Préstele atención a la seguridad de su internet Wi-Fi

De 10 redes en Bogotá, dos están sin contraseña y tres usan un
sistema de claves bajo en seguridad.
Si usted cree
que por tener una contraseña de acceso para su red Wi-Fi está protegido, es
posible que esté equivocado
. Una porción importante
de los enrutadores (antenas) de Wi-Fi instalados en una ciudad como Bogotá usan
un sistema obsoleto de seguridad llamado WEP, el cual es muy sencillo de burlar
con ayuda de programas gratuitos que se bajan de Internet.
Sin necesidad
de ser experto, un intruso puede, con un portátil y dichas aplicaciones,
‘escuchar’ las redes Wi-Fi de una zona, elegir las que están ‘protegidas’ con
WEP y adivinar en menos de un minuto la clave de acceso
.
En
un recorrido hecho en la ciudad, con ayuda de inSSIDer 2.0, una aplicación
gratuita de escaneo y análisis de Wi-Fi, se detectaron 7.600 de estas. En
promedio, de cada 10 redes, dos están abiertas (sin contraseña) y tres usan WEP
como protección. Adicionalmente, «los enrutadores Wi-Fi poseen contraseñas
de fábrica, que se pueden averiguar en Internet dependiendo del modelo y
referencia, las cuales no son cambiadas por los usuarios», comentó el
experto en seguridad informática @Ocioweb, en Twitter.
Seguridad
en entredicho
«Este
sistema WEP no representa un mínimo de seguridad contra un ataque. Las personas
han dejado olvidado esto y los delincuentes lo aprovechan para hacer mejor su
‘labor’ «, comentó Dmitry Bestuzhev, jefe de investigación y desarrollo de
la empresa de seguridad Kaspersky.
El riesgo es de
doble vía. Una red abierta en un sitio público, por ejemplo, que no esté
correctamente protegida, podría ser vulnerada, con lo que pondría en riesgo a
quienes se conectan al servicio
. «El delincuente
que domine ese Wi-Fi podría ver el tráfico entre el enrutador y los equipos de
las personas que se conectan a través de él. Por esto no es recomendable hacer
transacciones bancarias, por ejemplo, a través de una red Wi-Fi pública»,
afirmó Bestuzhev.
Según
Ricardo Maya, jefe de seguridad IP de Telefónica, «los dispositivos que
instalamos poseen un nivel de seguridad alto, pues la tecnología Wi-Fi está
hecha para que sea muy segura. En algunos casos, algunas personas ha dejado sus
equipos abiertos o protegidos con protocolos anteriores, que no brindan una
seguridad efectiva».
Confirmar
el tipo de seguridad de su Wi-Fi y optimizarla no es algo complicado. A
continuación, una explicación sencilla de estos sistemas y cómo puede proteger
más su red.
Así
opera el cifrado Wi-Fi
Hay
tres tipos de sistemas de seguridad Wi-Fi: WEP, WPA y WPA2. Todos ellos usan
una contraseña, que es la que usted introduce en su portátil, celular, etc.,
para conectarse.
WEP
tiene una contraseña estática, fácil de adivinar con un programa dedicado a
ello. WPA y WPA2 usan claves dinámicas para cada equipo, es decir que, una vez
que usted se conecta con la contraseña que defina, el equipo le ‘cambia’ la
llave a cada dispositivo de manera aleatoria y automática, lo que hace difícil
adivinarla.
Consejos
Cómo
mejorar la seguridad de su Wi-Fi
Estudie su
‘router’
Lo
primero es aprender las funciones de seguridad de su enrutador. En speedgui
de.net/broadband.php se explica cómo, en todas las marcas y referencias.
No WEP, sí WPA
Al
entrar a la configuración de su ‘router’, defina que el sistema de protección
no sea WEP, sino WPA. Tendrá que cambiar la clave por una más compleja.
Escóndala
En
la configuración de seguridad, active la opción ‘esconder el SSID’, que es el
nombre de su red. Así, no estará visible para externos y quedará más protegida.
Cambie la clave
Cuando
le instalen el enrutador, pídale al técnico que le permita cambiar la
contraseña que determinó para el equipo. No la comparta con nadie.
Apague la red
Si
no va a usar su Wi-Fi por una temporada, apague el enrutador. La configuración
queda guardada, así que al prenderlo todo funcionará tal y como antes.

Deja una respuesta