El Gobierno Nacional alista el decreto para la implementación de los peajes electrónicos

 

Luego de una década, el Gobierno definiría el proyecto que arma la arquitectura para la identificación electrónica de vehículos y pone sobre la mesa el debate de los peajes electrónicos.
La Administración cuenta con un proyecto de decreto que escoge la tecnología norteamericana sobre la europea, lo cual ha sido criticado.
El proyecto de decreto, que está ha sido trabajado por el Ministerio de Transporte adopta las normas del protocolo de comunicación que tendrán los Tags o diapositivos de vehículo abordo, con el fin de ser identificados de manera electrónica por radiofrecuencia en todo el país con múltiples funcionalidades de la arquitectura para la identificación electrónica de vehículos, entre ellas el pasaje electrónico.
El Gobierno viene diseñando los estándares y protocolos de esa identificación y los dispositivos que servirán para los cobros electrónicos de peajes en vías interurbanas. En el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2010-2014, se incluyó el llamado Sistema Nacional de Identificación Electrónica Vehicular (Siniev).
Desde 2009, algunas concesiones viales adoptaron proyectos piloto de implementación de sistemas de cobro automático de peajes. Una de ella es Devinorte, la cual cuenta con tres estaciones de cobro de peaje, entre esas la de la Autopista Norte en el km 2+600 en Bogotá. La concesión adoptó desde 2010 la tecnología europea.
Esta es la tecnología CEN 278, denominada activa, que según el gerente de la concesión, Sergio Echavarría, fue escogida porque le da seguridad al recaudo. La de Estados Unidos es la pasiva, basada en el estándar ISO 18.000 6C. Últimos estudios contratados por el Gobierno habían indicado que esta es la mejor opción.
El proyecto de decreto conocido por LR señala que el Recaudo Electrónico Vehicular (REV), el antiguo Siniev y el cual hace parte de los Sistemas Inteligentes de Transporte (SIT), se llevará a cabo con “la norma ISO/IEC 18000-63 o su equivalente de presentarse alguna modificación a dicha norma por parte de la International Standards Organization (ISO)”.
Actores como Devinorte y empresas interesadas en la licitación de los peajes electrónicos han afirmado que este ha sido un proceso que no se ha socializado y han manifestado que si el sistema americano presenta fallas de seguridad demandarían a la nación.
Según Felipe Targa, ex viceministro de Transporte y quien estuvo al tanto del Siniev, este proceso siempre fue socializado y consultado con todas las partes. El ex funcionario afirmó que con la tecnología norteamericana, la cual se basa en un estándar abierto, se busca que haya interoperabilidad para que pueda haber interconexión y se haga operable todo un sistema.
El experto aseguró que varios países como Brasil, México, Perú y Ecuador ven la oportunidad de oro de utilizar el TAG, como identificación vehicular.
Actualmente en Colombia, hay empresas que utilizan esta tecnología que funciona como un chip que se adhiere al vidrio panorámico y que a futuro se conocería como la tercera placa, el código único de identificación. Cada chip incluye un número que al ser consultado en un sistema general accedería a la información del automóvil.
“No renuncié por caso de corrupción”
Frente a afirmaciones que se hicieron en este diario sobre el motivo de renuncia del ex vice ministro Felipe Targa, el ex funcionario afirmó que son falsas. “Jamás me han embargado el sueldo y no tuve que renunciar bajo ninguna acusación de corrupción. Después de haber renunciado, y en los últimos días en el Ministerio salí a denunciar varios “micos” que habían colgado en un proyecto de Ley de iniciativa del Gobierno para reformar el Código de Tránsito y mejorar la seguridad vial en el país”. Actualmente, Targa dice no tener ningún proceso abierto ni con la Contraloría ni otro organismo de control por el Runt o por ningún otro tema. Para el experto se necesita de una base de datos digna y robusta del Runt, para que la arquitectura sea funcional.

Deja una respuesta