Ponle Ritmo a tu Negocio para Aumentar las Ventas

Mantener el ritmo adecuado en la relación con los clientes aumenta tus ventas y en este video te contamos cómo hacerlo.

Algunos clientes saben exactamente lo que quieren y llegan listos para comprar. Otros está buscando información y todavía no saben cuándo van a comprar.
Cada cliente tiene su propio ritmo para realizar el viaje de decisión que culmina en la compra.
Como emprendedores muchas veces nos olvidamos de este principio y tratamos de imponer un único ritmo a todo el mundo.
Como cuándo uno llega a una tienda y el vendedor comienza a perseguirte sin importar que le hayas dicho 10 veces “estoy viendo!!”.
Te sientes perseguido y quieres alejarte de esa tienda.

Multiplicación de la Energía

En cambio cuándo una empresa fluye con el ritmo de la persona cada pequeño esfuerzo se multiplica con la energía del cliente. Los físicos llaman a este fenónemo “resonancia”. La mejor forma de entenderlo es cuándo se está meciendo a alguien en un columpio. Si ponemos la energía con el ritmo adecuado, cada vez se mece más alto y rápido. Si lo empujamos contra el ritmo no hay forma ni manera que se mueva más rápido.
Para encontrar el ritmo adecuado es muy importante escuchar y estar atento a las señales que nos dan nuestros clientes.
En el Mercadeo Oportuno te proponemos unas prácticas sencillas para respetar el ritmo de cada cliente:

Piensa en el cliente sólo cuándo te dé Señales

Dedica toda tu energía a atender a un cliente que te dio alguna señal de interés, pero sólo en el momento de atender esa señal. Evita estar “haciendole mente” al cliente tratando de adivinar cuáles son sus motivaciones o esperando ansioso su respuesta.
Cuándo recibes una llamada, un correo o te reúnes con un cliente, tómate el tiempo para definir la próxima acción y colócala en tu agenda.
De esta manera te olvidas del cliente hasta que llegue el momento adecuado. Así te evitas el riesgo de estar persiguiendo al cliente y transmitiéndole tu estrés por vender.

No hagas contactos directos “en frío”

Los gringos llaman “cold calls” a esas llamadas o contactos que se hacen sin ninguna relación previa.
Cómo cuándo alguien toma una guía telefónica y comienza a llamar gente. O cuándo compras una lista de correos electrónicos y comienzas a enviarle mensajes.
Esto es una pérdida de tiempo para tu empresa y para el cliente. Contacta directamente sólo aquellas personas que te estén esperando.

Entrega valor para mantener la relación viva

Regularmente entrega valor a tus clientes para que se acuerden de tu empresa y se sientan beneficiados con la relación.
Puedes hacerlo con un boletín, un canal de video, o cualquier otro formato que te permita mantener en contacto sin fastidiar a tus clientes.

La importancia del ritmo

Todos los que vivimos en latinoamérica y españa tenemos el ritmo en nuestra vida cotidiana.
Desde el Tango pasando por la Samba, llegando hasta el bolero, la salsa y el reggeaton el ritmo lo llevamos en la sangre.
Ponle atención al ritmo de tus clientes y veras como aumentan las ventas con relaciones más fluidas.

Deja una respuesta