Los fans de Apple reciben con entusiasmo y largas colas el iPhone 5

Apple - iphone5

Compradores quisieron comprobar de
primera mano si las críticas al nuevo aparato están justificadas.
 
En Francia, trabajadores de esta tienda
amenazaron con hacer huelga para pedir aumentos de sueldo.

Los fanáticos de Apple de todo el mundo recibieron el viernes con largas
colas y mucho entusiasmo el iPhone 5, la nueva versión del teléfono inteligente
de la marca estadounidense, que será probablemente un éxito de ventas pese a las
críticas sobre su falta de innovación tecnológica.

Los australianos tuvieron el privilegio de ser los primeros en poder comprar
el aparato por su zona horaria. A las 8 de la mañana (hora local) el Apple Store
de Sídney abrió sus puertas bajo los gritos de júbilo de la muchedumbre reunida
delante de la tienda.

Además de los clientes impacientes, varios representantes de empresas
aprovecharon la ocasión para hacer publicidad en la cola, luciendo camisetas o
material publicitario.

Poco después de Australia, fue el turno de las tiendas de Apple y los
operadores de telecomunicaciones en Japon, Hong Kong y Singapour de poner a la
venta el aparato.

«Llegué a la cola a medianoche, es como el festival anual», dijo Ryoho
Yamashita, un estudiante que vino a comprar su iPhone en el barrio chic de
Harajuk, en Tokio. Otras personas vinieron también para hacer negocios en un
mercado negro que se organizó delante del Apple Store de Hong Kong.

«Acabo de pagar 8.000 dólares de Hong Kong por un iPhone (796 euros) que vale
5.588 dólares en la tienda», explica Suen, que compró 15 teléfonos en el mercado
negro y espera ahora sacar beneficios revendiéndolos entre 9.000 y 10.000 HKD en
su tienda en Internet.

El nuevo teléfono de Apple también se pone a la venta este viernes en otros
cinco países (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia y Reino Unido) aunque en
Francia los trabajadores de las tiendas de la marca amenazaron con hacer huelga
para pedir aumentos de sueldo y mejores condiciones laborales.

«Es divertido compartir un rato con los otros fans de Apple» explicaba en
Estados Unidos Kirsten Mentzer, que se disponía a pasar la noche con su hermana
y sus padres ante una tienda Apple en Bethesda (Maryland, este).

El imperio Apple bajo amenaza

Sólo el 14 de septiembre, el primer día en el que se podían reservar la
compra del iPhone 5, se realizaron más de dos millones de pedidos, lo que augura
un éxito de ventas.

Los primeros compradores quisieron comprobar este viernes de primera mano si
las críticas al nuevo aparato están justificadas. «El teléfono es muy ligero y
la velocidad de transmisión es muy rápida», dijo Shota Kimura, un empleado en
una empresa tecnológica de Tokio. El iPhone 5 es compatible con la norma de
telefonía móvil de última generación, la llamada LTE (parecida al 4G).

«Pero la función de cartografía no parece muy buena, quizás voy a descargar
la aplicación Google Maps» añadió. Según la prensa los usuarios de varios países
se han quejado de los errores de este nuevo sistema de cartografía preinstalado
en el Iphone 5.

Los expertos señalan por otra parte que el nuevo modelo no tiene grandes
cambios en su sistema operativo (el llamado iOS) y empieza a quedarse desfasado
frente a sus competidores. «Los competidores de Apple le están pisando los
talones y amenazan su plataforma iOS» explica Tony Costa, un especialista de
Forrester Research en Estados Unidos.

«Todos los imperios terminan cayendo. Si Apple no innova su imperio podría
alcanzar pronto su cenit», asegura. El consultor en tecnología Rob Enderle
considera por su parte que Apple está perdiendo terreno frente a su principal
competidor, el surcoreano Samsung, número uno mundial del sector, que ofrece
teléfonos con pantallas más grandes. «Samsung, el finlandés Nokia e incluso el
taiwanés HTC han innovado más tecnológicamente» que Apple en sus últimos
modelos, asegura.

Samsung anunció además este viernes que está estudiando incluir el iPhone 5
en su lista de aparatos de Apple que acusa de violar sus patentes, en un nuevo
episodio de la batalla jurídica que los dos gigantes se libran en varios
tribunales del mundo. La semana que viene el nuevo teléfono de Apple se pondrá a
la venta en otros 20 países y luego en un centenar de países antes de finales de
año.

Deja una respuesta