6 pasos para evitar que las fotos de su teléfono terminen en internet

¿Cuántas fotos hay en su celular? ¿Decenas? ¿Cientos? ¿Miles? 

 
¿Están Sus fotos a salvo? La posibilidad de sufrir una filtración no es extraña en estos días. 
Cada vez que tomamos una foto, queda registrada en la memoria del teléfono. Y no solo eso. Muchas veces, las imágenes se almacenan en la nube de manera automática.
Eso garantiza que queden guardadas… pero implica algunos riesgos.
Por ejemplo, ¿qué ocurre si un hacker accede a ellas? Entre otras cosas, existe el riesgo de que intente extorsionarte para conseguir dinero a cambio -sobre todo si la foto es comprometida o es de algún documento importante- o de que seas víctima de una suplantación de identidad.
A medida que las técnicas de los hackers se modernizan y perfeccionan gracias al avance de las nuevas tecnologías, aumenta la posibilidad de que pueda sufrir un hackeo.
De hecho, incluso a Jennifer Laurence, Kirsten Dunst y otras actrices famosas de Hollywood les ha ocurrido. Fue el caso «celebgate», un escándalo de filtración destapado que afectó a más de 100 famosos.
1. Desactive la sincronización automática
Cuando su celular se conecta a internet, sus fotos y videos se sincronizan por defecto con los servicios en la nube de iCloud, Google y otros servicios como Flickr o Dropbox.
Esto le permite guardar las imágenes fácilmente, tener una copia de seguridad y no depender únicamente del espacio que le quede libre en el teléfono.
Pero puede evitar que las fotos se carguen automáticamente y hacerlo solo manualmente para controlar mejor qué hay en ese espacio (y asegurarse de que solo se almacena el contenido que a usted le interese).
Para ello, busque entre las opciones de ajustes del teléfono en Google+ (si es un Android) y en iCloud (si es un iPhone).
«Si no quieres que algo se comparta en internet, debes ser extremadamente cuidadoso con la sincronización automática», explican desde el sitio web británico Digital Spy.
Siempre puede optar por volver a activar esa opción cuando desees.
2. Active la verificación en dos pasos
Tener una contraseña segura es importante, pero a veces no basta.
La manera más fácil para los hackers de acceder a sus archivos es hacerlo burlando su contraseña (por eso es mejor que contenga siempre letras mayúsculas y minúsculas, números, y que no sea muy obvia).
Pero la verificación en dos pasos le permite instalar un código adicional para ponérselo más difícil a los hackers y usuarios malintencionados.
En Google puede hacerlo dentro de la opción «Mi cuenta» (dentro del menú principal, arriba a la derecha) y en Apple, a través de iCloud, y puedes activarlo también en otros servicios donde almacenes fotos, como Facebook o Microsoft.
3. Controle la actividad de sus apps
Las aplicaciones que tiene instaladas en el celular también pueden tener acceso a sus fotos. Algunas de las más populares son Facebook, WhatsApp o Instagram, pero hay más.
Para saber si eso ocurre, si tiene un iPhone, busque entre las opciones de privacidad de tu teléfono, y de ahí en «Fotos» y elimine el acceso de aquellas apps que no quieres que lo tengan. De esta forma evitará que sus imágenes sean compartidas con los servidores web de esas aplicaciones.
También puede restringir el acceso de aplicaciones como Facebook o WhatsApp. Foto: BBC 
Si usa un dispositivo Android, deberás comprobarlo a través de cada aplicación (una por una).
La tarea no es particularmente difícil, aunque puede ser algo engorrosa, pero le permitirá tener un mayor control sobre las imágenes que compartes con las diferentes plataformas que tienes instaladas.
4. Oculta tus fotos en carpetas invisibles
Existen opciones para esconder los archivos de su celular o tablet a través de los llamados «ocultadores de fotos». Picture Safe y Private Photo Vault (para dispositivos iOS) 0 Hide Something y KeepSafe (Android) son algunos ejemplos.
Estos sistemas le permiten establecer un código PIN o táctil para acceder a algunas fotos, y fortalecer así su privacidad.
La desventaja es que no podrá ver las colecciones de fotos en el orden que desee, pero le permitirán almacenarlas de forma segura.
5. Borre los metadatos de sus fotos
Sus fotos incluyen datos ocultos que indican cuándo y dónde fueron tomadas, o el modelo de cámara que se usó. Son los metadatos y revelan información que no siempre es evidente.
Si no quiere que se conozcan esos datos, puede usar apps como Image Privacy (Android) o GeoGone (iOS) para borrarlos.
El proceso apenas toma unos segundos y puede hacerse con varias imágenes al mismo tiempo.
6. Bloquee la pantalla de su teléfono
Otra forma de proteger los archivos es bloquear la pantalla con su huella digital, con sistemas de reconocimiento facial o con patrones de bloqueo.
Puede parecer obvio, pero este método no solo le servirá para proteger tus fotos y videos, sino también para que todo lo que almacene en su celular esté más lejos de caer en manos malintencionadas.
En lo que a seguridad informática se refiere, menos nunca suele ser más.

Deja una respuesta