Cinco razones para comprar una ‘phablet’

Phablets
La Galaxy Note 3 y la Lenovo K900 son algunas de las mejores ‘phablets’ del mercado.
                         

La historia y las ventajas de los ‘smartphone’ de gran formato.

Atrás quedaron los tiempos en que los teléfonos celulares más codiciados por los consumidores se preciaban por sus reducidas dimensiones. Cuando las terminales inteligentes eran una tendencia en ciernes, los usuarios buscaban dispositivos cómodos, fáciles de usar y con excelentes características de portabilidad. Su principal función era permitir realizar y recibir llamadas.

Surgieron modelos como el Samsung SGH-E888, de 8,7 cm de largo por 4,7 de ancho (lanzado en septiembre de 2005) o el Motorola V190 de 8,5 cm de largo por 4,6 de ancho (lanzado en diciembre de ese mismo año). Los ‘smartphones’ se habían empezado a sacudir del anonimato apenas en 2002, de la mano del BlackBerry 5790 con servicio para leer y responder correos electrónicos, la Palm Treo y el Ericsson P800. Para 2005, aún se los veía como un producto para nicho corporativo y su utilidad, para el usuario promedio, aún resultaba difícil de discernir. Las conexiones de alta velocidad y los planes de datos aún no eran masivos. Por ende, el flujo de contenidos multimedia disponibles no era mayúsculo. Llevar videos o fotos en la palma de nuestra mano era apenas una quimera.

Con el incremento de las conexiones de alta velocidad y la mejora paulatina de las capacidades técnicas de los teléfonos, surgieron nuevas tendencias. El iPhone, presentado por Steve Jobs en 2007, determinó el nuevo camino a seguir. Era un teléfono con una pantalla enorme para los estándares de la época. Ya no incluía un teclado Qwerty físico como los BlackBerry. Su principal función dejó de ser enviar y recibir llamadas. Se concibió como un aparato multimedia. Desde entonces, las pantallas de nuestros teléfonos han ido creciendo cada vez más y en 2010 despegó el segmento de las tabletas como opción aún más efectiva para consumir contenidos digitales.
Muchos pusieron el grito en el cielo cuando vieron el Galaxy S3 con pantalla de 4.8 pulgadas en 2012. “¿Dónde están tus pantalones de payaso?” y “es ridículo llevar un aparato tan grande en la oreja” fueron las frases recurrentes de los críticos de estos dispositivos. Sin embargo, la innovación ha ido de la mano de las enormes dimensiones.
Cuando las pantallas superaron las 5 pulgadas, surgió un nuevo término: ‘phablet’. Este tipo de dispositivos se insinuaron en las ferias tecnológicas a comienzos del año pasado. Son el punto intermedio entre los teléfonos inteligentes y las tabletas. Su rango va de las 5,1 pulgadas hasta las 7. Los primeros lanzamientos fueron tímidos. Los fabricantes desconocían si este tipo de productos serían bien recibidos por el público. El Samsung Galaxy Note fue acogido con sorpresa virtud de sus 5,3 pulgadas, pero en dos meses vendió un millón de unidades. El Galaxy Note II vendió tres millones en el mismo periodo de tiempo. Y, en total, ambas versiones ya totalizan 38 millones de unidades vendidas. Ahora, con la llegada de las conexiones 4G, se configuran como una de las opciones más atractivas del mercado.
Varios fabricantes se han unido a la tendencia. La compañía china Huawei presentó el Ascend Mate de 6,1 pulgadas; Sony se lanzó al agua con el Xperia Z Ultra de 6,44 pulgadas; Nokia se apuntó a la fiesta con el Lumia 1520 y el Lumia 1320, ambos de 6 pulgadas; LG no se quedó atrás con su Optimus G Pro (5,5 pulgadas) y la acompaña HTC con su colosal HTC Max de 6,9 pulgadas. Samsung acaba de actualizar su buque insignia, el Galaxy Note 3 (5,7 pulgadas), y también dispone de un hermano mayor de 6,3 pulgadas bautizado como Samsung Galaxy Mega.
La consultora IDC afirma que las ‘phablets’ han superado a los portátiles y a las de tabletas en el segundo trimestre del año, con 25,2 millones de unidades vendidas en el mercado asiático. Para 2017, se espera que la cifra se eleve a más de 400 millones de unidades en todo el mundo, de acuerdo con Statista. ¿Cuáles son las ventajas de las ‘phablets’?
Pantallas de alta resolución
La Galaxy Note III ofrece una resolución de 1920×1080 píxeles con una densidad de 387 ppi. La Lenovo K900 incluso la supera, con una resolución de 1920×1080 y 400 ppi (a mayor número de puntos, mayor nitidez). La Asus Phonepad las sigue de cerca con sus 367 ppi. Ofrecen una calidad de imagen excepcional, ideal para consumir contenidos multimedia.
Procesadores potentes
Las ‘phablets’ incoporan procesadores de entre cuatro y ocho núcleos. Por ese motivo, son perfectas para ejecutar aplicaciones demandantes, videojuegos y contenidos de alta resolución, así como para proveer un manejo multitarea idóneo.
Excelente capacidad de almacenamiento
Las phablets, a pesar de ser más pequeñas que las tabletas, suelen incluir entre 16 y 64 GB de almacenamiento interno, expandible a 128 GB por medio de tarjetas MicroSD. Su memoria interna es elevada, lo que mejora el desempeño general del dispositivo. El Galaxy Note 3 incopora 3 GB de RAM, el Asus FonePad Note, 2 GB, al igual que el Xperia Z Ultra. Considerando que muchos computadores de escritorio cuentan con no más de 4 GB de memoria RAM, estos teléfonos inteligentes de gran formato vienen equipados para soportar enormes cargas de trabajo.
Lo mejor de las tabletas y los ‘smartphone’ en un solo lugar
Si usted considera que es engorroso transportar una tableta de 7 pulgadas o más y, además, desea contar con las características de su teléfono inteligente, una ‘phablet’ es su dispositivo ideal. Cuenta con toda la conectividad disponible en los ‘smartphone’ –y ausente en algunas tabletas- y la capacidad de reproducción de contenidos y ejecución de aplicaciones de una tableta. Varios modelos incluyen un Stylus Pen, para escribir a mano y manejar las ventanas con la punta del lápiz. Son más livianos que una tableta convencional.
Cámara
Su portabilidad los convierte en compañeros ideales de viaje. Incorporan cámara de excelentes prestaciones. La mayoría graba video con calidad Full HD. Incluso, el Galaxy Note 3 soporta formato 4K (cuatro veces la calidad del Full HD). Además, sus cámaras frontales facilitan las videoconferencias, cuya popularidad se incrementará con la llegada de las redes 4G.

Deja una respuesta