Noticias falsas en línea, ¿hasta dónde llegaremos?

noticiasfalsas

La foto de un niño sirio que duerme entre las tumbas de sus padres se hizo viral esta semana.
              

Semanalmente nos enfrentamos a la misma escena: la noticia más curiosa resulta ser mentira.

Esto de las noticias falsas, inventadas, tan comunes en Internet, ya dejaron de ser un esporádico fenómeno para volverse una preocupante tendencia. Semanalmente, como si fuera el día de los inocentes, nos enfrentamos a informaciones que resultan ser mentira, un fiasco, un mal chiste en el que caen medios de comunicación. En el que caemos todos, al final.
Y lo peor: la mayoría se crearon de manera premeditada, para crear caos y confusión. Algunas de ellas parten del humor de algunos sitios que se dedican a ello, a burlarse de la realidad. Otros, en cambio, bajo el escudo del ‘experimento social’ se han dedicado a gestar hechos y acciones para luego destapar el engaño.
La foto del niño sirio que duerme, triste, en medio de las tumbas de sus padres asesinados es falsa. Como lo es la foto y la noticia de la supuesta matanza de perros ordenada por la alcaldesa de Barranquilla, la cual replicó la modelo y presentadora Carolina Cruz en su Twitter, como cierta, y que ahora la tiene metida en un lío.
Los 37 muertos por sobredosis de marihuana en Colorado, EE. UU., en el primer día de venta libre del narcótico, ‘noticia’ que un Senador local retrinó, fue otro sonado montaje (no todos sabemos que es imposible sufrir sobredosis con marihuana).
El ‘bikini bridge’, ese supuesto fenómeno entre jovencitas, de mostrar el pubis en vestido de baño producto de la extrema delgadez, resultó ser un invento desde el 2009 ‘rescatado’ por un portal extranjero que hasta creó cuentas falsas en Twitter para viralizar la supuesta práctica. Hoy está, lastimosamente, ad portas de volverse una terrible realidad.
Es tal la cantidad de noticias falsas nacidas de supuesta frases atribuidas al Papa Francisco, que el propio Vaticano tuvo que salir la semana pasada a desmentir muchas de ellas y a referir los sitios informativos oficiales de su Santidad.
A veces los chistes no son tan graciosos. En octubre pasado los principales medios de Marruecos destacaron la ‘noticia’, nacida en redes sociales, de que España daría la ciudadanía a aquellos marroquíes que renunciaran al Islam. Tremendo lío de dimensiones diplomáticas el que se armó.
He visto al colega Gustavo Gómez, de Caracol Radio, batirse a diario en Twitter con decenas de personas que le restriegan una foto en la que se ve abrazando a un reconocido contratista, para atacarlo e insultarlo en el marco de la cruda tormenta política que gobierna a Bogotá. El señor que abraza Gustavo es un curtido y querido productor de su emisora, en el día de su retiro, con quien también trabajé. Siento decirle a Gustavo que pasarán años y seguirá vigente la famosa ‘prueba bomba’ y miles de personas creyendo su ‘veracidad’.
Y es que existen portales que se dedican a ayudar a la gente a crear noticias falsas, a manipular la realidad y a compartir eso en redes sociales. El coctel lo completa la facilidad con la que el escándalo y el morbo se viralizan. ¿Ganamos algo con esos ‘experimentos’? Dudo mucho que algunas risas y estados de Facebook burlándonos del medio de turno que ‘cayó’. A los periodistas no nos queda mas que afinar el ‘dudómetro’. Estar alertas, atentos, acordarnos que la celeridad diaria por el tráfico y la preferencias de las audiencias no nos debe alejar del sagrado rito de la confirmación de las fuentes y los datos.
Duro camino nos queda a quienes vivimos de contar la realidad, esa que, hoy en día, como en Matrix, ya no sabemos si es de verdad o todo es un gran invento.

Deja una respuesta