7 pecados a la hora de hacer una transacción en línea

 
Hay varios factores que influyen en la evolución del comercio electrónico, como el auge de la penetración de internet en Latinoamérica y especialmente en Colombia, además de una creciente tendencia de la portabilididad y empleo de tarjetas de crédito o débito. Estos factores, sumados a la comodidad de acceder con un click a una variedad de productos y servicios, han permitido un aumento en las compras en línea.
 
Desde MercadoLibre reconocemos la importancia de señalar algunos malos hábitos que se deben evitar al momento de hacer compras por internet:

Realizar compras en sitios desconocidos y sin respaldo.
Muchas personas por al afán de comprar un artículo, tienden a caer en los primeros sitios que encuentran en la búsqueda, por eso, es importante evitar engaños de marcas que no cuentan con respaldo y certificación en sus sitios. Muchos portales han implementado foros donde los usuarios pueden compartir su experiencia de compra.

Prestar las tarjetas y dar las claves.
Por ningún motivo los usuarios deben dar datos personales a quien se los solicite, tampoco chequear la opción de guardado de los mismos en los https y nunca deben responder correos donde solicitan información personal. Para evitar fraudes electrónicos se recomienda siempre guardar las notificaciones de transacciones exitosas que nos envían los bancos. Estas son medidas que nos ayudan a controlar y cuidar nuestro dinero. Ninguna de las plataformas o sitios de compra-venta serios solicitan por mail datos personales o financieros de sus usuarios; tampoco piden conectarse por fuera del sitio.

Utilizar computadores en sitios públicos.
Realizar compras desde computadores de sitios públicos o que no son de su propiedad, es uno de los errores más comunes que suelen cometerse a la hora de hacer alguna compra o transacción en línea. Siempre procure utilizar su computador personal y mantenga actualizado el antivirus. Si realizó la compra en un computador ajeno, recuerde cerrar las sesiones iniciadas.

Responder mensajes sobre información financiera.
Existen juegos y sitios de comercio electrónico creados para estafar y vulnerar la información que da al llenar formularios o contestar preguntas que parecen ser fidedignas. Siempre desconfíe y evite hacer clic.

Comprar en una página donde no haya soporte en línea o telefónico.
Es clave verificar qué tipos de asistencia tiene la página en caso que exista algún problema con la transacción: soporte en línea, atención telefónica, otros. Si no hay una opción de ayuda y la transacción se complica, nadie responderá por cargos adicionales a su tarjeta o si el producto no llega al destino.

Creer en las ofertas demasiado buenas.
Somos amantes de los descuentos y de poder ahorrar el máximo de dinero. Antes de comprar un producto que con un precio muy diferente al que este puede costar realmente, verifique que sea ese el precio único que pagará por éste, porque en muchos casos puede ser una trampa o tener cargos ocultos que se reflejarán al final de la transacción.

No compre a través de medios anónimos de pago.
Uno de los secretos de comprar por la web es usar medios de pago seguros. Desde MercadoLibre sugerimos evitar medios de pago anónimos (como casas de cambios de divisas) y en cambio optar por contra reembolso, ir a local del vendedor o encontrarse en espacios públicos para concretar el intercambio.

Prefiera sitios web con parámetros de medición
En MercadoLibre.com la confiabilidad y reputación de un vendedor es medida a través de un sistema de calificación propio de la plataforma. Los datos de la reputación de un vendedor de se ven reflejados en un indicador visual que va de rojo a verde, la posición en el termómetro verde indica mayor nivel de confiabilidad. Así, los compradores pueden identificar la reputación del vendedor de forma clara y rápida.

Deja una respuesta