Fatiga laboral, entre las causas de accidentes en empresas

Fatiga laboral, entre las causas de accidentes en empresas

Hay elementos que se deben tener en cuenta para reducir la probabilidad de
cometer errores que en el área de trabajo.

Ello pese a que no existen indicadores que muestren qué tan cansada se
encuentra una persona.
 
Un adulto promedio necesita entre siete y ocho horas de sueño en la noche
para revitalizar su cuerpo.
 
A veces, cuando no se tiene este tiempo de descanso, el organismo empieza a
responder de manera diferente ante actividades que comúnmente se hacen. Depende
del ‘auto juicio’ para saber qué tan fatigada está una persona, aseguran algunos
profesionales de la salud consultados.
 
Sin embargo, el hecho de que la fatiga sea difícil de medir no significa que
no sea un problema.
 
Según expertos en el tema, la fatiga es «la mayor causa identificable y
prevenible de accidentes en operaciones de transporte».
 
Dentro de las principales fuentes de fatiga están la reserva del sueño,
debida a la falta de sueño del adulto promedio para obtener siete horas de
descanso cada noche; igualmente está el ritmo circadiano, que está relacionado
con los turnos de trabajo y desfase horaria, así como la desalineación del reloj
corporal y las exigencias del trabajo; finalmente, está la inercia del sueño,
causada por desempeñar actividades muy rápido después de despertarse.
 
La fatiga por limitación del sueño, las alteraciones del sueño y las
perturbaciones del reloj biológico son responsables de varias fallas y otros
problemas laborales.
 
Las nuevas tecnologías y las altas horas de actividades prolongadas han
generado una reducción del sueño y con esto alteraciones biológicas que pueden
verse reflejadas en las actividades laborales de una persona.
 
En la misma medida, al buscar el porqué suceden accidentes o incidentes, se
encuentra que la principal causa tiene que ver con factores humanos, muchos de
ellos ocasionados por la fatiga, a pesar de que la gente cansada es reacia a
admitir que se duerme en el trabajo o los mismos dirigentes generalmente no
admiten que su personal está sobrecargado con actividades laborales.
 
¿QUÉ HACER CON LA FATIGA?
Para determinar la necesidad de sueño fisiológico, se puede alargar
gradualmente el periodo de sueño hasta que desaparezca la somnolencia durante el
día.
 
Existen diversos mitos sobre el sueño y la somnolencia que no siempre son
ciertos.
 
Entre ellos, que el alcohol es una buena cura para las dificultades de sueño,
que la meditación o relajación son un sustituto, que la gente puede auto
enseñarse a vivir con menos sueños de lo normal, o que suficiente cafeína u otro
estimulante superarán los efectos de la fatiga.
 
Por el contrario, para tratar esta situación se debe comenzar por un cambio
en el estilo de vida, y adquirir prácticas saludables de alimentación, dormir
durante la noche las horas necesarias para revitalizar el cuerpo, tener cuidado
al programar los turnos laborales, controlar la duración del periodo laboral,
considerar la luz para mejorar el estado de alerta, implementar siestas
estratégicas de 30 minutos aproximadamente y mantener una postura del cuerpo
adecuada.
 
Es necesario adoptar buenos hábitos de sueño; en lo posible, hacer que el
horario diario sea consistente, resolver los dilemas diarios lejos del área para
dormir, asegurar un ambiente silencioso, oscuro, fresco y cómodo para dormir,
así como no consumir cafeína cuatro horas antes de acostarse, no usar alcohol,
no tomar siestas durante el día (cuando no se logra conciliar el sueño de
noche), no fumar inmediatamente antes de acostarse y no revisar constantemente
el reloj.
 
La gente gasta millones de dólares en suplementos y estrategias no
comprobadas para optimizar sus vidas. En su lugar, deben enfocarse en el sueño y
el reloj biológico para obtener la ventaja competitiva.

Deja una respuesta