Aeropuertos: conectividad a prueba de todo

¿Ha probado volar sin equipaje o sin tiquete? suena difícil, pero pruebe volar sin información y conocerá lo imposible.
Schneider Electric sabe que los aeropuertos requieren gran cantidad de datos para su perfecto funcionamiento, información que debe fluir constantemente y a los lugares precisos para permitir que los aviones lleguen y salgan, que los pasajeros se registren y encuentren sus maletas y que la seguridad sea una constante en todos los procesos intermedios.

Para lograrlo, entre los componentes importantes para que todo funcione en un aeropuerto, están los centros de datos, herramientas que permiten que todos los procesos funcionen con precisión milimétrica dentro y fuera del aeropuerto.

Por esta razón, João Carlos de Souza Marques, experto en  gestión de información para los aeropuertos en Schneider Electric, comenta que “en realidad, un aeropuerto es como una pequeña ciudad en la que se manejan de forma simultánea infinidad de sistemas, más allá del despegue y aterrizaje de aviones. Por ejemplo, hay aeropuertos que tienen trenes para conectar las terminales; la ventilación y el clima también son elementos importantes en, se requieren cientos de cámaras de seguridad para vigilar todas las áreas; aparte de ser una exigencia el monitoreo constante del clima, más la necesidad de requerir conectividad para los pasajeros, una capacidad constante de realizar transacciones de todo tipo, en los mostradores de las aerolíneas y en las tiendas, entre otros.”

Un centro de datos exigente

Según el experto, se requieren para la operación de un aeropuerto mediano, al menos 200 aplicaciones específicas para el funcionamiento de sus principales procesos. Para albergar este volumen son necesarios al menos mil servidores ubicados en gabinetes o racks que a su vez deben mantenerse seguros, aireados, con una temperatura constante y proveídos de energía sin interrupciones.
“Los servidores de misión crítica albergan las operaciones más importantes de los aeropuertos. Las comunicaciones, por ejemplo no solo se trata de servicios basados en telefonía IP, por ejemplo, sino también en sistemas encriptados que utilizan señales de radio y criptografía, como mecanismo de seguridad embebida, para cada mensaje”, afirma el experto.

De la misma forma, se requiere para el bienestar y la satisfacción del staff del aeropuerto, las aerolíneas y demás personas que trabajan en el instalación, como de los pasajeros y personas acuden al aeropuerto, la provisión de servicios que a simple vista suenan muy básico, pero que en la práctica, de su operación depende la calidad e incluso la reputación de una terminal aérea.

“A las tiendas y restaurantes del aeropuerto, debemos agregar la conectividad que requieren negocios como los alquileres de vehículos, los estacionamientos tanto públicos como para los empleados, los sistemas de meteorología y seguridad y los mecanismos de comunicaciones con los aviones en tierra”, agrega João Carlos.
Debemos tener en cuenta sistemas como la automatización de edificios. Al respecto, Schneider Electric ha apostado por la convergencia bajo protocolos de internet, con el fin de hacer más eficiente y flexible la gestión de los sistemas existentes y los que puedan surgir en el futuro, particularmente los modelos basados en sistemas SCADA y ADMS, para optimizar la distribución de la energía de forma eficiente y avanzada. “Antes todos los sistemas en los aeropuertos eran aislados y funcionaban a su manera. Con un modelo de Building Automation, como el que ofrece Schneider Electric y sumado a centros de datos de punta, los edificios aeroportuarios pueden aportar información valiosa sobre temas como la gestión de las maletas, usando sistemas complejos de automatización basados en códigos de barras  o RFID, entre otros”, dice Souza.
De cualquier manera, no es necesario que el aeropuerto sea nuevo para contar con los avances tecnológicos que Schneider Electric puede aportar. Según João Carlos de Souza Marques “Las terminales aeroportuarias pueden adaptar los sistemas de gestión más avanzados. Antiguamente estos cambios eran temidos por sus altos costos, pero en la actualidad, la eficiencia y los beneficios que aporta las nuevas tecnologías hacen que esta percepción cambie  poco a poco”.

¿Cuál es el centro de datos más adecuado para un aeropuerto?

Por razones de seguridad, una terminal aérea debe contar con respaldo de la información y una gestión eficiente de los sistemas y procesos intrínsecos a su actividad. Así, no es de extrañar que los aeropuertos más avanzados y complejos del mundo, cuenten con centros de datos categoría IV, lo cual garantiza mayor seguridad, confiabilidad y escalabilidad en las operaciones.
Pero un aeropuerto pequeño perfectamente, puede contar con seguridad y redundancia en su plataforma e infraestructura, con lo cual un centro de datos tier 2 es adecuado.

“Desplegar un centro de datos significa generar nuevas dinámicas en un aeropuerto. Por ejemplo, en la gestión de la información se pueden lograr ahorros hasta del 30% en gastos de energía. De igual manera tener un centro de datos actualizado, puede lograr un PUE por debajo de 1,10, logrando impactos impresionantes en cuanto a la gestión de energía. Por eso, las operadoras de terminales aéreas deben analizar las inversiones y de operación con proyección a 20 o 30 años y analizar los ahorros y la eficiencia que se gana actualizando sus centros de datos”.

Para esto, simplemente deben seguirse las exigencias de entidades de certificación tales como TIA, LEED y Uptime Institute, principalmente. Schneider Electric tiene experiencia en estos modelos y puede aportarla a los proyectos que sean convenientes. “América Latina se está transformando rápidamente en un foco de desarrollo importante para la economía mundial y la puerta de entrada para los inversionistas son los aeropuertos. Estar preparados para mejorar la interacción y los negocios es una necesidad ya sea en Colombia o en cualquier destino y agregarle información a este destino lo hace invaluable”, concluye el experto en soluciones avanzadas de Schneider Electric.

Deja una respuesta