Televisión pirata: un mal que acecha al mercado norteamericano

Un estudio reveló que los servicios de piratería televisiva están siendo utilizados en un 6,5 por ciento de los hogares de Canadá y Estados Unidos con acceso de banda ancha. Esto le cuesta a los proveedores legítimos miles de millones de dólares al año. Además, la televisión pirata es aparentemente responsables de más tráfico que las descargas en torrents

Se cree que puede haber 7 millones de suscriptores estadounidenses y canadienses de servicios de televisión pirata. Estos cuestan generalmente alrededor de 10 dólares al mes. Ese es el equivalente a 840 millones de dólares de ingresos al año. Así lo reveló un análisis de Sandvine, compañía que vende equipos a proveedores de banda para controlar la congestión de red. 
“Nuestra investigación revela que a través de múltiples redes de acceso fijo de nivel 1, el 6.5% de los hogares se comunican con servicios conocidos de piratería televisiva, y estos servicios representaron más del 6% del tráfico descendente en las horas pico de la noche”, resalta Sandvine en su informe. 
Es difícil saber cuántas personas que usan servicios piratas comprarían un paquete tradicional de televisión por cable o satélite si la opción de piratería no existiera. De acuerdo con Ars Technica, si todas esas personas compraran un paquete de TV legal por 50 dólares al mes, eso equivaldría a otros 4,2 mil millones de ingresos al año para los proveedores de televisión legales de Estados Unidos y Canadá. 
¿Cómo funciona la ‘televisión pirata’? 
Algunas cajas de televisión pirata seguirían funcionando aunque el usuario no esté viendo contenido. 
Los servicios piratas intentan replicar la experiencia de televisión en vivo ofrecida por los proveedores de cable y satélite. Eso incluye eventos deportivos en vivo, que a menudo solo se pueden ver legalmente mediante la compra de una suscripción tradicional de televisión de pago. Además de los deportes en vivo, Sandvine encontró un uso significativo de los servicios de televisión pirata para ver televisión premium, como ‘Game of Thrones’ de HBO, canales de noticias y contenido internacional. 
Esto podría explicar por qué el número de suscripciones de televisión por cable y satélite ha estado cayendo en los últimos años. Los servicios de televisión pirata pueden cobrar precios mucho más bajos que las compañías de cable y satélite porque no les pagan a los programadores por el contenido, señaló Sandvine. 
Por último, el estudio señala que el uso de televisión ilegal sigue siendo bajo en comparación con los servicios de streaming legítimos como Netflix. Sandvine cree que “estos servicios de piratería de video y televisión representan una amenaza real para las fuentes de ingresos de los proveedores de servicios de comunicaciones”.

Deja una respuesta