Llega el cliente de escritorio oficial de Google Drive para Linux

En Bitelia ya hemos hablado de la decepción constante que es tener que estar esperando por un cliente de Drive mes tras mes, mientras que Windows y Mac OS ya lo tienen desde hace dos años. Hoy, quiero que hablemos de lo que parece un intento de cliente de sincronización. Porque se queda en eso, en un intento.

El programa se llama Drive, ha sido creado por un empleado de Google, Burcu Dogan, que trabaja en la plataforma de Google Drive. Está alojado en un repositorio de Github y lo describe como un pequeño programa con el que hacer pull y push a los archivos de Google Drive. Si estáis familiarizados con programas de control de versiones como Git, conoceréis la terminología. Para los que no lo estáis, pull sería descargar los cambios de Drive y push sería enviar los cambios a Drive. Es importante aclarar que las opiniones de Burcu Dogan no representan a las de Google en sí, pero nos dan una idea de lo que quizá podrían estar pensando en el equipo que trabaja en el desarrollo de Drive para Linux.


Burcu afirma que cuando sincronizamos automáticamente no tenemos control de lo primero que se sincroniza, por lo que si queremos trabajar en un pequeño archivo de texto pero tenemos en cola la subida de una máquina virtual por ejemplo, nos bloquearía poder trabajar hasta que se suba la cola de archivos a Drive. También ha escrito que hacer la sincronización manualmente nos permite tener mayor control de lo que queremos hacer y de poder realizar los cambios cuando estemos seguros de que queremos hacerlos. Son argumentos que me han parecido razonables por lo que me he decidido a probarlo.

Deja una respuesta