Manejar hablando con teléfono de manos libres: también peligroso

Cuando alguien oye
hablar a otra persona, el cerebro escucha, procesa y piensa en lo que se dice,
aunque uno esté conduciendo un vehículo y tratando de concentrarse en el
tránsito.




Los conductores se distraen durante
las conversaciones con teléfonos celulares
, aunque usen
teléfonos de manos libres, dicen los investigadores. También por eso la Junta Nacional de Seguridad en el
Transporte
recomendó esta semana que los estados prohiban el
uso de los teléfonos de manos libres cuando se maneja, al igual que los de mano.

La titular de la junta, Deborah Herman, dijo a la prensa que se trata de tener el cerebro tan libre
como las manos.



La junta no tiene el poder de obligar a los estados a imponer la prohibición,
pero sus recomendaciones tienen un peso significativo. Y a juzgar por la
reacción pública, ha empezado a plantear un debate sobre el tema. A la junta ha
llegado una infinidad de llamados, correos electrónicos y tuits de conductores
que elogian o condenan la recomendación.

La propuesta de prohibir el uso de teléfonos de manos libres mientras se
conduce es la que ha causado la mayor controversia. Pero según los
investigadores, la junta tiene razón.

«Hay numerosas evidencias de que hablar por teléfono, ocupando o no las
manos, dificulta el manejo y aumenta el riesgo de chocar», comentó Anne
McCartt, vicepresidenta ejecutiva de investigación en el Instituto de Seguros
para Seguridad en la Carretera.

Jim Hedlund, asesor de seguridad y ex funcionario de la Administración Nacional
de la Seguridad en la Carretera, examinó recientemente 300 estudios sobre
teléfonos celulares para la Asociación de Gobernadores para Seguridad en la
Carretera. No recuerda
un solo estudio que demostrara que manejar y hablar por teléfono de manos
libres tenga menos riesgo de accidentes que conducir con una mano en el volante
y otra en el teléfono.



Un análisis similar para el gobierno de Suecia llegó recientemente a la misma
conclusión: «No hay pruebas que sugieran que el uso del teléfono de manos
libres sea menos riesgoso que el de mano».

Dos estudios numerosos efectuados en Canadá y Australia hallaron que los
conductores tienen cuatro veces más probabilidad de chocar si manejan hablando
en un teléfono celular, y no importa si sea o no de manos libres.

Deja una respuesta