Apple y Foxconn mejoran condiciones laborales en China

Foxconn



La Asociación para el Trabajo Justo (FLA, por sus siglas en inglés) dijo que
las leyes laborales locales exigen a las empresas – que han sido criticadas por
las condiciones de trabajo en las plantas – que para el 2013 deberán reducir en
casi un tercio el número de horas que trabajan cientos de miles de personas en
las fábricas de Foxconn del sur de China.

Foxconn sostuvo el miércoles que continuaría recortando las horas extra a
menos de nueve a la semana frente a las 20 actuales, incluso aunque aumenten los
costos laborales y tenga más dificultades en atraer a los trabajadores, que
suelen ver en los trabajos con horas extra una forma de ganar más.

«Es un desafío. Reducir las horas extra supone contratar a más gente y
aplicar más automatización, más inversión en ingeniería robótica. Un mayor
número de trabajadores también supone más residencias e instalaciones de ocio;
esto lleva tiempo», dijo Louis Woo, asistente especial del CEO de Foxconn.

«Como resultado, espero más lealtad por parte de los trabajadores, entonces
podremos ahorrar costos en la contratación», dijo en una entrevista.

A comienzos de este año, la FLA, del que Apple es miembro, encontró
numerosas violaciones de las leyes laborales, incluidas horas de trabajo
extremas, después de lanzar una de las mayores investigaciones llevadas a cabo
por una empresa estadounidense fuera de su país.

Apple, la empresa de tecnología más valiosa del mundo, y Foxconn, la marca
comercial de la taiwanesa Hon Hai Precision Industry, que también cuenta con
clientes como Dell , Sony y Hewlett-Packard, acordaron rebajar el número de
horas extra, mejorar la seguridad, contratar nuevos trabajadores y renovar las
residencias.

Woo dijo que Foxconn no sólo quería hacer «lo correcto» para su millón de
empleados, sino que también quería servir como modelo para otras compañías.

En un informe de seguimiento del progreso de esos compromisos, la FLA dijo
que había comprobado que los cambios acordados se habían iniciado y que Apple
estaba tratando de apoyar a su socio, la mayor manufacturera contratada a nivel
mundial.

Auret van Heerden, presidente y jefe ejecutivo de la FLA, dijo en una
entrevista que Foxconn se enfrenta a un reto con las expectativas de sus
trabajadores. «Muchos trabajadores han venido claramente a Shenzhen para ganar
todo el dinero que puedan en el menor tiempo posible, y las horas extra son muy
importantes en esos cálculos», dijo.

Mucha gente se irá de Foxcom si no hay horas extra, según una entrada de
«Shenzhen Mars» en el sistema de mensajes similar a Twitter Weibo.com.

Woo, de Foxconn, dijo que la compañía ha estado constantemente en
comunicación con los trabajadores explicándoles la importancia de la calidad de
vida y la salud.

«Es lo que tenemos que seguir comunicando a los trabajadores, sobre todo con
los jóvenes migrantes, que alguien que trabaja más de un cierto número de horas
se sentirá cansado y no precisamente bien.

Si podemos mejorar el ambiente de trabajo y los beneficios, podrán disfrutar
de una vida mejor», declaró.

PROTESTAS

Las protestas mundiales contra Apple aumentaron después de la aparición de
reportes en 2010 sobre una serie de suicidios en las fábricas de Foxconn,
provocadas por las duras condiciones de trabajo y el sentimiento de alienación
de empleados inmigrantes, a menudo de provincias empobrecidas.

Apple ha tratado de contrarrestar las críticas de que sus productos y
beneficios se construyen sobre las espaldas de los maltratados trabajadores
chinos.

El informe de progreso de la FLA llega un día después de que el valor de
mercado de Apple se elevara hasta los 623.000 millones de dólares, superando el
récord alcanzado por Microsoft durante el apogeo de los valores tecnológicos en
1999.

Deja una respuesta