Jimmy Wales, el señor Wikipedia

El creador de la mayor enciclopedia online, es guardián del libre conocimiento y rechaza la censura.

Entre las nuevas ideas de Jimmy Wales está la de llevar Wikipedia gratis a África, mediante celulares baratos.
Entre las nuevas ideas de Jimmy Wales está la de llevar Wikipedia gratis a África, mediante celulares baratos.

Llevar el conocimiento a todos los rincones del planeta de manera libre y gratuita. Esta es la idea que tuvo Jimmy Wales, con la que se metió para siempre en la historia de internet. Su creación, Wikipedia, la principal enciclopedia global que se construye de manera colaborativa, es una de las mayores innovaciones del mundo digital. Con más de 30 millones de artículos, es la quinta página más visitada del mundo, y su importancia como herramienta educativa y de reservorio de conocimiento no para de crecer.
Wales habla con este diario desde Londres, vía Skype. Allí vive desde hace dos años, con su actual (y tercera) esposa, y con su segunda hija, de nueve meses. Wales está acostumbrado a dialogar con la prensa y se prende de frases que repite calcadas en entrevistas. No tiene problema en entregar monosílabos si el tema lo incomoda, especialmente cuando se trata de alguna crítica a su trabajo o temas personales. Su nombre comenzó a sonar hace unos diez años, a medida que Wikipedia crecía. Pero hay historia antes de eso.
Jimmy Donal ‘Jimbo’ (es su apodo) Wales nació hace 47 años en Alabama, Estados Unidos. Su padre era comerciante y su madre, maestra, con la que Wales estudió buena parte de sus primeros años escolares y de quien tomó mucho de su amor por el conocimiento. Más tarde estudió finanzas en la Universidad Auburn y un doctorado en la Universidad de Indiana. Trabajó como asesor financiero en Chicago Options Associates, donde, aseguran, hizo una buena fortuna. Al menos, esto es lo que muestra su página de Wikipedia. El germen de Wikipedia, cuenta el mismo Wales, nació en su casa cuando miraba las pesadas enciclopedias y les marcaba con stickers las entradas actualizadas.
En 1996 abrió su propia compañía, un sitio de contenidos eróticos llamado Bomis. Más tarde, en sus años públicos fue consultado sobre la razón de elegir ese mercado, y él lo describió como “un motor de búsqueda más bien destinado a los jóvenes”. Las chicas con poca ropa le generaron ganancias para mudarse a San Diego a surfear el boom de internet y fundar Nupedia, una enciclopedia online con revisión de pares, con contenidos escritos por académicos y expertos que sin duda fue el embrión de Wikipedia. Transcurría el año 2000 y Jimmy ya estaba con su segunda esposa, Christine, con quien tuvo a su hija Kira.
Nupedia no prosperó y muchos de sus socios apostaron al crecimiento de Bomis, pero Wales se obsesionó con la idea de una enciclopedia abierta y se focalizó de lleno en eso. Así, el 15 de enero del 2001 nació www.wikipedia.org.
Al alcance de todos
Wikipedia está concebida como una wiki: permite a los usuarios crear colectivamente su contenido y editarlo.
De hecho, más de un millón de personas han editado al menos un artículo. Lo distintivo de esta plataforma es que cualquier persona puede editar una publicación, mientras existe una gran comunidad de más de 80.000 voluntarios alrededor del mundo que velan por la edición de los contenidos para evitar publicidad de empresas o personas, información malintencionada y errores.
De este devoto ejército pende la veracidad y el mantenimiento de las más de 30 millones de entradas que existen en la actualidad. Como en toda comunidad, no faltan las luchas de egos y de distintas miradas sobre información con las que se arman largos debates que se pueden seguir al costado de cada publicación. Cuando una disputa levanta demasiado revuelo recurren a ‘Jimbo’, como si fuese un brujo sabio o el padre que mediará entre una pelea de hermanos, porque a pesar de tener múltiples roles dentro y fuera de Wikipedia, Wales participa activamente en el sitio. “Edito contenido en Wikipedia todos los días; me apasiona hacerlo y lo haré todo el tiempo que pueda”, dice.
