¿Cómo controlar el uso de redes sociales por parte de los niños?

Controlar o supervisar totalmente la navegación de los hijos por internet es casi imposible. La mejor estrategia es poner reglas de juego claras y sentarse a discutir sobre los riesgos que hay en la red.


Las cifras son contundentes: de acuerdo con una encuesta realizada por el portal estatal En Tic Confío, 5 de cada 10 niños entre los 5 y 9 años navegan solos en internet. Este acercamiento tan temprano a la red, y sin supervisión, puede ser un factor de riesgo.

La misma encuesta reveló que 95 por ciento de los jóvenes consultados, admitió que ya tiene una cuenta en Facebook una red social diseñada para mayores de 13 años, en los que algunos camuflan su edad para ser admitidos.

Esta interacción temprana, y escondida, se ha convertido en más que un dolor de cabeza para los padres, que se ven cada día más sobrepasados por el uso de redes sociales que ni ellos mismos conocen en su totalidad.
Estas son algunas recomendaciones:

1. Para saber porqué no es tan bueno que un menor use una red social, es imperativo que primero el padre conozca las redes para ue entienda de qué se trata y cuáles son los riesgos posibles.

2. Llegar a prohibirle el uso de redes sociales a un adolescente, es una tarea casi imposible, pero si desde una edad temprana, cuando se tiene más control sobre las actividades diarias del niño, se le restringe el uso de internet solo cuando estén presentes los padres, se dará por descontado que las redes sociales no están a su alcance.

3. Así como un menor sabe que hay películas en cine a las que no puede entrar, conversaciones que no debe escuchar o programas de TV que no debe ver, debe saber que hay contenidos en internet que no están a su alcance, entre esos, las redes como Facebook y Twitter.

4. Permitirle a un niño el uso de estas redes, implica mentir sobre su edad en el momento del registro del perfil ya que se exige que la persona tenga al menos 13 años así que dentro de la educación en valores que deben fomentar los padres, se debe incluir no mentir en internet.

5. Se puede tomar el anterior ejemplo como prueba de que es muy fácil mentir en la red para que aprendan a tomar precauciones. A partir de allí se puede explicar al menor los peligros presentes en la red.

El peligro de los delincuentes

Una cifra bastante preocupante que reveló la encuesta hecha por En Tic Confío, es que 27 por ciento de los jóvenes consultado ya ha conocido personalmente amigos virtuales.

Los delincuentes suelen crear perfiles falsos para ganarse la confianza de los niños. Es trascendental que como padres siempre transmitan la regla de oro de internet: no todo es cierto y siempre hay que verificar todo.

Más allá de los controles informáticos que puede tener sobre la navegación de sus hijos (utilizando programas espías o filtrando páginas), la recomendación más importante es que hable abiertamente de estos temas con sus hijos. No se confíe de lo que puedan aprender en el colegio, la interacción en la casa es más que fundamental.
4 consejos prácticos:

1. Utilice las redes sociales que maneja su hijo, así no sean de su gusto. No puede controlar o supervisar lo que no conoce.

2. Navegue con sus hijos por las redes sociales y discutan sobre los alcances y funciones de estos portales.

3. Redacte un documento consensado de cómo manejar la conexión a internet en la casa.

4. Mantenga contacto con amigos cercanos de sus hijos, ya que usualmente las interacciones más comunes son con ellos.

Deja una respuesta