Las mujeres modernas ven en su celular al mejor conserje digital

Las mujeres quieren que las marcas online se comporten como su «conserje digital», es decir, un asistente que esté dispuesto a cumplir todos sus deseos en la web.

 De acuerdo con un estudio de Microsoft y la agencia Ogilvy & Mathers, el 75% de ellas duermen con su smartphone y pierden entre una y dos horas de sueño mientras buscan o realizan compras. 
Thom Arkestaal, director de investigación e inteligencia de Microsoft, explica que se ha subestimado el rol de las mujeres, algunas veces muy temerario, como adoptadoras de nuevas tendencias. 
Esta investigación, que consultó alrededor de nueve mil mujeres en el mundo, contradice la creencia de que las mujeres no usan la tecnología, al contrario, la mayoría confía en las herramientas digitales. 
Siguiendo con lo que podría suponerse, ellas siguen muy sociables incluso en la web. Una de cada cinco tiene 900 o más contactos en su red personal. Y la usan para comprar. 
«Las mujeres compran demasiado por redes sociales. La explicación es que la información te llega mientras estas loliando en el teléfono», dice Carolina Hoyos, creadora de Animalista Diseño. 
Ella empezó la venta de zapatos a través de Facebook, sin un local, aunque ahora lo tiene. Puede recibir pedidos de otras partes del mundo e interactuar con mujeres conectadas, incluso a las dos de la madrugada. 
Carolina se mantiene muy activa en redes sociales y aconseja cómo combinar los zapatos. Así es fácil hacer clic. 
Y en esto concuerda con el investigador Arkestaal, que cree que las marcas tienen que hacer más fácil encontrar información sobre sus productos en línea y dejarles saber dónde están en las múltiples plataformas. 
A esto se suma la frecuencia con que las empresas se conectan con sus clientes. «Creo que el principal error de algunas marcas es que están enfocadas en comunicarse frecuentemente con los consumidores, pero no en la calidad de estas comunicaciones». 
«Las divas digitales no tienen tiempo para las distracciones online», se dice en el estudio, por ello, 60% de las consultadas quieren que los sitios les ayuden a navegar entre tanta oferta. 
Se ha impuesto el término «casual serendepity», que podría traducirse como dejarse sorprender, de forma casual. Las marcas, en este contexto aprovechan todos los datos de los usuarios. 

Privacidad importa 
Pero no hay que engañarse. «Los consumidores quieren tener el control de su vida digital», se precisa en la tendencia Derecho al anonimato, que presentó otro estudio, esta vez de Microsoft, Future Laboratory e IPG Mediabrands. 

Al respecto, Arkestaal, que estuvo en Colombia durante el Congreso Internacional de Mercadeo y Publicidad Digital, hablando de estos hallazgos, precisó a este diario, que las personas saben que las marcas recolectan datos, lo que aprueban, para mejorar su propia experiencia. 
«Pero les preocupa por cuánto tiempo y dónde las marcas guardan estos datos, lo que se llama su huella digital». Por ello, prefieren a los que les permiten manejar sus propios estándares de privacidad y se muestran respetuosas de esto. 
Aunque algunos (45% en el estudio de Microsoft) están dispuestos a hacer una especie de trueque al permitir que se recolecten sus datos por beneficios económicos. 
«Valórame», parece ser la consigna de los actuales consumidores, dice el estudio de Microsoft. Ellos saben que su comportamiento online tiene un valor alto para las actividades de mercadeo. ¿Aunque se sabe exactamente qué costo se paga? No siempre. 

Deja una respuesta