Con tecnología Wi-Fi se busca mejorar la movilidad


Un proyecto piloto de EE. UU. incluye ‘vehículos inteligentes’ que podrían
prevenir accidentes.


El Gobierno de Estados Unidos y la industria de automotores iniciaron ayer,
en Michigan, una prueba de un año con casi 3.000 vehículos equipados con
tecnología ‘inteligente’, informó el Departamento de Transporte.

El experimento, a cargo del Instituto de Investigación del Transporte de la
Universidad de Michigan, probará la tecnología wi-fi, que permite que los
vehículos y la infraestructura vial se comuniquen para reducir los choques y
mejorar el tránsito.

El secretario de Transporte, Ray LaHood; el gobernador de Michigan, Rick
Snyder, y el director de la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito
Vial, David Strikland, participarán junto con representantes de la industria en
el lanzamiento de la prueba en Ann Arbor.

UN TRABAJO DE MARCA

Las ocho compañías fabricantes de vehículos automotores que participan son
Ford, General Motors, Honda, Hyundai-Kia, Mercedes Benz, Nissan, Toyota y
Volkswagen.

Las tecnologías que comunican a los vehículos automotores entre sí “podrían
reducir significativamente las lesiones y muertes en los choques, y algún día
permitirán que los conductores eviten todas las colisiones”, señaló Strickland
en una declaración distribuida por su agencia, conocida como NHTSA (por su sigla
en inglés).

La prueba incluirá tecnologías que comunican los vehículos unos con otros,
para evitar las colisiones, y la comunicación entre los vehículos y las
autopistas de forma que puedan reducirse las congestiones del tránsito.

Los sistemas a prueba, por ejemplo, indican a los conductores de vehículos
que uno de ellos está a punto de pasar, sin detenerse, un cartel de “alto”, o
que un vehículo ha ingresado en la zona donde el conductor no puede verlo en los
espejos.

Casi 3.000 vehículos, que incluyen automóviles, camiones y autobuses, y son
en su mayoría de propiedad privada, estarán equipados con sistemas que les
permitirán comunicarse.

De acuerdo con la NHTSA, a pesar de las mejoras en la protección de los
vehículos automotores, cada año mueren más de 30.000 personas en Estados Unidos
debido a choques y colisiones, con un costo de más de 270.000 millones de
dólares.

Los accidentes de tránsito siguen siendo la causa principal de muerte de
personas entre los 5 y 34 años de edad.

La NHTSA ya condujo programas piloto de ‘vehículos inteligentes’, entre
agosto del 2011 y enero pasado, y estas nuevas pruebas procuran ampliar la
experiencia.

AUTOS DEL FUTURO, LISTOS PARA EL 2019

La próxima innovación posible para el 2019 serán los autos que ya no
necesitarán ser conducidos, sino que se moverán a través de un ordenador. Así lo
deja ver el Centro de Investigación Automotriz, al dar a conocer un informe en
el que habla de coches autónomos que van a estar en los concesionarios al
alcance de compradores innovadores, con cierto poder adquisitivo.

“En las primeras décadas del siglo XXI, la industria parece estar en la
cúspide de un cambio revolucionario”.

Se está buscando ir más allá de lo experimentos y prototipos ya trabajados
desde hace varias décadas.

Deja una respuesta