Concurso en Facebook promete fama al primer participante en morir

Se llama ‘If I Die’. Abrió y
desde entonces se han apuntado más de 1.200 personas.


La fama que muchos persiguen sin éxito durante toda
la vida es el gran premio de un concurso organizado en Facebook por la empresa
Willook que plantea un único y definitivo reto a los participantes: ser el
primero en morir.

La macabra competición es la última campaña lanzada
por esa compañía israelí para promocionar ‘If I Die’, una aplicación que opera
en esa red social que ofrece a los usuarios la posibilidad de grabar un mensaje
para que se publique en su muro en caso de defunción.

«Tuvimos esta idea desde el primer día que pensamos
en crear este servicio», dijo el fundador y consejero delegado de Willook, Eran
Alfonta, quien en 2010 puso en marcha el proyecto ‘If I Die’ como una página web
y que en ya en 2011 tomó forma de aplicación en Facebook.

«Creemos que todas las personas tienen derecho a que
sus últimas palabras sean conocidas, que su legado sea público y consideramos
que un concurso (denominado ‘If I Die First’) sería lo apropiado para que esto
tuviera impacto», explicó Alfonta.

Los requisitos para participar en esta carrera por la
popularidad, previo paso por la tumba, son sencillos: estar vivo, tener cuenta
en Facebook, instalar la aplicación y entrar en la opción ‘For a chance to World
Fame’ (por una posibilidad para alcanzar la fama mundial) y dejar un mensaje
para la posteridad.

El usuario que fallezca antes que el resto tendrá su
testimonio póstumo publicado en páginas web como Mashable, una referencia en
internet con más de 20 millones de visitantes únicos al mes, así como en
revistas y medios internacionales que colaboran en la campaña, informó
Alfonta.

La inscripción, que es gratuita, se abrió el pasado
sábado y desde entonces se han apuntado más de 1.200 personas que aceptaron las
reglas del juego que dejan muy claro que forzar la propia muerte es hacer
trampas.

«Si hay alguna sospecha de que se trate de un
suicidio o fallecimiento deliberado, entonces no se publicará. Tenemos una
política antisuicidio muy estricta», comentó Alfonta, decidido a evitar que ‘If
I Die’ se convierta en una plataforma que fomente o dulcifique la muerte, aunque
sí la presente con sentido del humor.

La aplicación frivoliza con el drama del
fallecimiento con el fin de hacerlo atractivo e interesante, reconoció Alfonta
que explicó que si hubieran optado por «un ángulo más profundo» el resultado
sería «aterrador y mórbido».

«Creemos que todo el mundo debería grabar un mensaje
en ‘If I Die’ porque nunca se sabe…», afirmó.

Frases como ‘La inmortalidad está a la vuelta de la
esquina junto con la muerte’ y ‘Este es el único concurso que no quieres ganar
pero que no te puedes perder’, forman parte de la campaña, que cuenta también
con un vídeo ilustrativo sobre cómo llegar a ser un famoso.

A Alfonta la forma de tratar la muerte de ‘If I Die’
le ha valido críticas aunque no le dio importancia ya que es algo que le pasa a
«todas las aplicaciones», indicó, al tiempo que declaró que si la gente usa
Facebook para su vida social entonces «también tiene derecho a morir
ahí».

«Es parte de nuestra vida digital, nosotros añadimos
un servicio de muerte digital», precisó. «If I Die» cuenta con más de 213.000
usuarios desde que debutó en Facebook en 2011 y únicamente ha registrado dos
decesos.

Deja una respuesta