8 secretos infalibles para escribir blogs atractivos

Escribir para la web es un acto de seducción. Tienes 10 segundos para atrapar la atención de tu lector y persuadirlo de que puedes ofrecerle algo que le interesa.  Si lo logras, tienes 3 minutos más para colmar sus expectativas a tal punto que siempre quede con ganas de volver.
Para alcanzar esa conexión con un visitante de tu página web no tienes que ser un escritor experimentado.  Si sientes pasión por lo que haces, ya tienes la mitad de la carrera recorrida. El resto del camino podrás transitarlo con un poco de dedicación y estas sencillas sugerencias:

Elige un tema útil y aférrate a él

Cada publicación de tu blog debe saciar una necesidad o resolver un problema a tus clientes.  El lector mantendrá su interés si eliges un tópico valioso y lo explicas suficientemente.

Escribe con claridad y sencillez

Olvídate de las palabras rebuscadas y las asociaciones complejas. Las personas buscan simplificarse la vida en Internet. Un texto claro, con un vocabulario sencillo, facilitará la lectura de temas triviales o complejos.

Desarrolla una idea por párrafo

Organiza los conceptos que deseas compartir sobre un mismo tema y expresa uno en cada párrafo.  Eso permitirá  tu sitio web sea más fácil de usar y mantendrá al lector interesado.

Usa palabras claves

Las palabras claves son fundamentales para los humanos y las computadoras. Ayudan a tus visitantes a entender cuál es el objetivo de tu página web y permiten que buscadores como Google o Yahoo te encuentren cuando una persona busque tus servicios.

Sé subjetivo

Usa tu singularidad para destacar. Los blogs están hechos por y para personas que tienen experiencias de vida, que se equivocan, rectifican y vuelven a intentar.  Identifica esas vivencias valiosas que te han hecho crecer como persona y como profesional y compártelas con tu audiencia.  Tu cliente lo apreciará.

Piensa en un buen título

El título es la frase más importante del texto.  Es el mensaje que hará que el visitante se quede a leer lo que deseas contarle o continúe navegando en la búsqueda de contenidos más atractivos para él. No hay fórmulas sencillas pero si usas tu palabra clave y eliges verbos en presente vas por buen camino.

Evita la monotonía

Las listas, los intertítulos, los gráficos explicativos, las negritas, los enlaces dan vitalidad al texto. Enumera sólo cuando creas que leer en un orden específico ayuda a la comprensión del mensaje. De lo contrario, permite que tu cliente decida qué prefiere explorar primero.

Ahorra tiempo y tinta

El experto en usabilidad de la web Jakob Nielsen recomienda la economía del lenguaje a la hora de escribir en tu página web.  Sus estudios señalan que una persona tarda 3 minutos en leer un artículo corto de 600 palabras y unos 5 minutos en leer un texto de mil. Eso significa que cada línea debe tener un propósito si deseas que tus clientes te acompañen hasta el punto final.
Ayúdame compartiendo este blog con todos tus amigos para que le llegue a más gente.

Deja una respuesta