Todo lo que que querías saber sobre Blogs

Que es un blog

Termina la presentación en la oficina del cliente con los tres socios fundadores. La presentación explicaba los beneficios de tener un blog empresarial y las ventajas comerciales que ofrecía. Al finalizar uno de los socios me felicitó por la presentación y me dijo que tenía una sola duda:
“¿¿Qué es un blog??”
Cuándo uno está todo el tiempo mencionando los mismos conceptos se le olvida que personas de otras áreas los desconocen. Y lo peor es que es precisamente el tipo de personas que queremos ayudar en todoenuno.net. Nuestra misión es ayudar a cualquier emprendedor a que aproveche las ventajas de Internet para hacer crecer su negocio, con énfasis en las personas que desconocen como hacerlo.
Entonces respiré profundamente, tomé conciencia de mi error al utilizar palabras técnicas que mi audiencia desconoce y comencé a explicarles con metáforas familiares a que me refería. A partir de esa reunión surgió la necesidad de este artículo.
Vamos primero con una definición “oficial” de lo que es un blog:

Definición Formal

De acuerdo a Wikipedia:
Un blog es un sitio web en el que uno o varios autores publican cronológicamente textos o artículos, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente y donde suele ser habitual que los propios lectores participen activamente a través de sus comentarios.
Los términos ingleses blog y web blog provienen de las palabras web y log (‘log’ en inglés = diario).

Definición Personal (o sea mía :-) )

Creo que el blog es una forma de comunicación que tiene tres componentes:

Está escrito por y para personas

Esto suena un poco obvio, pero aquí me refiero al tono. Un blog está escrito con un toque personal. Lo contrario de este toque personal es escribirlo con el tono impersonal o corporativo que se utiliza en notas de prensa genéricas. El tono es cercano, honesto y más parecido a un correo electrónico que a un manual corporativo.

Se actualiza con frecuencia

La información que se publica en un blog está asociada con fechas. Cuándo un blog pierde su frescura deja de ser un blog y se convierte en un material de referencia. Una diferencia importante con otras formas de publicación es que en un blog es preferible hacer un nuevo artículo para actualizar los contenidos que cambiar el artículo original.
De esta manera queda claro para el lector que el primer artículo fué escrito en un momento previo al segundo artículo. En las páginas normales de un sitio web la fecha de creación no es importante por lo que son atemporales. En un blog la fecha de publicación es una pieza clave de información para el lector.

Se lee por orden cronológico y por etiquetas

La forma más tradicional de navegación en las computadoras son los menús de navegación. Esta se forma se mantiene en los sitios web pero en cuánto a los blogs la forma más natural de navegarlos es por orden cronológico. Cuándo uno llega a la primera página del blog se visualizan los artículos más recientes. Y para ver artículos anteriores debes ir hacia “artículos más viejos”.
Otra forma de navegarlos es utilizando etiquetas o categorías que agrupan distintos contenidos. Esta agrupación se hace en cuánto a temáticas, taxonomías, ordenamientos, o cualquier otra cosa que se le ocurra al autor o autores del blog.
Una diferencia importante con respecto a otras formas de publicación es que la jerarquía no está definida previamente y se puede ir construyendo a medida que se publica. Esto hace que para el usuario se note un poco más de “caos” o “frescura” (depende del gusto de cada quién) y con frecuencia se pueden ver etiquetas en un blog que tienen un sólo artículo.
Cómo no es un concepto científico sino más bien algo en proceso de construcción, una buena forma de explicarlo es respondiendo algunas de las preguntas más frecuentes:

¿Cuál es la diferencia entre un blog y un sitio web de una empresa?

El blog es un conjunto de artículos que se publican regularmente. Un sitio web tradicional es un conjunto de páginas “estáticas” o que no cambian con mucha frecuencia. Me gusta pensar que el sitio web es más parecido a un folleto o brochure de presentación de la empresa y el blog es más parecido a las “noticias recientes” de dicha empresa.
Estos conceptos no están escritos en piedra y puedes ver muchas más diferencias y similitudes entre ambos en el mundo real. Pero como concepto inicial me parece que es una buena aproximación.

¿Un blog puede existir sin sitio web?

Sipis. Existen empresas que ofrecen la plataforma para que cualquiera pueda montar un blog y no necesitan agregar ninguna página estática. Toda la navegación dentro del contenido se hace por orden cronológico o por las etiquetas. La única página estática que se tiene muchas veces es la biografía del autor.
Entre las plataformas más populares donde puedes crear un blog sin el sitio web se encuentran wordpress.com, blogger.com y tumblr.com.

¿Cuáles tipos de Blog existen?

Tantos como tipos de personas existen… o sea muchísimos. Los hay de noticias, de tecnología, de viajes, de adolescentes buscando escapar de su mamá. O sea de todo. A esto contribuye que es más fácil y barato abrir un blog que comprar un cuaderno.