La burbuja de internet explotó cuando Wikipedia apenas dejaba de gatear. Entonces Wales giró el timón y en junio del 2003 anunció la creación de la fundación Wikimedia para mantener la operación. En cada país, la fundación es la encargada del desarrollo de Wikipedia y otros productos, como Wikidata, Wikcionario, Wikiviajes y Wikilibros.
Editor con privilegios
A 13 años de su nacimiento, Wikipedia está hoy disponible en 285 lenguas, y tiene más de 20.000 millones de páginas vistas y más de 516 millones de visitantes únicos al mes. Es la quinta página más visitada del mundo, después de Google, Yahoo, Microsoft y Facebook. Se calcula que si aceptara publicidad en su sitio valdría más de 5.000 millones de dólares.
La popularidad de Wales creció junto con la de su gestación y en pocos años fue nombrado, por ejemplo, como una de las personas más influyentes por la revista Time y como joven líder global en Davos.
El destino llevó a este hombre, que hasta los 37 años no había salido de Estados Unidos, a pasar buena parte de su vida en conferencias por el mundo, pero sin gozar de la fortuna de los ‘Silicon Valley Boys’. Según The New York Times, su cuenta apenas supera el millón de dólares, incluidas las acciones de su empresa Wikiaun, servicios de hosting que aloja gratis páginas de internet.
Entre las críticas que recibe Wales se le achaca haber modificado en más de una ocasión publicaciones de Wikipedia sin seguir el protocolo de la plataforma, el cual consiste en que para hacer una entrada o modificación se requiere de información fáctica atribuible a un material previamente publicado, que debe ser citado. En el 2005, por ejemplo, Wales corrigió su propia biografía, que tenía un error en su fecha de nacimiento. “Siento decir que esta información es inverificable; quizá debería subir una nota de mi mamá como evidencia”, intentó bromear, pero fue ampliamente criticado por los ‘wikipedistas’.
Otro conflicto gira en torno de la cofundación de Wikipedia, de la que Wales asegura ser el único responsable. En el 2000, Wales contrató a Larry Sanger, un académico defensor del software libre, para trabajar en el lanzamiento de Wikipedia.
La idea de que todo el mundo, y no solo expertos, pueda editar el contenido se le atribuye a Wales, pero Sanger insiste en que fue él quien determinó el nombre Wikipedia y que es el cofundador de la plataforma. De hecho, así es nombrado en su página de Wikipedia. Este diario se comunicó con Sanger, quien declinó de hacer comentarios sobre Wales o sobre el episodio en particular. Sin embargo, su opinión queda clara en su blog Larrysanger.org, donde comparte una lista de links y artículos donde informa acerca de su rol de cofundador.
Wales está metido en la cocina diaria de Wikipedia, quizá demasiado. Conoce a los editores y miembros de la fundación, y es común verlo en los encuentros anuales que celebran (donde es venerado como un mesías), llamando a los asistentes por sus nombres o hacer referencias a temas personales en medio de las multitudinarias conferencias. Wales entrega un speech motivacional donde repasa, país por país, los hitos alcanzados –cantidad de artículos, idiomas agregados, ediciones revisadas–, que son festejados por los asistentes como en un gran campamento scout.
—¿Usted tiene hobbies?
—No.
—¿Algo? ¿Algún deporte?
—No. Estar en Wikipedia es mi hobby.
Entre sus viajes visita dos veces al mes a su hija Kira, que vive junto con su madre en Florida. Al hablar de la niña, afloja por fin su tono de voz. “Con ella somos muy cercanos y nos gusta hacer volar pequeños drones como diversión”. Sobre su segunda hija, de nueve meses, agrega: “Por ahora, solo damos paseos por el parque”.
Hace dos años se casó con Kate Garvey en Londres, conocida en la ciudad por ser la exsecretaria de Tony Blair, que también fue directora en la firma de relaciones públicas Freud Communications, del bisnieto del mismísimo Sigmund Freud. Su mudanza a Londres ocasionó un gran movimiento en su agenda diaria y aún busca, asegura, cómo balancear todas sus responsabilidades y temas personales.
