Fin a cláusula de permanencia para internet y TV, el siguiente paso

Balance MinTIC 2013

El minTIC, Diego Molano, explicó la eliminación de cláusulas de permanencia en celulares.

Gobierno va tras cláusulas que ‘amarran’ a los usuarios a los contratos de comunicaciones.

Tras el anuncio del miércoles del desmonte de los subsidios de los teléfonos celulares y, por ende, de las cláusulas de permanencia que atan en el tiempo a las personas con un contrato de voz y navegación móviles, el Gobierno Nacional señaló que dentro de sus planes está la eliminación sistemática de este tipo de condicionamientos de los servicios de televisión paga, internet fijo y llamadas.
En dialogo con EL TIEMPO el ministro de las TIC, Diego Molano Vega explicó además algunos alcances adicionales de las medidas tomadas ayer.
Desde el primero de julio, las personas deberán comprar su equipo móvil de manera separada del plan de navegación y llamadas. Los usuarios tendrán la opción de adquirir dichos aparatos con financiamiento, pero sin que esté relacionado o atado a una permanencia mínima con el operador.
En tal sentido, en su factura mensual debe recibir de manera discriminada el valor de su servicio de comunicación y aparte el de las cuotas por el celular.
En caso de querer cambiar de empresa prestadora de servicios, la persona podrá hacerlo, informando al operador actual con 30 días de antelación de su fecha de corte, sin que la deuda remanente por el equipo se lo impida. Dicha obligación la podrá seguir pagando de manera separada, mientras usa el mismo aparato con su operador nuevo.
Cabe destacar que las personas que hoy en día tienen un equipo subsidiado dentro de un contrato con un operador, deberán esperar a que culmine tal término para poder hacer un nuevo contrato sin permanencia.
Otra de las consecuencias de la medida es que los “operadores no podrán suspender los servicios contratados por demoras en el pago del celular y si el usuario adquiere un teléfono celular con su operador en modalidad de pago diferido, el operador deberá incluir en un documento separado las condiciones de pago en el que se indique, entre otros, los plazos acordados entre las partes”, señaló la Comisión de Regulación de Comunicaciones en un comunicado público.
Diego Molano, ministro de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, habló con EL TIEMPO sobre las nuevas reglas en los contratos de telefonía celular y para dónde va la normatividad del sector.
¿Qué se busca con la eliminación de las cláusulas de permanencia?
Cuando empezamos este Gobierno teníamos tres operadores, y en la actualidad tenemos 10. Lo que buscamos es que haya más competencia y lo estamos logrando, y para hacer que haya más competencia tenemos que hacer que los usuarios sean libres. Por eso en este Gobierno hemos implementado la portabilidad numérica, hemos ordenado que no se bloqueen las bandas de los celulares, hemos ordenado que se comparta la infraestructura, hemos hecho procesos de subastas para promover la competencia y lo estamos logrando.
¿Qué va a pasar con el resto de servicios de telecomunicaciones que aún tienen clausulas?
Desde el Ministerio le hemos pedido a las diferentes entidades como la Antv y la CRC que también analicen esos mercados, los cuales se comportan de formas diferentes al de la telefonía celular. Son segmentos del mercado que aún no hemos estudiado, pero en los que la decisión de compra no depende de un dispositivo, como para en el caso de la telefonía móvil.
¿Se harán más costosos los equipos?
No creemos que eso pase. Por el contrario, veremos una mayor competencia entre operadores y otros canales de venta como almacenes de cadena y otros comercios que entrarán en el negocio de la venta de equipos móviles.
Industria ve riesgos
El anuncio del Mintic sobre la prohibición de las cláusulas de permanencia generó preocupación en el sector de las telecomunicaciones.

«Es un movimiento difícil de calificar. Esta es una de las opciones más elegidas por los colombianos entre todas las que tenemos para adquirir un teléfono, con lo que hay que ver cómo repercute en el mercado», señaló Esteban Iriarte, presidente de Tigo, a la vez que resaltó que la comercialización de celulares es para ellos un servicio a sus usuarios pues «su participación dentro de los ingresos es de pérdida. Lo que nosotros comprábamos era comercializado siempre a un valor inferior, justamente porque estaba atado a una cláusula de permanencia. Si uno mira el negocio de teléfonos en sí mismo es deficitario».

Por su parte, Alberto Samuel Yohai, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), dijo que la medida «elimina una buena opción que hasta el momento la mayoría de los colombianos aprovecha para adoptar nuevas tecnologías de manera más asequible» y tildó de preocupantes los efectos que la resolución pueda tener en la adquisición de dispositivos compatibles con 4G. «Más que desacelerar el crecimiento en la cantidad de usuarios, va a desacelerar la adopción tecnológica. Entonces, probablemente, un colombiano se demorará más en obtener tecnología de punta para aprovechar las últimas redes instaladas en el país», explicó.

Deja una respuesta