¿Cuál es el smartphone ideal para tomar una ‘selfie’?

Probamos cuál de estos seis celulares es el mejor para tomar una ‘autofoto’

Comparamos seis teléfonos para ver cómo se portan a la hora de hacer una ‘autofoto’.
Las ‘selfies’ están de moda. Gracias a la masificación de los ‘smartphones’, muchas personas llevan a diario cámaras digitales en sus bolsillos. Pero mientras que las cámaras principales (las traseras) son cada vez más potentes, las cámaras frontales -que son las que se usan a la hora de tomar una ‘selfie’ como el de la noche de entrega del premio Óscar- son más bien modestas y palidecen en comparación.
Esto se ilustra en el caso del iPhone 5S, que puede tomar fotos de 8 megapíxeles y grabar video en Full HD con su cámara principal, pero cuenta con apenas 1,2 Mp en su cámara frontal. Sin embargo, logra gran calidad en color y en contraste. Su gran ventaja: con la actualización de iOS 7.1 las fotos quedan con un gran balance de colores e iluminación gracias a su sistema HDR mejorado.
El caso del Nokia Lumia 1020 es incluso más dramático, porque viene armado con la que bien podría ser la cámara más impresionante que se pueda hallar en un Smartphone, dotada con un supersensor de 41 megapíxeles. Pero la cámara frontal es de apenas 1,2 Mp (lo mismo que la del iPhone) y eso se nota a la hora del autorretrato.

Lo mejor del ‘selfie’ con este modelo es su buen manejo de luz y colores, aunque funcionan mejor si se hacen al aire libre que en un ambiente cerrado.

Por su parte, el Sony Xperia Z Ultra, que tiene una cámara principal de 8 megapíxeles, sube la capacidad de su cámara frontal a 2 megapíxeles que, además, puede capturar Full HD. Con su pantalla de 6,44 pulgadas y una interesante opción: es resistente al agua, es decir, podrá sumergirlo completamente hasta un metro en una piscina, para tomarse ‘selfies’ bajo el agua. Su inmensa pantalla de alta definición y óptica de la cámara frontal lo convierten en uno de los mejores para la maniobra de autofotos.
El LG G2 tiene el mismo desequilibrio entre sus cámaras, la principal de 13 megapíxeles con estabilización óptica de imagen, y la secundaria, más discreta, con solo 2,1 megapíxeles. Pero se separa de los demás porque ambas cámaras son capaces de operar en Full HD en una misma toma. Es decir pueden ser usadas a la vez, gracias al modo dual, que sobrepone la cara del fotógrafo a la escena captada. En la prueba, arrojó una foto ‘selfie’ con gran foco y muy buena nitidez, manejo de luz y colores. 
La marca china Huawei entra a la competencia con la cámara frontal del Ascend P6, la más potente en el mercado (5 Mp), que toma fotos en una resolución de 720 p, es decir, en HD. Esta diferencia es notable a la hora de ampliar las impresiones, pero no es particularmente apreciable en resolución y contraste. Sin embargo en calidad de iluminación y fidelidad de color, es una de las más interesantes.
Pero una cámara es más que solo megapíxeles. La foto del Óscar se hizo con un Samsung Galaxy Note 3, que con 2 megapíxeles en su cámara frontal (tiene 13 en la cámara principal) no se ubica precisamente en la cima de los más potentes. Pero la firma surcoreana se desmarca de la competencia con una herramienta llamada ‘Beauty Shot’ (belleza facial), que remueve de la foto arrugas, defectos y brillos para producir una imagen más suave, aunque en ocasiones, un poco menos natural. Si su idea es lograr un ‘selfie’ en donde todos queden con un rostro angelical y juvenil, este es el móvil que necesita.

Deja una respuesta