¿Sabes lo que celebras el día de Halloween?

Calabazas de Halloween.

 

La celebración de Halloween proviene de la mezcla de fiestas religiosas de cristianos y panteístas.

Aunque la fiesta de Halloween se ha convertido en una celebración colorida y alegre en la que pequeños y adultos salen a las calles a pedir dulces, celebran fiestas y preparan disfraces, la historia de la noche de brujas es una tradición con mucha historia.
El experto en tradiciones y asuntos paranormales, Omar Hejeile, explica que la celebración proviene del ritual conocido como Samhaim que practicaban los paganos (campesinos panteístas), como conmemoración al fin del año agrícola.
Para ellos el año se representaba bajo 13 lunas llenas y el día 31 de del décimo mes era el final de ese año.
 
“Es la noche de la muerte del sol, cuando comienza el invierno. Es cuando el hemisferio sur está en su lado oscuro y ellos hacían las celebraciones como una mascarada para ahuyentar los malos espíritus que creían que venían con esta oscuridad”.
 
Para celebrar, los campesinos panteístas rendían un homenaje a la naturaleza, representado en el dios Fauno, cuya figura es un hombre con cuerpo de cabra y cuernos.
La imagen, que se asemeja a la de satanás según los cristianos, fue rechazada por la iglesia católica y censurada con una celebración propia del cristianismo llamada víspera de todos los santos, en inglés ’All hallow´s eve’, cuya contracción fue ‘Halloween’.

¿Cómo llegó la tradición a Colombia?

Con la conquista española y posteriormente la llegada de esclavos africanos, las diferentes creencias empezaron a difundirse y a mezclarse.
 
“Los Negros traían el conocimiento de la religión Lukumí, conocida como santería y empieza a difundirse ese conocimiento. Por su parte los españoles trajeron la cartomancia (lectura de cartas) y empiezan a generarse inquietudes sobre esas tradiciones”, explica Hejeire.
Con el propósito de evitar la difusión de estas creencias vino la inquisición, época en la que, según el sociólogo Fabián Sanabria, “se hacían jornadas en las que cazaban y sacrificaban en la hoguera a las presuntas brujas que tenían los espíritus”, sin embargo, Hejeile explica que esas características eran atribuidas a los panteístas y otros miembros de religiosos que tenían creencias diferentes a las cristianas, entre ellas la hechicería.
La celebración de Halloween, o día de todos los santos de la iglesia católica que se impuso durante la conquista en América “consistía en encerrarse a rezar por los santos, mientras que la celebración que hacían los europeos era de fiesta y comida (porque es el fin del año agrícola), entonces en América empezaron a mezclarse esas tradiciones hasta llegar a lo que conocemos hoy”, destacó Hejeire.

Complementos a la tradición

Calabazas
La calabaza es, tal vez, el símbolo más característico de Halloween. Según una leyenda irlandesa Jack O’Lantern era un hombre muy malo, que cuando murió no consiguió lugar ni en el cielo ni en el infierno y su alma fue condenada a vagar por el mundo tratando de buscar un espacio. El zapallo iluminado, representando la cara de Jack, sigue buscando su destino cada noche del 31 de octubre.
 
‘Dulce o truco’
Esta tradición se originó en la persecución de los protestantes contra los católicos que tuvo lugar en Inglaterra entre los siglos XVI y XVIII. En aquellos tiempos, el celebrar misa era considerado una verdadera ofensa y muchos sacerdotes resultaron martirizados. En este contexto, fue famoso el ‘Gunpowder Plot’: ul intento de algunos católicos por asesinar al rey utilizando pólvora. Pero el plan fue descubierto y el responsable, ahorcado. Este incidente rápidamente se convirtió en una gran fiesta en la Inglaterra de aquellos años en la que grupos de protestantes recordaban la fecha ocultos detrás de máscaras y reclamándole comida a sus vecinos católicos.
 
Disfraces
Durante las celebraciones de fin de año de los campesinos, se sacrificaban animales para realizar grandes comidas y sus pieles eran utilizadas como símbolo de protección contra espíritus del mal y como mecanismo para ahuyentarlos.
También se atribuye el disfrazarse a que en las fiestas tradicionales se utilizaban máscaras para representar a los dioses y los hombres (cazadores) utilizaban pieles de animales para protegerse.

Halloween hoy

Luego de tanta historia, la celebración de Halloween se ha convertido en un evento divertido y pícaro, como lo califica Sanabria, en la que “se hace una representación de los diferentes roles sociales que tienen las personas de acuerdo al espacio en el que se muevan”, dice.
 
“Es la oportunidad de manifestarse, de recrear otras personalidades y de enseñarles a los niños (sin una pedagogía clara) una representación de la sociedad y de cómo se enfrentan las personas ante el mundo”, explica.

Las creencias ‘oscuras’

Aunque cada vez se reconoce menos la existencia de espíritus o entidades oscuras, según la tradición se espera que con la llegada del hemisferio oscuro de la tierra se reduce la barrera de lo místico.
“Con la llegada del invierno y la luna llena hay un cambio en las personas, se vuelven depresivas y mucho más sensibles”, explica Hejeire. “Si se tienen en cuenta hechos históricos y desastres naturales, se ve que existe una relación: y es que eventos, como lo sucedido en Armero, el terremoto en Haití, o ahora los huracanes, suceden particularmente entre octubre y marzo, época en la que se creía, llegaban las entidades del mal”, concluyó.

Deja una respuesta