Demandan a un fabricante de bebidas energéticas tras muerte de joven

‘Yo sólo quiero que Monster Energy sepa que su
producto puede matar’: padre.


La familia de una joven de 14 años del estado de Maryland (noreste de Estados
Unidos) demandó este viernes a los fabricantes californianos de Monster Energy,
alegando que el exceso de cafeína en la popular bebida energética condujo a su
muerte.

Los abogados dijeron que las dos latas de 24 onzas (0,7 litros)
de
Monster Energy consumidas por Anais Fournier en las 24 horas previas a su
ataque cardiaco fatal en diciembre de 2011 contenían tanta cafeína -480
miligramos- como siete latas de Coca Cola del mismo tamaño. La autopsia
posterior reveló «arritmia cardiaca debido a la toxicidad de la cafeína» como la
causa de muerte.

La familia reclama a la Corte Suprema de California
«todos los daños previstos por la ley», afirmando que Monster Energy debería ser
declarada responsable de homicidio culposo por la falta de información sobre los
peligros del producto.

Por ley, las bebidas no alcohólicas en Estados
Unidos no pueden contener más de 71,5 miligramos de cafeína por cada 12 onzas.

Pero el límite no aplica para las bebidas energéticas como
Monster
Energy, consideradas suplementos dietéticos.

«Estas bebidas son trampas
mortales para las niñas y niños en desarrollo como mi hija Anais», dijo su
madre, Wendy Crossland, en un comunicado emitido por la firma de abogados de la
familia, Goldberg, Finnegan & Mester.


«Yo sólo quiero que Monster Energy sepa que su producto puede matar», agregó.

En un comunicado, el fabricante de la bebida, Monster Beverage, dijo que no
estaba al tanto de ninguna víctima mortal causada por ninguna de las más de
8.000 millones de bebidas energéticas que han vendido en todo el mundo.
«

Monster no cree que sus bebidas sean en ningún modo responsables de la
muerte de la señora Fournier», dijo, y agregó que tenía la intención de
defenderse «enérgicamente» en los tribunales.

Deja una respuesta