Taxistas en Manizales, a una aplicación de distancia

 De los 2 mil 113 taxistas en Manizales, entre 900 y 1.000 tienen como mínimo una aplicación móviles para solicitar el servicio, según las empresas CityTaxi y Easy Taxi. El conductor Dago Fernando Miranda indica que estos sistemas generan más seguridad y más carreras. Otros taxistas prefieren seguir con el radioteléfono y las zonas amarillas.

«¡Taxi… taxi… taxi!» Suena en el teléfono de José Jesús Giraldo. En la pantalla del celular aparece una dirección en Rincón de Castilla, con la siguiente indicación: cerca a la Universidad Autónoma. El conductor rechaza el servicio. Prefiere seguir comentando sobre los beneficios de usar las aplicaciones para el servicio de taxi.
«Si la hubiera aceptado, aparecería la dirección completa, cuánto tiempo me demoro, a qué distancia está, el número de celular del usuario y hasta el correo electrónico. Como conozco muy bien a Manizales, con la sola dirección me guío, no tengo que mirar el GPS», explica el taxista con 48 años y 12 de experiencia.
En la ola
José Jesús es uno de los 2 mil 113 taxistas de Manizales, y uno de los cerca de 1.000 que optaron por usar las nuevas tecnologías en beneficio de su trabajo desde hace un año y medio, según las cifras presentadas por las empresas CityTaxi e EasyTaxi.
Cuenta que al principio conducir y estar pendiente del celular fue complicado, pero con el tiempo ha aprendido a entrar a todas las aplicaciones. Ya tiene dos dispositivos móviles, un Huawei y un Sony. «Tienen sistema operativo Android, muy bueno y rápido. Además en los dos tengo Facebook. Cuando se bloquea o no entiendo algo, mi hija es la que me explica», comenta.
Asegura que cada aplicación tiene sus reglas. En unas el servicio es para el conductor que acepte más rápido en la pantalla la solicitud, en otros es para el taxi que esté más cerca del usuario. «¡City taxi!», suena en otro celular y aparece una dirección en el barrio El Bosque.
Señala que con la empresa de Taxi Express tiene la aplicación CityTaxi, y que se inscribió a las de EasyTaxi y TaxiYa. También tiene radioteléfono, aunque dice que son pocas las carreras que coge por ahí, y además recorre las vías entre El Cable y Fundadores. «La mano del ciudadano siempre será una opción. Claro, las aplicaciones muestran más servicios, por ahí consigo entre 10 y 15 clientes al día».
Por redes sociales
Por el radioteléfono un compañero de José Jesús pregunta a la operadora si hay que actualizar la aplicación de CityTaxi, porque aparecía en rojo. «Sí, hay que actualizarla para que salga mejor la ubicación», contestó una mujer.
Dago Fernando Miranda, de 28 años y con 8 de taxista, afirma que al comienzo las aplicaciones tenían fallas en las alertas, la ubicación, los mapas, la velocidad, entre otros detalles, pero con el tiempo los desarrolladores las han mejorando.
«A veces nos salía el servicio, pero al usuario se le quedaba buscando. Uno llegaba y la persona desconfiaba porque no le habían asignado taxista. En otras ocasiones, el problema no es del programa, sino de que hay muchos pedidos y no hay taxis disponibles».
Dago no solo se quedó con las aplicaciones, aprovechó las redes sociales y la mensajería de texto para aumentar las posibilidades de servicios.
En enero pasado, para la Feria, abrió una página en Facebook, otra en Twitter y un grupo en WhatsApp (WA) con el nombre de Taxis Manizales.
«Pensé que no iba a funcionar, pero mucha gente empezó a enviar mensajes y a pedir servicios. De lo bueno ya fue maluco, porque casi no podía concentrarme en el trabajo. Manejaba las páginas y les iba diciendo a mis amigos, pero a veces el teléfono timbraba y timbraba, y me tocaba parquearme para ver las alertas».
Cuenta que al poco tiempo desistió de la idea y cerró las páginas, aunque dejó la cuenta en Twitter abierta, y conserva algunos clientes y amigos por el chat de WA. Indica que si una persona en las empresas de taxi se dedicara a administrar las redes sociales, generaría más carreras.
Sobre el uso de nuevas tecnologías, comenta que es un paso que todos deben dar y piensa que el radioteléfono va a desaparecer, porque a través de los celulares es más fácil comunicarse. «Los usuarios tienen la responsabilidad de poner bien la dirección para que lleguemos rápido, porque a veces escriben mal la calle o la carrera y uno se embolata. Menos mal ahí sale el teléfono para llamarlo».
Los clásicos

Dago recuerda que hace ocho años comenzó en el oficio sin radiotélefono ni celulares. Le tocaba moverse por la ciudad, ir a la Galería o parquearse en hospitales, centros comerciales, supermercados, el aeropuerto y la terminal.

