Facebook llevará Internet a emergentes con drones

 

En la actualidad, hay unos 2.500 millones de internautas en el mundo. El gran sueño de los gigantes informáticos es estar ahí cuando se conviertan en 5.000 millones o incluso 7.000 millones de usuarios, dentro de unos pocos años.
Cuerpo de la Noticia: 
Facebook no es una excepción y, según adelantó la cadena CNBC, estaría ultimando la compra de Titan Aerospace, un fabricante de drones propulsados por energía solar. Poco se sabe de esta operación, la primera de Facebook en este campo. Se baraja un importe cercano a los US$60 millones de dólares y, en cuanto al por qué de la adquisición, se especula ya con el interés del propio Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de la red social, de usar aviones no tripulados para proporcionar conectividad a áreas remotas del Tercer Mundo.
Ésta es, de hecho, la gran aspiración de Zuckerberg en Internet.org, una iniciativa sin ánimo de lucro creada para conectar a las dos terceras partes de la Humanidad que aún no tiene acceso a la Red.
El emprendedor de Silicon Valley se aferra a un reciente estudio elaborado por Deloitte, que concluye que, si se amplía la conectividad de países en desarrollo a los niveles actuales de los países desarrollados, su productividad aumentaría un 25%, su PIB crecería en US$2,2 billones y se generarían unos 140 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.
¿Mejor globos? Otro gigante de Internet, Google, también aspira a llevar conectividad a las áreas más remotas (en su caso, tanto del Tercer Mundo como a las áreas rurales del propio EEUU). Plantea, en cambio, el uso de globos, por su menor coste unitario.
Google propone lanzar miles de globos a la estratosfera, que volarían de forma semilibre e irían dotados de la tecnología para rastrear su movimiento y detectar a tiempo cuándo llegarían al fin de su vida útil. Al parecer, el grupo lleva años estudiando los vientos a 20.000 metros de altitud.
De hecho, habría lanzado ya varios cientos de globos en Nueva Zelanda y algunas zonas de África, a modo experimental. Un proyecto fascinante, pero que, al igual que los drones, puede enfrentarse con regulaciones estatales en materia de espectro radioeléctrico, privacidad o seguridad nacional.
En el caso de los globos, además, Google tendría que coordinarse para no entorpecer el tráfico aéreo. Logística Amazon, por su parte, sorprendió al mundo al presentar su proyecto PrimeAir, por el que pretende usar drones para repartir los pedidos a domicilio.
«Sé que esto parece ciencia-ficción, pero no lo es», declaró Jeff Bezos en el programa 60 Minutes de la cadena CBS. El ambicioso plan de Amazon requiere de seguridad la aprobación de las autoridades estadounidenses de la aviación pero, según Bezos, Prime Air podría estar operativo en cuatro o cinco años. Accenture, por su parte, propone emplear drones para un uso más terrenal: para agilizar la logística en almacenes.

Deja una respuesta