Cuando internet piensa por nosotros

Internet es una gran fuente de datos pero cada vez lo es más de respuestas. Vea cómo cada vez más los buscadores de internet aspiran a darnos respuestas y no únicamente datos.

A principios de año los gurús de la
tecnología anunciaron que 2012 era el año en el que la inteligencia artificial
empezaría a dejarse notar en nuestras vidas. La actual evolución de los motores
de búsqueda en internet parece confirmar esta tendencia.

Los buscadores de internet, a los que estamos acostumbrados a acudir en busca
de información, se limitaban hasta hace poco a ofrecernos eso mismo:
innumerables páginas con datos que nosotros mismos debíamos procesar.

Pero estos cada vez son más capaces de hacer ese trabajo por nosotros.


«Búsqueda y
análisis»



Un ejemplo es Google, que ya te responde automáticamente si introduces
preguntas como «2+2» o que elabora gráficos tras introducir en la casilla
de búsqueda una ecuación determinada.

Pero hay otro tipo de buscadores que llevan mucho más camino recorrido en este
sentido, como es el caso de Wolfram Alpha, que este miércoles lanza su nueva
versión «pro» para que los usuarios puedan manipular sus propios
datos, fotografías y sonidos incluídos.

Este motor de «búsqueda y análisis» creado hace casi tres años,
permite a los usuarios obtener respuestas a preguntas concretas o resolver
complejas ecuaciones matemáticas y, a diferencia de Google o Bing, en lugar de
ofrecer respuestas escudriñando la red lo hace analizando su propia base de
datos.

Pero lo que empezó como una herramienta para ser utilizada por científicos y
matemáticos ha ido ganando popularidad entre los usuarios de a pie, sobre todo
a medida que proliferan los programas de inteligencia artificial que en parte
«se alimentan» de buscadores como éste.

Según reportó recientemente el diario the New York Times, cerca del 25% del
tráfico de Wolfram Alpha procede de Siri, la asistente personal inteligente que
Apple integra en sus últimas versiones de iPhone. 


Versión de pago



Siri utiliza la versión gratuita de Wolfram, lo que permite a los internautas
preguntar cosas como «a qué hora ponen la película x en tal cine».

La novedad ahora es que a través de la versión «pro» -que es de pago-
los usuarios podrán también subir su información para que ésta sea analizada y
contrastada con los datos de Wolfram.

A modo de ejemplo, el director ejecutivo de la compañía Shephen Wolfram
mencionó la posibilidad de subir al sitio datos sobre tasas de homicidios en
distintos países del mundo.

Este servicio avanzado, dijo Wolfram, analizaría esta información
contrastándola, por ejemplo, con los datos que el buscador dispone sobre
índices de población en cada país, y los resultados podrían ser exportados en
distintos formatos de gráfico e incluso en objetos 3D.

Otra de las novedades es que este servicio avanzado también permite analizar
textos, sonidos e imágenes, detectando por ejemplo, cuál es la palabra más repetida
en un libro o el color dominante en una foto.


Límites 


Con un precio de US$4.99 mensuales (US$2.99 para estudiantes) los usuarios
podrán acceder a este servicio de Wolfram pero con ciertas limitaciones.

Aquellas personas suscritas tendrán un tope en tamaño de archivos para subir, y
todas aquellos cálculos que requieran minutos en lugar de segundos en su
procesamiento serán rechazados.

A pesar de ser de pago, expertos británicos señalaron que un servicio
como este podría ahorrar mucho dinero a empresas o usuarios que hasta ahora
debían adquirir costosos programas si querían hacer este tipo de análisis.

«Lo que hay ahora en el mercado es relativamente caro, son programas cuya
licencia puede costar miles de dólares», explicó el profesor Alan
Woodward, del departamento de computación de la Universidad de Surrey en Reino
Unido.

«Este tipo de programas será útil para gente en ámbitos como las ciencias
sociales, ingeniería, estudios de dirección y una extensa gama de
disciplinas».

Deja una respuesta