Cómo son tantos se pueden agrupar en las categorías que te provoquen. A mí me parece práctico agruparlos así:
Según el dueño:

  • Personales
  • Organizacionales
  • Empresariales
Objetivo del blog:
  • Promocionar un Hobby
  • Generar Ingresos por publicidad
  • Apoyar la venta de productos o servicios de la empresa

¿Qué es un bloguero?

Esa está fácil. Un bloguero es cualquier persona que se dedica a escribir en un blog.
Es una definición aún más ambigua que la de blog ya que algunas personas consideran que debes “bloguear” regularmente para considerarte un bloguero de verdad y otros piensan que si escribiste alguna vez en tu vida en un blog eres un bloguero.

¿Hay gente que vive de escribir blogs?

Sip. Hay gente que ha creado medios de comunicación cuya forma de publicación es el blog. Viven de la venta de espacios de publicidad.
Hay varias iniciativas recientes que han tenido notoriedad. Empresas que comenzaron con un blog y crecieron por la calidad de la información y la cantidad de lectores que lograron.
Si eres lo suficientemente viejo para conocer el caso de Mónica Lewinsky con Bill Clinton, es interesante saber que el primero que publicó la noticia fue “The Drudge Report” un blog que por ese entonces era de los primeros blogs dedicados a las noticias políticas.
Recientemente ha habido casos emblemáticos de blogs que se han vendido por un montón de dólares. Hace un par de años, Michael Arringtong vendió el blog de tecnología Techcrunch por 30 millones de dólares a AOL. Nada mal, no?

¿Hay algún programa que comprar para tener un blog?

Hmmm. Hay versiones gratuitas de las plataformas más populares que te permiten tener tu blog sin comprar nada. Como todo en Internet también hay versiones que puedes comprar. O sea que formalmente la respuesta es “Si y No”.
Ahora bien si lo que quieres es utilizar un blog personal o comenzar con el blog de tu empresa puedes hacerlo sin tener que comprar nada. Puedes utilizar herramientas como wordpress.com, blogger.com, para blogs personales y empresariales.
También puedes usar el servicio de la empresa Imolko (que es dónde yo trabajo). Tiene una versión gratuita y está hecha específicamente para emprendedores que buscan aumentar su negocio. En este servicio el blog se integra con el manejo de los clientes, mercadeo por email y atención al cliente.

¿Un blog es un formato de archivo?

Nopis. La definición del blog no se basa en ninguna especificación técnica. Está basado en cómo se usan tecnologías que son las mismas usadas en todo Internet.
O sea que no necesitas conocer ningún formato para publicar tu blog.
Para hacerle la vida más fácil a los blogueros del mundo y que se puedan cambiar de proveedor de una forma sencilla, se han desarrollado algunos de formato de archivos más o menos standard. Entre esos formatos creo que el más popular es el formato usado por WordPress que es una versión extendida del RSS 2.0.

¿Cuántos blogs hay en el mundo?

Muuuchos. Dependiendo de la fuente y fecha de la investigación algunos estudios hablan de 152 millones de blogs. Y además se crean dos blogs cada segundo. O sea que ahora hay 90 blogs más que cuándo comenzaste a leer este artículo.
Si estás pensando en un blog para tu empresa la pregunta más importante es cuántos blogs tienen tus competidores y que tan populares son.
Si son muchos quiere decir que hay muchos lectores y es una buena noticia. Si hay pocos quiere decir que debes apurarte para ser de los primeros y conseguir muchos lectores… y también es una buena noticia.

¿Cada cuánto tiempo se debe publicar un artículo en un blog?

Todo depende de los objetivos que estés buscando con el blog. Si es un blog que documenta tus viajes debes publicar cada vez que viajes.
Como regla general si es un blog para tu empresa deberías escribir al menos un artículo cada mes. Creo que lo ideal es escribir entre 3 y 5 artículos a la semana. La frecuencia de publicación impacta cómo te tratan los buscadores y mientras más frecuentemente publiques más fácil te van a encontrar tus lectores.

¿El blog debe estar dentro de mi sitio web?

Creo que esta pregunta se refiere al manejo de las direcciones web. Algunas empresas tiene su dirección web y tienen otra dirección distinta para el blog. Es decir, tienen algo como:
  • sitio web: miempresa.com
  • blog: miempresa.blogspot.com
Otras empresas tienen el blog en el mismo dominio:
  • sitio web: miempresa.com
  • blog: miempresa.com/blog
Aquí lo importante es cuál es el objetivo que busca la empresa con el blog. Creo que las dos formas pueden funcionar. Lo importante es que se generen los contenidos que sean valiosos para los lectores que buscas.

Deja una respuesta