3 Pasos para Escribir en tu Página Web todas las semanas

3 pasos para escribir

Escribir regularmente en tu página web o blog puede ser una pesadilla, especialmente para gente que no está acostumbrada a escribir. Cuándo estás arrancando tu negocio, dividir la atención entre la escritura y la operación de negocio hace que la escritura siempre pierda. Posponer la escritura es lo más fácil. Así pasa un año y lo único que haz publicado es el artículo de “Publicación de prueba”.
Hace varios años tomé la decisión de generar contenido regularmente y me hice el propósito de escribir un artículo diarios en el blog de todoenuno. Para ponerlo en contexto, durante todo el año anterior había escrito 365 artículos. Y mi nuevo propósito era escribir 1450 artículos. O sea que quería aumentar mi productividad.
Al principio era una pesadilla. Le dedicaba horas y horas a tratar de escribir. Me sentaba frente a la computadora con la pantalla en blanco y lo único que aumentaba era mi frustración. Cada vez que terminaba un artículo era como haber escalado el Everest. De continuar así iba a abandonar mi iniciativa rápidamente. Me dí cuenta que la única forma de lograr mi meta era desarrollar un método para escribir fluidamente.
Para hacerlo leí un montón de libros y estuve investigando como mejorar mis habilidades de escritura. Llegó el año y pude lograr mi meta: 150 artículos después he desarrollado un método que me permite escribir sin tener que sudar “mamones” cada vez que lo hago.
Una cosa muy importante para evitar sufrimiento es separar el momento de escritura del momento de creación de ideas. No trates de encontrar ideas cuándo tienes que escribir. Las ideas van a venirte en momentos diferentes: lo que yo hago es guardarlas en un sólo sitio que voy llenando todos los días.
Entre operar el negocio, atender a los cliente, responder el correo y todas las mil cosas que se pueden hacer en el día a día es muy fácil que se te pase el tiempo sin avanzar. Aquí es dónde aparece el método del Tomate…

El Tomate

A mí me funciona bien escribir en la mañana a primera hora. Cada vez que me siento en la computadora, lo primero que hago es dedicarme 45 minutos sin interrupciones a escribir. Cada artículo me toma sesiones de 5 minutos para terminarlo. En los casos dónde más tiempo me toma, en 2 sesiones lo tengo listo.
Este truco está basado en una técnica llamado “Pomodoro” que fue desarrollada por un pana para lidiar con las interrupciones constantes que tenemos cuándo estamos conectados a Internet. La idea es que tengamos momentos continuos de productividad dónde evitamos cualquier interrupción.
El método original recomienda usar momentos de 25 minutos. A mí me funciona mejor trabajar por 10 minutos. Prueba con cuál tiempo te va mejor, pero lo importante es que uses un cronómetro (el de la computadora o el celular) y establezcas el tiempo. Una vez que comienzas no te detienes hasta que suena el reloj. Nada de Twitter, Facebook, correos, … nada de nada. Concentrado escribiendo el artículo.
Al principio es un poquito forzado pero después de varios artículos, el tiempo se te pasa y no te das cuenta. Una cosa importante es que no trates de trabajar más de 60 minutos seguidos. Cuándo suena el reloj dedícate unos minutos a navegar, leer, responder. Si vas a trabajar más de dos sesiones continuas este tiempo también lo mides con el reloj.
Para aprovechar mejor este tiempo es importante que conozcas a las dos personas que viven dentro de tu mente cuándo estás escribiendo.

El Creativo y el Corrector

Sin lugar a dudas lo que más me ha ayudado es entender que todos llevamos dentro dos personajes. El Creativo y el Corrector.
El Creativo es la persona que quiere echar su cuento. Es la persona que cuándo llega a una reunión comienza a hablar y logra establecer conexión con otras personas. Si eres un emprendedor, el creativo es la persona que te ha llevado a crear un nuevo negocio.
La otra persona es el Corrector. Esta persona es la que tiene un miedo enorme a hacer el ridículo. Es la que evalúa constantemente cómo nos miran los demás y evita que cometamos errores y tomemos riesgos.
En la vida de un emprendedor normalmente el creativo tiene más poder que el corrector. Pero cuándo nos sentamos a escribir dejamos que el Corrector tome el mando. El corrector está todo el tiempo censurando lo que escribes haciendo que el proceso de escritura sea muy lento.
Lo que hace el corrector es un trabajo importante porque te ayuda a mejorar el artículo, pero no puedes hacer que te impida escribir. El método que he desarrollado para hacer mis artículos consta de tres pasos muy sencillos:

Paso 1: Escribir Creativamente

Con la pantalla en blanco comienzo a escribir mis pensamientos sin mirar hacia atrás. Solamente me concentro en lo que quiero contar. Me ayuda bastante pensar primero en el título y a partir comenzar a contar lo que quiero decir. Por lo general un artículo para tu blog debería tomar un sólo tema. Por tanto si planteas el título como una pregunta, el artículo consiste únicamente en responder esta pregunta.
Estoy los primeros 30 minutos concentrado sólo en escribir. Como si fuera una moto que avanza sin mirar hacia atrás. Normalmente el corrector trata de meterse y tengo que concentrarme para evitar mirar hacia atrás.
El resultado del primer paso es una primera versión completa pero sin pulir. Debes cerrar la historia completa. Sólo después que ya saqué toda mi creatividad sin ninguna censura, dejo entrar al Corrector.

Paso 2: Leer Detalladamente

Cuándo terminas de contar todo lo que quieres decir es momento de pasarle el control al Corrector. Ahora comienzas a leer detalladamente el artículo y corriges todos los problemas que dejó el Creativo. Limita estas correcciones a errores ortográficos o gramaticales pero trata de mantener el ritmo y la estructura que escribiste la primera vez.
Al finalizar esta lectura debes tener un artículo que casi está listo para publicarse. Con este truco de los dos personajes el tiempo para escribir se recorta un montón. Pero por más que el Corrector haya revisado siempre se cuelan pequeños gazapos y por eso es necesario hacer el tercer pase.

Paso 3: Agregar los Enlaces

Los enlaces o links a otras páginas ayudan al lector a encontrar contenido relacionado y continuar su lectura de una manera natural. Pero también cumplen otra función muy importante: los links hacia otras páginas de tu blog, permiten que el lector se quede leyendo en tu página web y conozca más sobre tu negocio. Y además te ayudan a subir el ranking con los buscadores. Por estas razones es una tontería no agregarle enlaces.
En este tercer pase vuelves a leer el artículo buscando oportunidades dónde enlazar otros artículos de tu página web. Seguramente en este pase también vas a encontrar algunos errores que se le pasaron al corrector. Una vez que terminas esta lectura tu artículo esta listo para publicar.
Una cosa que me motiva a escribir regularmente es entender la importancia y el valor que genero cuándo publico mis artículos. Creo que el uso de estos 45 minutos es el más productivo que puedo dedicar, ya que permite conectarme con mi audiencia y ayudarlos a resolver sus problemas.

Deja una respuesta