—¿Cuesta mantener Wikipedia sin publicidad?
—Es habitual ver las campañas de pedido de ayuda económica en la página de inicio. La mayor parte de las donaciones provienen de los usuarios, donantes pequeños que hacen posible que Wikipedia exista. Además organizamos eventos para recaudar dinero, pero son los usuarios los principales benefactores.
Que Wikipedia pertenezca a todos –¿o a nadie? ¿O a Wales?– es un arma de doble filo. Esta empresa colectiva hace que nadie gane dinero, pero, según Wales, esto hará que la enciclopedia trascienda y dure más que Facebook o Twitter.
A su vez, si un día Wales despertara con el signo dólares en su cabeza, podría intentar abrir su plataforma a algún tipo de apoyo publicitario. Pero eso podría generar una revuelta en la granja global de voluntarios, quienes no reciben ningún tipo de pago.
—El diseño y la manera de mostrar los contenidos ha cambiado muy poco desde su lanzamiento. ¿Planean alguna evolución hacia algo menos estático, más atractivo?
—Estamos cambiando la tecnología para una mejor navegación, pero no esperamos muchos cambios de diseño. Nos gusta así. No queremos parecernos a Facebook ni a nada por el estilo.
Algo que a Wales le pone los pelos de punta es la pregunta recurrente acerca de la posibilidad de certificar de algún modo los artículos, para mostrar cuáles han sido desarrollados por expertos en el área específica. “Es lo que considero un pensamiento totalmente incorrecto. Esa noción de que para tener la mejor información hay que tener un experto certificado atrasa. Sí hay mucha evidencia de que tener la mejor información parte de tener un diálogo pensado, libre y público”, asegura.
Controversia y utilidad
También Wikipedia enfrenta importantes críticas, en especial se cuestiona la calidad de la información que allí se aloja y los contenidos erróneos o malintencionados que por momentos ofrece. En sus 13 años de existencia hay mucho análisis de Wikipedia como herramienta colaborativa. Se ha estudiado en tesis doctorales, trabajos universitarios y hasta existe un documental holandés, The Truth According to Wikipedia, que examina su fiabilidad y la dicotomía entre el uso de expertos el y de editores aficionados.
Para Santiago Kalinowski, director del departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas de la Academia Argentina de Letras, los resultados que se pueden extraer difieren mucho en calidad, por lo que no es justo criticar o alabar todo el cuerpo de contenidos. “Es verdad que uno puede encontrarse con artículos muy malos, pero también está lleno de excelentes obras curadas por expertos en temas muy específicos”, opina. El lingüista también señala la obra en inglés como muy superior a los contenidos en español y en otros idiomas. Según Kalinowski, el usuario debe distinguir entre los buenos y malos contenidos. “Esta herramienta es realmente útil para esparcir conocimiento”.
Asumir nuevos roles
En enero de este año, Wales se unió como codirector de The People’s Operator (TPO), una empresa inglesa que se autoproclama como la primera telefónica ética. De lo que les cobra a sus clientes dona el 10 por ciento a la ONG que este decide y se compromete a donar a su vez el 25 por ciento de sus ganancias. “La propuesta es realmente distinta. Mucho de mi trabajo será conversar con las ONG y los organismos para hacer conocer el concepto de negocio responsable”, explica.
Según Wales, la empresa se expandirá este año hacia EE. UU. y luego a otros mercados por definir. Sobre cómo impacta esto en su rol en Wikipedia, asegura que no será problema. “Estoy habituado a trabajar part-time en distintas cosas y no dejaré de trabajar en Wikipedia. Quizá viaje menos, lo que son buenas noticias para mi mujer”, bromea.
Otro proyecto ligado a la telefonía es Wikipedia Zero. “Estamos negociando con las operadoras telefónicas para entregar Wikipedia sin cargo en muchos países africanos y otras regiones en desarrollo. Con teléfonos económicos, de 40 dólares o menos, la penetración en África no parará de crecer”, recalca.

Deja una respuesta