Así como lo hace Fernando Morales, de 60 años, 20 como taxista. Él siempre ha preferido las zonas amarillas, dice que en la que mejor le va es en la de Confamiliares de la 50. «Voy a la fija, tengo carreras seguras y no tengo problemas. No se gasta gasolina dando vueltas.  Eso sí, si me sacan la mano, yo paro».
Para él, los radioteléfonos y las aplicaciones son algo que lo enredan, lo suyo no es buscar direcciones. Lo mismo piensa Fabio Hernández, de 44 años, 10 de conductor, quien tuvo la aplicación móvil durante dos meses, pero no le gustó. «Ese ruido del radioteléfono no lo soporto y el celular me distraía. Me gusta trabajar a mi ritmo, con lo que encuentre en la calle. Siempre estoy volteando».
Aunque reconoce que los dispositivos móviles son una ventaja para el gremio, porque les ayuda en los servicios y a ubicarse. Por eso, Jorge Castrillón, de 40 años y que desde hace uno conduce taxi, está ahorrando para comprar el celular. Sabe que con la empresa puede sacarlo financiado como Dago, que compró un Avio en $210 mil y lo pagó en tres cuotas.
«Para las aplicaciones, antes cobraban $25 mil, pero ahora todas son gratis o cobran $3 mil por el GPS. Solo hay que inscribirse en la empresa para que le puedan abrir el servicio. No basta con descargar la aplicación, hay que estar identificado», precisa Dago.
Por ahora, Jorge frecuenta la Galería para buscar usuarios, sobre todo, en las horas bobas, como las llama. «El radioteléfono va a desaparecer, a veces saco una que otra carrera, pero he visto que esas aplicaciones generan más».

Capacitaciones
Juan Felipe Álvarez, secretario de Tránsito de Manizales, indicó que no tienen un registro de cuántos taxistas en la ciudad utilizan aplicaciones, ya que esa información la maneja cada empresa. Lo que sí informó es que en la ciudad hay 2 mil 113 taxistas, y que desde junio pasado 200 conductores se capacitan con el programa La carrera de mi vida es ser el mejor taxista. La Administración busca formar a los conductores en desarrollo humano, calidad del servicio, normatividad, salud, redes tecnológicas y comercio electrónico. «Estas herramientas están para facilitarles el trabajo a los taxistas, y para que los usuarios tengan un mejor servicio. Además, son una garantía de seguridad para ambos».
Aplicaciones en Manizales
Para descargar las aplicaciones gratuitas hay que entrar a la tienda de de Apple o de Android (Según el dispositivo que posea el usuario). Vea la calificación, descargas y comentarios, según Play Store:

* CityTaxy: 4,3. 10 mil descargas

«Wilmar Marín Puerta: Excelente servicio. Ágil y seguro. Lo mejor, es de Manizales».
* EasyTaxi: 4,5. 5 millones de descargas
«Joaquín Salhón: Muy buena aplicación. Muchas más garantías y seguridad».
* Tappsi: 4,5. 500 mil descargas
«Freddy Vergara: Un App que permite buscar un taxi seguro, ágil y muy rápido».
* TaxiYa: 4,3. 10 mil descargas
«Alberto Camargo: Llega rápido y conoces los detalles del taxi y del conductor».
* Taxis Libres:  4,4. 100 mil descargas
«Carlos Franco: Excelente, ha mejorado mucho. Muestra posición del taxista y su foto».
* TaxiYaap: 4,3. Mil descargas
«Jorge Londoño: Muy buena y efectiva. Esperamos que más taxistas la usen».
CityTaxi, desarrollo manizaleño
Andrés Silva Gómez y Juan David Montes, ingenieros de sistemas de la Universidad de Caldas, desarrollaron en el 2012 la aplicación CityTaxi para que los manizaleños pidieran taxi desde un dispositivo móvil. Ahora el desarrollo se encuentra disponible en varias ciudades de Colombia.
Los desarrolladores indicaron que en la actualidad tienen unos mil conductores registrados, y unos 600 vehículos con el servicio.

Deja una respuesta