentos
cultivados en huertos. Los vegetales cultivados en huertos pueden ser comidos
sin riesgo después de lavarlos en agua limpia.

Protección.
Quienes se dediquen a tareas de limpieza deberán usar máscaras recomendadas
(ver el documento de Máscaras recomendadas de IVVHN). Si no dispone de máscaras
aprobadas fabríquela improvisadamente con un paño de tela que filtrará las
partículas más grandes que pudieran provocar irritación de garganta y ojos. Si
se humedece el trapo, se aumenta su efectividad. Se aconseja a los pacientes
con bronquitis crónica, enfisema y asma permanecer en espacios cerrados y
evitar exposición innecesaria a las cenizas.

Protección
de ojos. En medio ambiente con cenizas finas, usar anteojeras o anteojos
correctivos en lugar de lentes de contacto, para evitar irritación en los ojos.
7 Limpieza. Mojar los depósitos de cenizas con poco agua antes de usar palas,
cuidando de empaparlos en los techos, para evitar exceso de peso y peligro de
hundimiento. El barrido en seco puede producir alto nivel de exposición y debe ser
evitado. El uso de mangueras con gran cantidad de agua puede producir escasez
de agua en áreas altamente pobladas.

Precauciones para los niños

Precauciones
para los niños

Los
niños enfrentan los mismos peligros que otros grupos de edad por la suspensión
de cenizas, pero su exposición pueden aumentar debido a que son físicamente más
pequeños, y es menos probable que adopten medidas razonables, prudentes,
preventivas para evitar exposiciones innecesarias a las cenizas. Recomendamos
tomar las siguientes precauciones: Mantener los niños en áreas cerradas lo más
posible. Los niños deben ser aconsejados de no realizar juegos activos o correr
cuando las cenizas están en el aire, ya que el esfuerzo provoca respiración más
pesada, conduciendo pequeñas partículas más profundamente dentro de los
pulmones. Las comunidades donde ha caído lluvia espesa de cenizas deberán
organizar un programa de cuidado de niños, para que los padres puedan
participar libremente en las tareas de limpieza de cenizas. Si los niños deben
estar al aire libre cuando las cenizas están flotando en el aire, deberán usar
máscaras (preferentemente una aprobada por IVVHN).Muchas máscaras, sin embargo,
están diseñadas para adultos, y no para niños. Los niños pequeños pudiesen
algunas veces tragar cenizas, y la evidencia sugiere que no es peligroso para
la salud de niños y adultos ingerir pequeñas cantidades. Los niños deben estar
debidamente alertados de no jugar donde hay capas profundas de cenizas sobre el
suelo, o acumulada en ciertos sitios.

Deja una respuesta