La estafa por Internet es cada vez más común

La estafa por Internet es cada vez más común

Se han reportado 485 casos en lo corrido
del año.

Con gangas en la web y cuentas de Facebook
engañan a incautos. Dijín recibe 7 denuncias diarias.

“Use la lógica. Nadie regala nada, más aún si no ha participado de alguna
campaña o promoción”. Ese consejo que aparece en el ‘CAI virtual’ de la Policía
y que parece obvio es el que no siguieron miles de personas que cayeron en las
redes de timadores que pululan en la web.

Frente a la Semana Santa, una de las temporadas vacacionales más
largas, los ciberdelincuentes están dedicados a enviar correos falsos en busca
de incautos que esperan gangas de tours,
tiquetes y alquiler de
fincas.

Según la Dijin diariamente en el país se reciben siete denuncias de personas
estafadas por Internet. Tan solo el año pasado se investigaron 2.766
casos y este año ya van 485
.

Las autoridades reconocen que hay un subregistro y que muchos prefieren no
denunciar, en algunos casos por pena, y asumen en silencio las pérdidas
ocasionadas por los estafadores. Eso le pasó a una familia bogotana que en
diciembre decidió alquilar una casa quinta en cercanías de Girardot después de
recibir una oferta por Internet. Se comunicaron con el teléfono que acompañaba
el mensaje y hasta recibieron fotografías de la espectacular finca. Pero después
de que consignaron casi un millón de pesos en una firma de giros, nadie volvió a
contestar. Esa modalidad de estafa es conocida como ‘turinet’, una de las nueve
que ha detectado la Policía.

Según un informe de Norton Symantec, el año pasado la mitad de los
usuarios de redes sociales en Colombia cayó en alguna trampa virtual

(enlaces infectados, videos con virus o invitaciones falsas). Las pérdidas por
delitos en la red rondaron los mil millones de pesos.

La modalidad más común sigue siendo la estafa por compras vía Internet.
Aunque los portales dedicados a la intermediación de compras online advierten de
los riesgos frente a ofertas dudosas, nunca faltan los incautos. “Buscan que la
víctima haga una consignación previa, usualmente a empresas de giros y no a
cuentas bancarias, que son más fáciles de verificar”, dice un investigador de la
Dijín.

Aunque lo usual es que los estafadores ‘pesquen’ indiscriminadamente en la
red, hay casos en los que se ha evidenciado que se tomaron el trabajo de
investigar a su víctima. De hecho, un reciente informe de la empresa de
seguridad informática Kaspersky Lab reveló que en el mundo se incrementó la
suplantación de una web para conseguir ilícitamente datos del internauta.

En una semana, una bella joven que dijo vivir en Londres logró que un
músico bogotano, al que había contactado por Facebook, le consignara $ 7
millones para iniciarse en el negocio de traer al país equipos de alta
tecnología
. Para ganarse su confianza, ella mencionó nombres de amigos
en común y sitios en los que supuestamente había coincidido con el músico,
información que obtuvo de la misma red a través de lo que los expertos de la
Policía llaman ‘ingeniería social’: el rastreo de datos que la víctima publica
en su perfil.

Otra de las modalidades en alza son las falsas bolsas de empleo en el
exterior. Así han caído médicos, ingenieros y técnicos, que con el sueño de
conseguir un empleo pagan por supuestos costos de exámenes y de trámites de
visas.

Lo que está quedando en evidencia es que están acudiendo a estrategias más
elaboradas. La semana pasada, la Policía atendió a un profesional al que le
habían prometido un cargo en una empresa en Panamá. “Para dar visos de
credibilidad, diseñan páginas web que parecen reales e inclusive ponen a gente a
contestar en los teléfonos que aparecen en sus páginas”, explica una fuente.

Otra de las denuncias fue el caso de una mujer de 40 años que
consiguió pareja a través de Internet
. Los estafadores entablaron la
relación virtual y después de un tiempo, cuando el novio iba a venir de Estados
Unidos por ella, la mujer recibió un correo electrónico de un supuesto abogado
que le notificaba la sorpresiva muerte del pretendiente y la noticia de que
había un seguro de vida a su nombre. Ella había remodelado la casa para
recibirlo y, en medio de su decepción, aceptó consignar en dólares una suma
cercana a los dos millones de pesos, para los trámites del cobro de la póliza.
Desde entonces, nadie volvió a contactarla.

Tome medidas de
seguridad

Puede evitar ser víctima en la web siguiendo estos
consejos

Si va a realizar compras ‘online’, cerciórese de que las páginas cumplan dos
requisitos: que comiencen por https:// en lugar de http., y que en la barra del
navegador aparezca el ícono del candado cerrado. A través de este se puede
acceder a un certificado digital que confirma la autenticidad de la página.

Desconfíe de aquellos correos en los que entidades bancarias, compañías de
subastas o sitios de venta le solicitan contraseñas o información confidencial,
etc.

No reenvíe mensajes de cadena. Son usados para captar las direcciones de
correo de usuarios a los que posteriormente les envían virus, falsas ofertas,
etc.

El ‘CAI virtual’

La Policía creó el ‘CAI virtual’ para asesorar a cibernautas. Contáctelos en
www.ccp.gov.co

Deja una respuesta