Conozca la magia de las salas de cine Imax

Cine Imax

En el 2014, con tecnología láser, la
proyección ocuparía la totalidad de la pantalla.

 

Descubra el funcionamiento de estas salas de
cine que se destacan por sus imágenes y sonidos.

 
La experiencia que se vive en una sala de cine IMAX parece sacada de un
episodio de ‘Star Wars’. Por ejemplo, la sala de Procinal, ubicada en el Centro
Comercial Plaza de las Américas, en Bogotá, tiene una pantalla tan alta como un
edificio de siete pisos (21 metros) y larga como una cancha de baloncesto (29
metros).
 
Las dimensiones del vinilo en el que se proyectan las imágenes y la
estructura que lo soporta (pesa casi seis toneladas), son de entrada
sorprendentes. Pero estos son apenas detalles de lo que hay detrás de estas
megasalas.
 
«Parte del proceso de digitalización de esta sala IMAX incluyó la
modernización de los proyectores por unos digitales. Desde el 2008 la proyección
se realizaba con equipos que trabajan con el formato tradicional de cintas de
celuloide», explicó Luis Roberto Camargo, gerente de la sala IMAX de
Procinal.
 
Sonido e imagen
Las salas IMAX son especiales porque desde su diseño y construcción se tienen
en cuenta factores y detalles para que la imagen y el sonido cuenten con la
mejor calidad. «El efecto de inmersión que provoca en los espectadores se debe a
un sistema que trabaja con una sincronización que es comparable con la de un
reloj y con la calidad del sonido de una orquesta sinfónica», explicó
Camargo.
 
Detrás del engranaje IMAX hay dos proyectores con lámparas de 6.000 vatios,
cada uno; 32 parlantes ‘subwoofer’ y seis parlantes por cada canal para un total
de 62 con una potencia total de 50.000 vatios. Además, utiliza la tecnología
‘Image enhancer’, que garantiza que el tamaño de la imagen no comprometa su
nitidez, calidad, resolución, brillo y colores.
 
La calibración de la imagen y el audio se hace con un sistema láser que
garantiza la fidelidad de la proyección, evitando que sea diferente para uno u
otro espectador. También, se realiza diariamente una calibración que sigue los
parámetros de configuración inicial. Esto corrige inmediatamente las fallas y
desajustes del sistema.
 
La calidad de la imagen, tanto en proyecciones en 2D o 3D, radica en que los
dos proyectores trabajan simultáneamente, lo que hace que la calidad de la luz
de la imagen que se proyecta sea hasta dos veces mayor a la de una sala de cine
tradicional.
 
Láser, una salida de
oro
La tecnología láser, que estará disponible desde el 2014, garantizará una
mayor calidad en la proyección de las imágenes en las salas IMAX .
 
Además, esta solucionará la limitación que tiene el actual formato digital,
que restringue la proyección a un tamaño de 26 metros por 15 metros. Así se
podrá utilizar el área total de la pantalla sin sacrificar calidad.

Deja una respuesta