Cómo afectará la ‘muerte’ del XP al funcionamiento de los cajeros automáticos

La mayoría de los cajeros del mundo utiliza el extinto sistema operativo de Microsoft, al que la tecnológica ha dejado de dar soporte técnico este 8 de abril. ¿Afectará esto a la seguridad de nuestros ahorros? 

Hace un año, Microsoft anunció que Windows XP tenía fecha de caducidad: era el momento de decir adiós al sistema que lanzó allá por 2001 y pensar en versiones más modernas para actualizar nuestros equipos informáticos.
A pesar de la antelación con la que se avisó, hay ciertos aparatos que están retrasando la ‘mudanza’: los cajeros automáticos. Se estima que aproximadamente un 95% de los cajeros del mundo funciona con XP ¿Qué medidas están tomando los bancos para no correr riesgos tras la ‘defunción’ de esta emblemática plataforma de Microsoft?
Muchas grandes entidades ya se han puesto manos a la obra. La agencia Reuters informó de que Lloyds, HSBC, Barclays o Santander han negociado con la tecnológica para que ésta les prolongue el soporte al menos hasta que actualicen el software de sus cajeros automáticos.
Otro de los grandes de la banca, JP Morgan, ha ‘comprado’ la extensión del servicio de Microsoft por un año extra y planea actualizar a Windows 7 sus cajeros en julio. Citibank y Wells Fargo también tiene pensado dejar atrás el XP, pero aún no ha desvelado sus planes de futuro.

España
En nuestro país la situación es similar y la actualización de los cajeros depende individualmente de cada entidad, no de los proveedores de las máquinas.
Desde Euro600, empresa a la que pertenecen el 34% de los cajeros de nuestro país, han confirmado a Expansión que los clientes deben estar tranquilos porque los sistemas de seguridad que utilizan estos aparatos son independientes al sistema operativo que estos utilicen y, por tanto, no tendría que haber ningún problema tras el 8 de abril.

Los bancos españoles también se han pronunciado. Fuentes de Caixabank confirmaron que los cajeros de la Caixa están trabajando en la migración a Windows 7 y que «en todo el proceso se sigue contando con el soporte de Microsoft, con quien hay acuerdos de partnership tecnológico». Además, han querido resaltar que «no hay ningún cambio en el funcionamiento ni, por supuesto, para el usuario supone ningún problema».
Por su parte, desde Banco Sabadell han querido matizar que el parque de sus cajeros funciona con diferentes versiones de sistemas operativos, entre ellos Windows XP, y que aún están analizando sus opciones ante el final del soporte.
«Un cambio de este tipo implica una gran inversión económica y un largo periodo de homologaciones de cajeros, periféricos y otras capas de software que dan servicio a estos aparatos», aclaran fuentes de la entidad.
También garantizan que el uso de XP en estas máquinas no supondrá ningún tipo de contratiempo para sus clientes y añaden que «el resto de proveedores de programas de seguridad sí que siguen dando soporte para esta versión del sistema operativo a los productos que operan en los cajeros».

Deja una respuesta