Juicio obliga a Apple a revelar sus más íntimos secretos

Los costos del juicio de Samsung y Apple son más que monetarios. Las dos empresas están revelando sus procesos internos y varios de los mitos que rodeaban las compañías. La más afectada ha sido Apple, que ha tenido que revelar secretos sobre la creación del iPhone y el esfuerzo que han hecho para venderlo. No es un misterio que Apple es de las compañías más recatadas del mundo. Los lanzamientos de la compañía son un misterio, creando un amplio mercado de rumores y especulaciones sobre sus productos. Sin embargo, en busca de una victoria en el juicio del año, Apple ha revelado varios secretos y ha desbancado algunos mitos que existían sobre la compañía.

Scott Forstall,
vicepresidente de software iOS. 
Preferencias
a un lado, lo que no tiene discusión es que Apple es pionera en diseño. En el
juicio, un empleado de Apple reveló como diseñaban los productos de la
compañía. El equipo de
15 diseñadores se reúne alrededor de una mesa en la cocina y empieza a esbozar
ideas.
Chris Stringer,
diseñador industrial de Apple: “Nos
sentamos con nuestras libretas y intercambiamos ideas (…) es ahí donde la
crítica es dura y brutal pero honesta”.
Si pensó que su iPhone se gestionó
dentro de un tanque de pensamiento con las últimas tecnologías, esta
equivocado; fue en la cocina.

El primer
nombre
del iPhone fue Purple. Cuando
Steve Jobs encomendó a Scott Forestall a desarrollar el teléfono, le pusieron
este nombre clave ya que era totalmente secreto. Forestall recibió
instrucciones muy precisas: podía ‘contratar’ a cualquier persona dentro de la
empresa y tenía que trabajar en un cuarto secreto con cámaras y medidas de
seguridad. En la puerta había un aviso con la primera regla del Club de la
Pelea: nadie habla del Club de la Pelea. En el lenguaje de Apple eso quería
decir que nadie podía hablar del proyecto del iPhone. El equipo estaba dividido en tres:
hardware, software y diseño. Ninguna de las partes sabía que hacía las otras
dos. En total, en diferentes etapas del proyecto, Forestall tuvo unas mil
personas bajo su responsabilidad.

Una
vez terminado el producto, Phil Schiller reveló el proceso de mercadeo del
teléfono. Al comienzo, aprovechando el cubrimiento de la prensa, Apple decidió
no gastar en publicidad. Sin embargo, después
del lanzamiento,
Schiller
reveló
que han gastado más de mil
millones de dólares en pauta para el iPhone y el iPad.

Otro
de los mitos que circulaba en Cupertino era que
Apple no hacía
investigaciones de mercado
. Sin embargo, Schiller mencionó que la compañía ha
hecho investigaciones aunque advirtió que no diseña en base a ellas
.
Steve Jobs alguna vez dijo que ellos no hacían investigaciones porque “muchas veces, los usuarios no saben
lo que quieren hasta que lo ven”
.

Phil Schiller, vicepresidente de mercado.
Como
se mencionaba anteriormente, los costos del juicio van más allá de los
monetarios. Tanto Apple
como Samsung están revelando como funcionan por dentro, como analizan la
competencia y como crean sus productos.

Deja una respuesta