Redes sociales son aliadas en la atención de heridos en Medellín

Y MEDELLIN PA´DELANTE

 
Este modelo de teleasistencia cubrirá la
ciudad y los colegios del departamento.

El Skype y el WhatsApp, que a
diario utilizan millones de personas para sus conversaciones cotidianas, se
convirtieron en herramientas para salvar vidas en Medellín.

Y es que estos dos programas en manos del Centro
de Simulación Médica de la Universidad de Antioquia son aliados del proyecto de
asistencia remota a emergencias en la ciudad, que incluye la atención de
accidentados y heridos por el conflicto.

Policías capacitados en soporte vital, personal
médico y de atención prehospitalaria en comunicación constante con los agentes,
y conexiones con la red encargada de las ambulancias y de la recepción de los
pacientes, son los tres pasos fundamentales de esta estrategia que busca salvar
vidas y fue probada con éxito el pasado diciembre en la Comuna 13 (ver
gráfico).

“Todo se hace con la gente que hay y un uso
apropiado de la tecnología: no es inventar la Red (Internet) ni hacer nada
distinto de lo que ya está hecho. Simplemente hacemos un inventario de qué hay,
qué falta y eso que falta lo trabajamos”, dice Jorge Iván López, coordinador del
Centro.

De hecho, gracias a la nueva Ley de regalías el
programa de telesalud de esta Universidad contará para los próximos cinco años
con 42.000 millones de pesos. El proyecto de teleasistencia es
solo uno de los 16 que desarrollarán en este lustro.

Según López, muchos de los que van a desarrollar
tienen potencial de exportación: en congresos internacionales, funcionarios e
investigadores de países como Afganistán han mostrado interés en ellos.

Con
más posibilidades

Para el Mayor Harold Barrera, exsubdirector de la
Escuela de Formación Carlos Holguín que acompaña el proyecto, esta iniciativa
que comenzará en abril su implementación definitiva también le permite a los
agentes de policía acercarse de manera distinta a la comunidad.

“En un comienzo había desconfianza pero luego, al
darse cuenta de su capacitación y de que les prestaban apoyo en línea, se
sentían mejor atendidos”, enfatizó Barrera.

Además de Internet, por medio de los
radioteléfonos, Avantel e incluso por una línea 018000
habilitada por UNE –aliada en el proyecto– los uniformados reportan lo que
sucede a sus pacientes.

Así, durante el año será cubierto gradualmente un
20 por ciento de la ciudad e igual proporción de colegios en
Antioquia, donde se desarrollará un proyecto similar que incluirá
teleeducación.

Según el médico José Fernando Flórez, quien
además es doctor en informática médica, en el 2013 seguirán utilizando estas
redes sociales.

“Fueron las soluciones que encontramos y con esas
soluciones estaban familiarizados los usuarios. Cuando la red crezca buscaremos
otro tipo de alternativas”, precisó.

Sin embargo, concluyó López, las principales
barreras a superar son culturales y políticas. “La tecnología puede hacer que
las cosas funcionen mejor, pero habrá a quien no le sirva”, sentenció.

El
futuro de la teleasistencia

1.
Atención en casa

Los cerca de 4.000 pacientes que
reciben atención domiciliaria en Medellín resultarían beneficiados de la
teleasistencia: mediante dispositivos adheridos a sus cuerpos emitirían alarmas
en caso de emergencia que, además de ser informadas a los familiares, activarían
redes de atención de emergencia.

2.
Red hospitalaria

Mientras un paciente es trasladado de un hospital
a otro, su historia clínica que estará en Internet pero en canales privados,
‘viajará’ de un centro a otro. Así garantizarán que toda la información que
necesita el médico esté disponible en tiempo real.

3.
Conexión segura

El proyecto podría conectarse a la Empresa de
Seguridad Urbana para ayudar a salvar vidas. “Técnicamente no hay dificultad,
falta es que se logre política y administrativamente: es más un problema de
articular esfuerzos”, dice Jorge Iván López , coordinador del Centro de
Simulación en Salud.

Deja una respuesta