Medellín estrena aplicación para conductores borrachos

Las autoridades de Medellín ofrecen desde ahora una
aplicación gratuita para poder medir el nivel de embriaguez en el celular antes
de ponerse al volante. Conducir borracho es la primera causa de muerte de los
jóvenes en América Latina.

La Alcaldía de Medellín, en Colombia,
ha puesto a disposición de los ciudadanos la aplicación
«AlcoholMóvil», que permite calcular, antes de conducir, el nivel de
embriaguez de acuerdo al tipo de alcohol, cantidad ingerida y peso.

El sistema está disponible únicamente para celulares Android y puede bajarse
gratuitamente de la página de internet de la alcaldía.

La medida forma parte de una campaña que hace uso contínuo de las redes
sociales Facebook y Twitter, así como páginas de almacenamiento de imágenes
como Flickr.

«La idea surge de una estrategia que se generó hace un año, cuando
empezamos a trabajar con el uso de redes sociales y servicios gratuitos para
los ciudadanos», explicó Juan Carlos Quiceno, de la Secretaría
de Tráfico de Medellín.

Auto-examen

El objetivo cuenta, «más que medir el alcohol que tiene el organismo es
una forma de que la gente se autorregule, y no combinen la conducción con el
alcohol».

El programa funciona dándole al usuario la opción de introducir ciertos datos,
como el tipo de licor consumido, la cantidad exacta de copas y el peso
corporal.

Una vez ingresada esta información, aparece en la pantalla si la persona puede
conducir o no, y en caso negativo figura la sanción que se le podría aplicar.

Principal causa de muerte entre jóvenes

Según el último informe del Banco Interamericano para el Desarrollo (BID) los
accidentes de tráfico son la primera causa de muerte entre los jóvenes
latinoamericanos de entre 15 y 30 años y la tercera de los fallecimientos en
otras franjas de edad.

Las cifras que se barajan señalan que en la región el número de víctimas
mortales duplica al promedio mundial, situándose en una media de 17 por cada
100.000 habitantes, y el alcohol, señalan los expertos, acompaña gran parte de
estas muertes.

Quiceno asegura que la puesta en marcha de campañas en redes sociales y
utilizando aplicaciones como AcoholMóvil -combinadas con mayores controles en
carreteras y sanciones- redujo en un 70% el número de accidentes en Medellín en
un periodo de cuatro años.

Tecnología para conductores borrachos

Pero no es la primera vez que se emplean aplicaciones de celular para que los
conductores ebrios tomen conciencia del peligro que corren.

El departamento de Transporte de la ciudad de Nueva York, en los Estados
Unidos, lanzó diversas aplicaciones de celular, como la llamada «You the
Man» (tú el hombre), que permite a los conductores borrachos encontrar
fácilmente un taxi. También ofrecieron en su día una aplicación similar a la de
Medellín.

Por su parte las autoridades de Quebec, en Canadá, crearon una aplicación
parecida de uso fácil para los usuarios. En su caso el programa incluía el
tiempo que el conductor tendría que esperar para poder ponerse nuevamente al
volante.

La empresa sueca Alcosystems desarrolló un alcoholímetro con la forma de un
silbato metálico, que la persona tiene que soplar. Luego los datos son
traspasados al teléfono celular a través de bluetooth, donde una aplicación
permite al usuario saber si cumple o no la ley y si puede conducir.

El dispositivo permite almacenar los datos en un calendario para realizar un
seguimiento del consumo de alcohol. El sistema está dirigido principalmente para
personas que trabajan a diario manejando vehículos.

Por último, existen también aplicaciones vinculadas al consumo de alcohol y la
conducción de vehículos que son más polémicas, como las que tratan de advertir
a los conductores dónde hay controles de alcoholemia de la policía.

Congresistas estadounidenses pidieron el pasado mes de marzo a Apple, Android y
Blackberry que eliminaran este tipo de aplicaciones. En junio Apple acataba la
orden y retiraba PhantomAlert, que hasta entonces permitía a los usuarios
localizar tanto controles de policía como radares de velocidad.

Sea como sea, este tipo de tecnologías parece que vino al mundo de las campañas
de tránsito para quedarse, y a medida que el uso de teléfonos inteligentes se
extiende por América Latina, aplicaciones como AlcohoMóvil podrían ser cada vez
más comunes en los países de la región.

Deja una respuesta