Google, de cara a otra investigación antimonopolio

 
Google Inc. enfrenta una investigación antimonopolio a manos de la Comisión federal de comercio de Estados Unidos (en inglés, FTC), para averiguar si la empresa se sirve del liderazgo en el despliegue en línea: desde publicidad de mercados hasta restricción ilegal de la competencia, dijeron fuentes familiarizadas con el tema.

La nueva investigación, que llega después de que la FTC decidió cerrar la revisión de la empresa de búsquedas de Google en enero y no tomar acciones, se encuentra en las etapas preliminares y puede no llegar a ser muy importante, dijeron las fuentes, quienes solicitaron que no se las identificara, a causa de que el asunto no tiene estado público.
Los investigadores de la FTC evalúan si Google abusa de su posición en el despliegue de publicidad, que es una industria de US$17.700 millones que incluye la venta de publicidad estandarte en sitios web, de modo de presionar a las empresas para que compren más de sus otros servicios; esto es una práctica prohibida por las leyes antimonopolio, dijeron esas fuentes. Google viene atrayendo la vigilancia regulatoria en todo el mundo mientras apuntala la participación de mercado que tiene en la publicidad digital.
El ente de competencia de Canadá se prepara para principiar una investigación formal sobre las prácticas de búsqueda de Google, según reveló la empresa la semana pasada.
La Unión Europea investiga a Google por la forma en que opera el negocio de búsqueda y también abrió la investigación de la unidad de dispositivos manuales, Motorola Mobility, sobre los otorgamientos de licencia de sus patentes a fabricantes rivales de dispositivos. Los organismos antimonopolio de Argentina y Corea del Sur también escrutan la empresa.
Niki Fenwick, vocera de Google, y Peter Kaplan, vocero de FTC, declinaron formular comentarios sobre la investigación.
Google cayó casi 1% por ciento después de que se diera a conocer la noticia de la investigación.
Investigación temprana
En enero para evitar una batalla legal contra los entes regulatorios de Estados Unidos que fuese costosa en potencia, Google puso fin a una investigación de 20 meses que aspiraba a comprobar si había distorsionado los resultados de búsqueda haciendo el compromiso de cambiar algunas prácticas de negocios y llegando a acuerdos extrajudiciales por los argumentos de que había hecho uso indebido de las patentes a fin de desbaratar a la competencia en la tecnología de los teléfonos inteligentes.

La empresa dijo que voluntariamente eliminaría las restricciones impuestas sobre el uso de la plataforma en línea de búsqueda de avisos y le ofrecería a las empresas la posibilidad de que los contenidos no estuvieran en los resultados de búsqueda de Google.
La decisión de la FTC en la investigación sobre prácticas de búsqueda fue como un golpe para los competidores de Google, entre los que se cuentan Microsoft Corp., Yelp Inc. y Expedia Inc. La alianza entre esas empresas de comercio en línea y de búsqueda Web hizo presión en el organismo, de modo que este presentara una demanda por infracción de las leyes antimonopolio, que sostenía la existencia de una posición dominante de Google en las búsquedas de Internet y del privilegio que la empresa otorgaba a sus propios servicios en las respuestas que arrojaban las consultas.
Una de las fuentes dijo que Microsoft no estaba comprendida en la revisión que la FTC hace del mercado de despliegue de publicidad.

Deja una respuesta