Desde el espacio observan los cambios de la superficie terrestre

Saber cuántas hectáreas de bosques se pierden alrededor de Manizales y cómo avanza el deshielo del Nevado del Ruiz es posible a través de la Teledetección.

Consiste, en palabras del experto mexicano Jorge Lira, en “obtener información de la escena sin estar en contacto físico con ella”. Una persona, un conjunto de bacterias, un paisaje, una estrella o la superficie terrestre son objetos de estudio, incluso a miles de kilómetros de distancia, como ocurre con los satélites artificiales que orbitan fuera de la Tierra.
Las aplicaciones de esta disciplina se trataron en el Primer seminario internacional de Teledetección, que se realizó esta semana en la Universidad Católica de Manizales, con el apoyo del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC).
Lira, investigador de la Universidad Autónoma de México, explicó cómo se hacen las imágenes digitales desde los satélites y para qué se usan.

Como cámaras digitales


Los satélites artificiales son como cámaras digitales. Captan la escena, en este caso la superficie terrestre, almacenan los datos o números, generan una imagen y la envían a una estación espacial. Su resolución es tan buena que son capaces de observar hasta objetos de un metro de largo, como las piezas detectadas en el Océano Índico que podrían pertenecer al avión malasio desaparecido el pasado 8 de marzo.
Hay dos sistemas diferentes:

1. Satélites con sensores
Poseen un telescopio con sensores acoplados que captan los rayos solares (los podemos percibir), los infrarrojos cercanos y los infrarrojos térmicos (que no vemos). El problema de este sistema optoelectrónico es que cuando hay zonas nubladas, comunes en Colombia, no puede observar la superficie terrestre y, por lo tanto, se queda sin imágenes.
Los rayos u ondas electromagnéticas, que provienen del sol, viajan hasta la superficie terrestre (en forma de calor), interactúan con ella y parte de esa radiación regresa al espacio, donde la perciben los satélites (la radiación que queda en la Tierra es la que permite hacer imágenes con celulares o cámaras digitales, que también poseen sensores).
2. Satélites con antena
Estos hacen imágenes, aun si hay zonas nubladas. Cuentan con una antena que genera su propia radiación de microondas, las cuales van a la superficie y regresan traspasando las nubes. Los satélites reciben esos rayos, invisibles al ojo humano, los codifican y generan imágenes. Aunque es más difícil analizar los datos, son útiles para Colombia.

Cómo se digitalizan las imágenes

Cualquier sistema de teledetección sigue estos pasos para digitalizar una escena, en este caso, una mujer en blanco y negro. Pase el cursor sobre la imagen y dé clic en los íconos para ver la información. 


Para qué se utilizan

Las imágenes satelitales por sí solas no sirven, sino el análisis que se hace a través de métodos matemáticos para comparar fenómenos físicos como crecimiento urbano, deforestación, incendios, deshielo, agua contaminada, derrames de petróleo. Un área emergente es la geomática, que incluye los sistemas de información geográfica, el manejo del territorio y los recursos naturales, así como el seguimiento de desastres naturales.
El resultado es la cuantificación de los cambios en la superficie terrestre, por ejemplo, a qué velocidad avanza la urbanización de Manizales o cuál es la expansión de una zona devastada por un tornado.
La teledetección también se aplica cuando un científico observa con un microscopio un cultivo de células y quiere saber cuántas hay por centímetro cuadrado, cuando un astrónomo detalla una galaxia con telescopios potentes y también en las operaciones de inteligencia militar para detectar las rutas de desplazamiento de guerrilleros.

La cifra

90 dólares
cuestan las imágenes satelitales más económicas. También las hay de 4 mil dólares.

En Colombia y Caldas

Este ortofotomapa del sector nororiental de Manizales se hizo con múltiples fotografías aéreas del 2008 que se juntaron como piezas de un rompecabezas y se procesaron a ciertas escalas, al punto que pueden suplir un levantamiento topográfico. 


Cartografía del sector nororiental de Manizales que se hizo con base en la fotografía aérea, digitalizada. 

Nuestro país le compra las imágenes satelitales a otros países como Canadá y Estados Unidos (Francia, Japón e India también poseen satélites en órbita) para analizarlas y obtener información. Jorge Lira, investigador mexicano, afirmó que Colombia está avanzado en teledetección, especialmente por el trabajo de las universidades Nacional, Distrital (Bogotá), de Los Andes y el IGAC.
Este último usa la teledetección para levantar mapas (cartografía) y hacer el censo catastral, aunque usa más las imágenes aéreas que las satelitales. Es de gran utilidad para los planes de ordenamiento territorial, pues permite analizar los cambios del uso del suelo y hacer un inventario detallado del relieve, las vías, la hidrografía y los bosques de un municipio, indicó Patricia Elena Montes, jefe de Oficina de Informática y Telecomunicaciones del IGAC Territorial Caldas.
“El éxito depende de la resolución de la imagen, que persiste a través de la historia. Nuestros ojos son sensores que captan imágenes, pero las tenemos solo instantáneamente”.

Deja una respuesta