Teletrabajo: ¿impulso u obstáculo para subir productividad?


 
Entre las grandes empresas de tecnología, las opiniones sobre el teletrabajo están divididas.
 
La discusión empezó con Yahoo!, que prohibió trabajar por fuera de la oficina porque sus trabajadores disminuyeron la productividad, y luego fue apoyado por Google. Sin embargo, la gigante Intel les salió al paso y dijo que sus empleados que teletrabajan dan mejores resultados. A raíz del conflicto, analistas determinaron que ambas partes tienen razón. Lo importante es reconocer que no todo el mundo puede utilizar esta herramienta.

Aunque sea casualidad o no, entre el 4 y 8 de marzo se celebra la semana del teletrabajo, promovida por organizaciones privadas y públicas estadounidenses como Cisco, Citrix, la Universidad Estatal de Washington, la asociación World at Work y hasta la Nasa, entre otros. Pareciera que la polémica despertada la semana pasada se hubiera hecho como preámbulo a la celebración. Lo que sí está claro, es que defensores y detractores de este método de trabajo sentaron sus posiciones.

Para quienes están a favor de esta tendencia que ha ido aumentando en la última década en organizaciones privadas y públicas, el hecho de la reducción del estrés de los empleados al no tener que salir de casa hace que su desempeño sea mejor. El tráfico en las grandes ciudades, el tiempo que toma entre terminar e iniciar una actividad, e incluso la distracción que suponen los compañeros de oficina, son argumentos que ponen a favor. Incluso algunos dicen que la economía local de una zona puede mejorar pues sus clientes se quedan cerca.

Para las empresas también tiene beneficios como la caída en los costos operativos, pues en ocasiones un puesto presencial es mucho más costoso si se incluyen factores como la infraestructura y los costos de arrendamiento.

Sin embargo, hay otros que creen que el teletrabajo no es tan bueno como lo quieren hacer creer. Por ejemplo, el director financiero de Google, Patrick Pichette, dijo que es importante para la compañía que los empleados se encuentren en la oficina para compartir ideas nuevas e innovadoras. La afirmación toma más fuerza, por ser esta empresa una de las mejores para trabajar en el mundo, según varios estudios.

Pero hay más razones. Hay quienes dicen que el hecho de estar en casa y no tener supervisión hace que algunos empleados no cumplan con igual con sus responsabilidades. La presidenta de Yahoo!, Marissa Mayer, quien estuvo en el centro de las críticas la semana pasada por prohibir esta práctica, argumentaba que sus teletrabajadores eran menos productivos.

“Para el empleado también puede ser perjudicial, porque termina eliminándose la separación entre trabajo y vida familiar y ocio. Además muchos dicen que desde la casa terminan trabajando mucho más y desaparece el concepto de ‘llevar trabajo para la casa’”, señaló Luís Fernando Martin, especialista en comunicación organizacional.

Finalmente, el hecho de que prácticamente desaparecen las relaciones interpersonales del trabajo es también uno de los puntos en contra.

¿Quién tiene la razón? Varios artículos de publicaciones como Forbes y BusinessWeek, estudios del Telework Reasearch Center en Estados Unidos y voces de especialistas, coinciden en que ambas partes están en lo correcto. Son tantos los beneficios como las desventajas del teletrabajo. Lo que se debe tener en cuenta es el tipo de persona a la que se le va a dar esa opción, la clase de trabajo que va a desempeñar y la funcionalidad para la empresa.

“Cuando hablas de organizaciones globales, encontrar cómo conectar a la gente para que creen una comunidad es muy importante”, dijo Gordon Graylish, gerente de soluciones de Intel.

“El teletrabajo no es bueno para todo ni para todos. Por eso primero hay que seleccionar el tipo de trabajo que es posible desarrollar desde cualquier lugar y a cualquier hora y evaluar quiénes se adaptan mejor a esta modalidad. Por ejemplo, el trabajador joven que combina trabajo y estudio o las mujeres trabajadoras/madres que prefieren permanecer el mayor tiempo en el hogar sin interrumpir el desarrollo de una carrera laboral”, dijo César Cheng, director general de Deloitte Colombia, empresa que tiene a muchos de sus empleados teletrabajando.

Más empresas entran a opinar
Los empleados que trabajan desde la casa de grandes compañías como Best Buy, British Telecom y Dow Chemical han reportado un aumento en su productividad en comparación con los que van a la oficina. Un análisis reciente confirmó que los teletrabajadores de American Express eran 43% más productivos que los demás.

Sin embargo, otra preocupación entre los empleados que teletrabajan es que no sean tenidos en cuenta para obtener ascensos y más responsabilidades porque sus jefes no los ven trabajar. De ahí la necesidad de mantener un contacto continuo con los compañeros.

Deja una respuesta