Usted puede defender sus datos a través de un arma legal


Mediante la Ley 1581 de protección de datos, quienes se sientan agobiados
por ofrecimientos por teléfono o correo electrónico tienen una posibilidad para
exigirle al responsable de las bases de datos donde está su información que lo
borre o le dé un uso adecuado a esta.


Según Erick Rincón Cárdenas, gerente de Certicámara, filial de la Cámara de
Comercio de Bogotá (CCB), la nueva ley desarrolla el derecho fundamental a la
protección de los datos personales, por lo que cualquier ciudadano no solo debe
autorizar de forma expresa si una entidad puede o no usarlos, sino también
solicitar que se le informe cómo y para qué será empleada esa información.

Si usted ve que sus datos personales aparecen en Internet u otro medio de
comunicación sin la debida protección para que terceros no autorizados accedan a
estos, puede hacer la reclamación ante el operador.

Dicho reclamo se formula mediante una solicitud escrita dirigida al
administrador de la base de datos o entidad donde reposa su información, en la
que se describen los hechos que generan la queja.

Tras recibir el reclamo, el operador de la base tiene 15 días hábiles para
resolverlo y la obligación de ubicar frente al respectivo dato personal una
advertencia que diga que este se encuentra con un reclamo en trámite.

Si la persona considera que su reclamo no fue solucionado de forma
satisfactoria, puede ir ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) e
informar que la entidad responsable de la administración de sus datos no
contestó de manera oportuna o adecuada su queja.

Si la SIC encuentra méritos, podrá imponer multas hasta por 2.000 salarios
mínimos mensuales u ordenar la suspensión de las actividades de la entidad de
forma temporal o definitiva.

Deja una respuesta