Consideraciones sobre la privacidad de los empleados


 
Con las redes sociales y otras comunicaciones electrónicas haciendo que las acciones y actitudes de los empleados sean más visibles que nunca para los patrones, está en marcha un gran cambio en la relación entre el trabajo y la vida privada. Sin embargo, se ha hecho poca investigación para entender el uso que dan las organizaciones a esa información, o cómo perciben los trabajadores el potencial de mayor monitoreo y vigilancia.
 
El Dr. Brian Cooper, de la Universidad Monash, en Victoria, Australia, el Dr. Rob Hecker, de la Universidad de Tasmania, y yo condujimos recientemente un sondeo de 500 trabajadores seleccionados aleatoriamente en nuestro propio país, Australia, para explorar estas cuestiones.

Nuestra encuesta reveló que, entre los muchos trabajadores que acceden a sitios de redes sociales mientras están en el trabajo, sólo 14% afirma que ese uso es puramente relacionado con el trabajo. Un porcentaje mucho mayor (42%) dice que su uso en horas de trabajo es exclusivamente para propósitos personales. Otro 44% afirma que es para ambas cosas; personal y laboral.

Dado el potencial de abusos y malentendidos, es sorprendente descubrir cuán indiferente es el trabajador típico. Cuestionados sobre si era apropiado que los patrones monitorearan las páginas visitadas por los empleados, 78% pensó que sí.

El monitoreo de la actividad en Internet es la forma de vigilancia más ampliamente aceptada.

La información personal no preocupa a muchos
El 62% de los encuestados aseguró que no le preocupa que su jefe tenga acceso a su información personal, mientras que solamente 20% aseguró que la parece “un poco” preocupante que eso ocurra. Finamente, el informe sobre la privacidad de los empleados recomienda a los empleados ser cautos durante la temporada navideña, pues un tuit, alguna foto o comentario descuidado podría tener ramificaciones importantes para el año siguiente.

Deja una respuesta