Cada segundo hay 12 personas víctimas del cibercrimen

Si es usuario de la web, tiene perfiles en redes sociales y le gusta hacer transacciones bancarias, cuide su información personal para que no se meta en el grupo de las 12 personas que por segundo se convierten en víctimas de algún crimen en línea.

La cifra fue dada por el gigante de la tecnología, Microsoft Corporation. Un informe de Norton, señala que esta problemática ya deja pérdidas estimadas en US$113.000 millones, una cifra  que  también está haciendo mella en las empresas.
Los ataques cibernéticos son pan de cada día y el sector empresarial está en el top tres de los más vulnerables de acuerdo con la información del estudio. Recientemente, Microsoft Colombia reveló que en el país, 20% de las pymes y 53% de las instituciones financieras se han visto afectadas por este flagelo. Es claro que la información se ha convertido en el activo más valioso y crítico para las compañías. Las bases de datos de clientes, datos personales de usuarios, datos financieros, secretos industriales, entre otro tipo de archivos, hacen parte de un recurso de alto valor en cualquier organización.
El último reporte anual de Verizon, por su lado, indica que se presentaron más de 1.300 casos de fuga de información, que obedecen generalmente a causas como ataques a aplicaciones web, robo físico o pérdida, ciberespionaje, mal uso de información sensible, entre otros.
Este factor se convierte en el principal temor de las firmas, no solo en Colombia sino en todo el mundo. El phishing, más conocido como hurto de identidad, es una de las modalidades más frecuentes de robo de información que ataca a diferentes industrias.
Según la empresa colombiana líder en ciberseguridad de la información, Olimpia, “un documento del fabricante de seguridad Symantec, se unió a la tendencia y reveló el top 10 de los sectores más afectados por esta problemática e identificó a los servicios no tradicionales, las manufacturas, las finanzas, los seguros y bienes raíces, los servicios empresariales, los mayoristas, el transporte, los hidrocarburos, las Comunicaciones, la electricidad, la administración pública, el retail, la construcción y la minería”.
Lo anterior lleva a toda organización a analizar y considerar diversas alternativas que reduzcan el riesgo informático. En ese sentido, las buenas prácticas son una oportunidad de mejora, pues son los errores humanos, fallos de seguridad y de hardware, los motivos más comunes para dichas filtraciones.

Deja una respuesta