El secreto para el éxito: el fracaso

Las ideas mejores y más exitosas son aquellas que mejoran la vida de las personas.

Si usted es un emprendedor y su primera empresa no tuvo éxito, ¡bienvenido al club! Todos los hombres de negocios exitosos han experimentado algunos fracasos a lo largo del camino.

Recientemente fui anfitrión de un evento  en pereira.
 
Reúne a los líderes de las 100 compañías privadas de más rápido crecimiento en Colombia, varios otros emprendedores destacados, algunos emprendedores, y del programa del SENA.
 
Pasamos el día escuchándonos unos a otros y compartiendo historias de logro e innovación. Hubo muchas risas y algunas conversaciones grandiosas.
 
Mirando a la gente reunida alrededor de nuestra mesa, tuve una oportunidad maravillosa de reflexionar sobre lo que hace exitoso a un emprendedor.
 
Me encontré remontándome a lo básico: los tres atributos clave que pueden marcar una verdadera diferencia en la carrera de una persona.
 
Aunque he abordado estos puntos antes, algunas de las historias de los emprendedores los destacaron de manera diferente. Si usted aprende bien estos puntos básicos, puede avanzar con su idea riesgosa con más confianza de que está preparado para superar las situaciones difíciles.
 
1. MANTÉNGALO SIMPLE
Las ideas mejores y más exitosas son aquellas que mejoran la vida de las personas. Sus fundadores a menudo tienen un plan sencillo enfocado en un solo producto o servicio; uno que es provocado por la frustración.
 
Paul Lindley, el fundador de Ella’s Kitchen, empezó su negocio porque no podía lograr que su hija comiera.
 
Quería crear un producto conveniente que hiciera las comidas divertidas para los bebés y los niños pequeños, así como para sus padres.
 
A Paul se le ocurrió la idea de producir sobres coloridos y táctiles rellenos de alimentos orgánicos. Las recetas innovadoras cautivaron a padres y niños por igual, y tomaron por sorpresa a líderes del mercado como Heinz y Hipp Organic en Gran Bretaña, ya que sus productos más bien obsoletos dependían de frascos de cristal y sabores tradicionales.
 
Ella’s Kitchen ha capturado 19 por ciento del mercado en el Reino Unido e imitadores están empacando sus productos en sobres.
 
Mientras contaba su historia, fue evidente que verdaderamente ama su trabajo. Convirtió su frustración momentánea por la dificultad de alimentar a su hija en algo que está haciendo los horarios de comida más disfrutables para las familias.
 
2. SI AL PRINCIPIO NO TIENE ÉXITO
Pocas empresas resultan: Es la manera en que un emprendedor principiante hace frente al fracaso lo que hace desatacar a esa persona.
 
De hecho, el fracaso es uno de los secretos del éxito, ya que algunas de las mejores ideas surgen de las cenizas de un negocio cerrado.
 
Si usted es un emprendedor y su primera empresa no tuvo éxito, ¡bienvenido al club! Todos los hombres de negocios exitosos han experimentado algunos fracasos a lo largo del camino.
 
En Estados Unidos, la mayoría de los inversionistas analizarán los fracasos pasados de un emprendedor antes de tomar una decisión, no porque le preocupen, sino porque quieren ver que esa persona puede soportar un ocasional contratiempo.
 
La resiliencia es una de las características de un emprendedor que permanece en actividad a largo plazo.
 
Al hablar con el equipo que dirige el SENA, me sentí alentado por la historia de Juan Vargas, ya que demuestra que nuestros emprendedores están aprendiendo de sus errores y creando nuevas empresas.
 
Juan es un chef que inició un restaurante, el cual luego quebró debido a la mala planeación.
 
Sin embargo, desde entonces ha lanzado su próxima empresa, que es un negocio de banquetes que también vende cuatro tipos de reducciones balsámicas de chocolate que él desarrolló mientras operaba el restaurante.
Esta habilidad para identificar una fórmula ganadora pese a su desesperación al ver cerrar su restaurante marca a Juan como alguien a quien hay que observar.
 
Algunas de sus salsas y bebidas en polvo han sido seleccionadas por dos cadenas nacionales en Sudáfrica; él está buscando iniciar pronto las ventas internacionales.
 
3. ¿SE ESTÁ DIVIRTIENDO TODAVÍA?
Si no le gusta ser emprendedor, lo está haciendo mal. Cuando está ansioso por llegar a trabajar en la mañana y generalmente pasa un buen momento, hay una mucha mayor probabilidad de que cree una atmósfera positiva e innovadora y de que su negocio florezca.
 
Keith Bete, un emprendedor del Centro Branson, ejemplifica a la perfección esta actitud. Fundó Ubuntuism, una empresa de ropa basada en el Ubuntu, una filosofía humanista africana que se enfoca en crear una comunidad pacífica y próspera donde las riquezas sean compartidas y la gente sea tratada con respeto.
 
Su pasión y entusiasmo son contagiosos: Todos los que le conocen querían comprarle una playera y saber más de su compañía.
 
¿Cómo le han ayudado estos tres puntos en su carrera? ¿Se ha levantado después de un fracaso? ¡Comparta su historia en la sección de comentarios o envíeme una nota!

Deja una respuesta